viernes, 25 de septiembre de 2020

El comprador de Springfield: Caída y resurección de Xbox. ¿La era del Game pass?


 


Bienvenidos una vez más al espacio de noticias y opinión de Joróbate Flanders.

Como pasa el tiempo. Estamos cada vez más cerca del fin del mundo de ver una nueva generación de videojuegos, la novena ya. Playstation 5, pese a una mala comunicación inicial por parte de Sony (como aquel absurdo evento a horas intempestivas para presentar el logo de la máquina) parecía ya antes de empezar arrancar con gran ventaja tras el gran dominio de la anterior etapa, donde únicamente el arreón final de Nintendo con Switch impidió que estuviéramos hablando de números de la PS2. 

Sin embargo, en vísperas del Tokio Game Show, y a horas de abrirse las reservas de Xbox Series S y X, Microsoft daba la gran noticia del año, de la que ni siquiera había el más mínimo indicio: la absorción multimillonaria de la prestigiosa compañía Bethesda, dueña de franquicias de la talla de Fallout, Doom o The elder scrolls. Juegos que ahora formarán parte desde el día de lanzamiento, como cualquier exclusivo de la marca, del Game Pass.




Parece que fue hace una vida, pero solo hace 7 años del comienzo de la octava generación. De aquel día en que Microsoft se boicoteó a sí misma de forma solo comparable a los spoilers del trailer de Terminator Genesis. Una presentación de Xbox One que parecía más orientada a vender aplicaciones multimedia y derechos deportivos (exclusivos estos últimos de EEUU) que a explicar qué juegos había (entre los que cabía destacar Forza Motorsport 5 o Ryse: Son of Rome) llenaron Youtube y redes sociales de memes al respecto. 

Con todo, lo peor no era esto, sino políticas (afortunadamente descartadas) como la necesidad de que la consola estuviera conectada 24 horas al día a internet, lo que alimentaba teorías de la conspiración en torno a otro punto controvertido del sistema que sí se mantuvo: la inclusión del fallido periférico Kinect, que elevaba el precio de lanzamiento a los 499$. 

El anuncio de que PS4 costaría 100 dólares menos y un burlón vídeo sobre las restricciones que también iban a existir sobre los juegos de segunda mano hicieron el resto, y ni siquiera los episodios tanto de The big bang theory como South Park en torno a la guerra de consolas en los cuales Xbox One parecía salir mejor parada cambiaron su mala imagen. Si a eso le uníamos el ¿injusto? desastre comercial de Wii U, nos encontrábamos con un escenario en que Sony había ganado antes de empezar.



Las cancelaciones tampoco ayudaron


Mientras que Nintendo no tardó en tirar la toalla a la espera de tiempos mejores con 3DS manteniéndola a flote (llegando a existir presiones para que sus exclusivos fuesen multiplataforma) Microsoft inició una serie de cambios en torno a lo ya existente. 

El polémico Don Mattrick (quien en su día dijo despectivamente que "tenemos una consola para los que no tengan conexión a internet, se llama Xbox 360") era sustituido como CEO de la división de videojuegos por Phil Spencer, y apenas un año después ya había sido lanzada una primera revisión de Xbox One sin Kinect poniéndose al mismo precio que la competencia. 

Posteriormente en 2016 llegaba Xbox One S, con un tamaño más reducido, por fin con fuente de alimentación interna (por lo que ya no había necesidad de enchufes de gran tamaño) HDR y lector de blu ray 4K, en un momento en que apenas había películas en el mercado y el precio de los reproductores era muy elevado.





Pero la verdadera revolución llegó un año más tarde. Ya estábamos acostumbrados a que servicios como Xbox Live Gold o Playstation Network nos regalaran juegos cada mes, ya fueran de mejor o peor calidad. Game Pass era un paso más. Por una cuota mensual, podíamos disfrutar de un alquiler de los juegos exclusivos de la máquina, lo que se conoció como "el Netflix de las consolas". Además, a finales de año llegó la tercera y más ambiciosa revisión del sistema, el "project Scorpio" Xbox One X, la consola más potente de la generación, con la posibilidad de jugar a 4K.

