viernes, 4 de septiembre de 2020

Los anuncios televisivos de videojuegos

Release the Tarantino´s Super Mario Bros Cut!


¡Volvemos de las vacaciones en Joróbate Flanders! Como ya sabréis, nos gusta hablar de diversos detalles no tan habituales en lo que son nuestros temas estrella.

Así, en pasados artículos comentamos trailers de cine, o uno de los grandes éxitos de la historia del blog, el homenaje nostálgico a los VHS de videojuegos.

Hoy se podría decir que vamos a coger un poco de cada tema, ya que trataremos algo que antes de internet era nuestra principal fuente para enterarnos de los nuevos lanzamientos si no teníamos la revista de ese mes a mano: la televisión.

Algo que me llama la atención cuando veo los primeros anuncios a principios de los 80 es como, de alguna manera, todo acaba volviendo. 

Si hoy nos hemos acostumbrado a que Nintendo haga spots sencillos buscando ante todo una experiencia familiar con la que ampliar cuota de mercado, ya en la prehistoria del mundillo Atari lanzaba anuncios así tanto en EEUU como en España, donde a día de hoy (gracias a uno de los interesantísimos programas de archivo de RTVE) contamos en Youtube con este único anuncio de la mediocre adaptación a 2600 de la recreativa Pacman que contribuyó a grabar a fuego el cariñoso apodo con el que se le conocía popularmente aquí, "Comecocos".






Con el paso del tiempo, la publicidad de Atari se fue volviendo algo más extraña, encontrando desde este "nerd" demasiado entusiasmado con el primer juego de Star Wars a un Spiderman con reminiscencias del Batman de Adam West.

El más espectacular (que todavía hoy sorprende más allá de la dudosa calidad del juego en sí, de nuevo una fallida adaptación de un arcade) era Pole position, donde un misterioso ser salido del cielo obliga a una familia a competir en auténticos monoplazas en el célebre sacacorchos de Laguna Seca.




Mad Max 5: próximamente en los mejores servicios de streaming





Una vez que esta primera burbuja norteamericana explotó (y no, ET no tuvo ni mucho menos toda la culpa de ello) y con la Famicom aún muy lejos de llegar a Occidente, en Europa llegaba la edad de oro de los ordenadores 8 bits: Spectrum, MSX, Amstrad... con sus juegos en cintas de casette que no siempre eran fácil hacer funcionar a la primera. Así se anunciaban una de estas máquinas que tanto recuerdan aún con nostalgia los que las conocieron.






Muchas fueron las compañías y distribuidoras que surgieron en aquel corto pero intenso periodo en España, y muy pocas las que sobrevivieron al cambio de generación a las 16 bits en los 90. Una de las más importantes entre estas últimas fue Dinamic, que en una astuta jugada comercial, empezó a vender en los kioskos como si de una publicación deportiva se tratara lo que en realidad se convertiría en el gran hito del videojuego patrio: PC Fútbol, con el recientemente fallecido Michael Robinson como patrocinador.






En esos años por fin SEGA y Nintendo desembarcaban en nuestro mercado con Master System y NES. Aquellas primeras publicidades de la "gran N" resultaban bastante ingenuas incluso para los estándares de la época. Anuncios destinados a un público muy infantil.

Las de su gran rival eran algo mejores, si bien podían ser algo confusos ya que ni siquiera decían el nombre de la consola, siendo quizá este anuncio de ¿1991? el causante de que durante bastante tiempo llamaran "SEGA" a MS en Hobby Consolas.






Con la llegada en 1992 de Super Nintendo, SEGA empezó a adoptar el mismo tipo de publicidad agresiva con el que en EEUU habían resaltado la diferencia técnica entre Mega Drive (o como se la conoce allí, SEGA Genesis) y NES.

Aunque aquí no se podía mencionar directamente a la competencia (salvo si eres Don Simón) , campañas como Canal pirata SEGA o Bienvenido al próximo nivel eran claras referencias indirectas, con frases como "para los que supimos elegir" o chistes sobre la pantalla verdosa de Game Boy en contraste a los colores de la incomprendida Game Gear.




Eso sí, el Aladdin es el de MD





Aunque Nintendo nunca llegó a tales extremos (salvo el lanzamiento del primer Donkey Kong Country) sí que fue adoptando poco a poco ese peculiar sentido del humor.

Un claro exponente de esto fue la saga Pokemon, con anuncios donde veíamos a un autobusero aplastarles en su vehículo para conseguir "hacerse con todos" o un Pikachu cazador furtivo que probablemente haya inspirado no pocos fanfics en Reddit del compañero de Ash Ketchum pasándose al bando del Team Rocket.

Pikachu también hace su aparición en el que seguramente sea mi favorito de todos, al que encabeza este artículo: ¿como anunciar una idea en aquel momento tan disparatada como un videojuego de lucha protagonizado por Mario, Luigi y compañía? Satirizando y deconstruyendo la imagen infantil que aún tenían en ese momento pese a juegos como Shadowman o la saga Turok. Esto era el primer Smash Bros en Nintendo 64.







Por supuesto, no podía terminar este artículo sin mencionar a Sony, que, si cambió todo en el mundo de los videojuegos, en la forma de promocionarlos no iba a ser menos. 

Unos anuncios en los que la experiencia jugable parecía ser lo de menos, y que sin embargo sabían crear mejor que nadie una sólida imagen de marca en gente que no había jugado nunca, o que al menos no reconocía hacerlo. Anuncios protagonizados por el bebé CGI más terrorífico después de Tin Toy de Pixar o una mujer extraterrestre.






Como siempre, podéis recordar otros anuncios en los comentarios. Dedicado a la memoria de Michael Robinson y Chadwick Boseman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El comprador de Springfield: Caída y resurección de Xbox. ¿La era del Game pass?

  Bienvenidos una vez más al espacio de noticias y opinión de Joróbate Flanders. Como pasa el tiempo. Estamos cada vez más cerca del fin del...