No fue hasta un año después que Sony incluyó la descarga de juegos de PS4 en el servicio Playstation Now, mientras que los rumores iniciales de una oferta similar en Switch terminaron en un simple emulador de juegos de NES y Super Nintendo con títulos que en buena parte ya eran accesibles en las respectivas consolas mini. Aunque ya era tarde para ganar la generación (incluso la portátil híbrida de la gran N, con casi 4 años menos de vida, ha terminado por superarles) ahora Xbox había recuperado parte de la buena imagen ganada con 360.




Hoy en día parece cada vez más claro que el futuro que Sony intentó adelantar fallidamente en su día con PSP Go ya está aquí, la era del fin del formato físico. Tanto PS5 como Xbox Series cuentan ya de salida con versión "all digital" sin ranura de discos, dando un paso más Xbox y lanzando una versión aún más económica reduciendo las especificaciones de la máquina. 

Aunque esto puede parecer que lastrará la calidad de los títulos de Xbox Series X, o que esta última no aprovechará toda la potencia, como ya ocurrió en PS4 Pro y Xbox One X, es un escenario distinto, ya que esta versión reducida de Xbox, comparte arquitectura con su hermana mayor, disponiendo del mismo procesador, y “solo” notando la merma de características en su memoria RAM y gráfica, lo que supondrá menor resolución y tasa de frames, como ya indicaron a su lanzamiento.




Y en este nuevo escenario, Microsoft ya ha dado un primer golpe en la mesa incorporando al Game Pass a una compañía que abarca la friolera de 7 estudios diferentes, lo que ha eclipsado el ya de por sí interesante golpe de efecto que resultó la incorporación del EA Play. Y quien sabe si algún día a medio/largo plazo no se acabarán confirmando los eternos rumores de absorción de SEGA.

Es imposible saber aún quien ganará esta generación. Tendremos que ver como sigue funcionando Game Pass, lejos de sus trucos ofertas de inicio, teniendo a muchísimos usuarios pagando un euro por un año de servicio, aunque según declaraciones del propio Phil Spencer a principios de año, Game Pass es rentable y un buen negocio para la marca.

Pero en definitiva, algo ha cambiado. En un mundo en que los e-Sports mueven miles de millones al año, para Microsoft la marca Xbox ya no es solo una parte más de su gigantesco imperio informático. Ahora va a ser una de sus piezas clave. Y este nuevo escenario nos promete una lucha más interesante que nunca.

Algo en lo que los que jugamos saldremos ganando.

martes, 15 de septiembre de 2020

Grandes juegos basados en películas (2)

Hoy en Joróbate Flanders retomamos un tema de hace algo más de un año, el de películas que sí contaron con buenas adaptaciones videojueguiles:


Indiana Jones greatest adventures (SNES)




Al igual que ocurre con Star Wars, Indiana Jones, la otra gran creación de George Lucas, se ha prodigado con cierta asiduidad en el mundo gamer. Al fin y al cabo, su género de aventuras da mucho juego para ello. El más apreciado (y aún hoy son muchos los fans que lo consideran la verdadera cuarta parte) fue el extraordinario Fate of Atlantis de LucasArts, lanzado para ordenador en 1992. 

Pero no fue hasta la época de las 32 bits que el género de la aventura gráfica empezó a extenderse también a las consolas de sobremesa, y por tanto, para el salto a las consolas de 16 bits (originalmente también había una versión para Mega Drive que fue cancelada) se optó por algo que ya había funcionado muy bien con Star Wars: la acción plataformera.

Con un estilo de scroll lateral muy parecido al de Super SW (de hecho, siendo que ambos personajes fueron interpretados por Indiana Jones, el sprite era el mismo de Han Solo) Indiana Jones greatest adventures (que salió junto a Super Return of the jedi) adaptaba las 3 películas desde En busca del arca perdida, debiendo avanzar en esta para poder desbloquear El templo maldito y la última cruzada, cada una con 3 fases de entre 3 y 4 niveles cada una, con el característico látigo de Indy como principal arma, que además sirve para acceder a determinadas zonas.

Al igual que los títulos de la saga Skywalker, resultaba un juego particularmente desafiante, sobre todo en fases de conducción como la célebre escena de las carretillas de la segunda película. Y una vez más, no había forma de guardar la partida, por lo que había que aprenderse unos enrevesados password consistentes en caracteres griegos.






Dragon Ball Shin Budokai (PSP)





Sí, ya iba siendo hora de hablar de PSP en este blog. Aunque nunca pudo llegar a los espectáculares números de Nintendo DS (y así y todo, sus más de 80 millones de unidades vendidas quedan muy lejos de cualquier otra compañía que haya osado competir en el mercado de las portátiles) esta consola de gran arquitectura para la época nos permitió disfrutar durante años de franquicias de la talla de GTA, Final Fantasy o God of war con una calidad cercana a la de la mismísima Playstation 2. Con eso, era de esperar que antes o después llegara la gran referencia de la generación en el género de lucha: Dragon Ball Z, en pleno tardío éxito en EEUU.






Si DB Budokai y su sucesor Sparking (conocido como Budokai Tenkaichi en Occidente) adaptaban más o menos fielmente el canon del manganime (¡qué tiempos aquellos en que GT aún formaba parte del mismo!) la particularidad que tenía Shin Budokai y que le hace aparecer en este artículo es que el modo historia de este juego tenía como antagonista principal a Janemba, el villano surgido por la resurrección de las almas del infierno en la película Fusión, lo que suponía a su vez la inclusión por primera vez en un videojuego del amigo y rival de Goku en la saga de relleno del torneo del otro mundo, el misterioso guerrero Paikuhan. 

Además de esta opción principal (5 fases donde, además de Janemba, debes combatir contra Freezer, Cell, Boo y Broly) en las que ganabas objetos con los que fortalecer la fuerza y defensa de tu equipo de "Guerreros Z", contábamos con el modo "prueba Z" donde debías sobrevivir contra rivales cada vez más fuertes o superar a 10 en un determinado tiempo. Otro gran atractivo era el de transformarte durante las batallas con ciertos ataques para cada una de ellas, como el "puño del dragón" en el super saiyan 3. 

Su buena acogida dio pie a una secuela protagonizada por Trunks del futuro y numerosas versiones no oficiales creadas por fans, así como un spin off de DB Evolution que, ejem... es tan bueno como os estáis imaginando.








The Matrix: the path of Neo (multiplataforma)






Pocas franquicias han tenido un auge tan intenso y a la vez una caída tan rápida como fue Matrix. Aunque su secuela Matrix Reloaded tenía escenas tan o más espectaculares como su predecesora (como la persecución de los agentes a Morfeo y Trinity por una autopista o la batalla de Neo contra los infinitos dobles del virus conocido como "Smith") su desarrollo mucho más lento no gustó a buena parte del público y la crítica, por no hablar de lo incomprensible que resultaba la verborrea del "Arquitecto".





Con el fiasco en taquilla de Revolutions y la decepción añadida del primer videojuego de la franquicia (protagonizado por una personaje secundaria de la segunda y tercera entregas, Nyobe) poca atención se prestó en 2005 (ya a las puertas de la séptima generación) a Path of Neo. Al contrario que su antecesor, este shooter en tercera persona dirigido por las hermanas Wachowski y desarrollado por Dave Perry, como su propio nombre indica, permitía manejar al protagonista interpretado por Keanu Reeves en su evolución desde el hacker Thomas Anderson al elegido para salvar Zion de la tiranía de las máquinas. Según ibas avanzando en el juego, adquirías nuevas habilidades.

Este juego no es una adaptación como tal de la trilogía, sino una visión alternativa de la misma a través de diferentes momentos clave, como el aprendizaje virtual de kung-fu, el esquivar balas, la ya mencionada pelea campal de Reloaded... todo ello acompañado con escenas de vídeo tanto de las mismas como del recopilatorio Animatrix. 

De esta forma, el algo confuso final de Revolutions era sustituido por otro "más de videojuego" que en ambos casos no spoilearé por si alguno aún no lo sabe. Una curiosa pieza de coleccionista para incondicionales que quizá, con la futura cuarta entrega dentro de 2 años, tenga por fin la reivindicación que se merece.





Como siempre, podéis sugerir más juegos en los comentarios.

viernes, 11 de septiembre de 2020

Revisitando Los Simpson. Tercera temporada




Llegamos en Joróbate Flanders en nuestro revisionado cronólogico de Los Simpson a la tercera temporada.

Considerada por muchos fans la primera de las denominadas "clásicas", resulta ciertamente de lo más interesante de ver. Reaparecían personajes como el hermano de Homer, Herb "Tito Herbito" Powell (voz de Danny DeVito en la VO), o el Actor Secundario Bob (Kelsey Grammer, convertido ya en el villano por excelencia de la serie con permiso de Monty Burns) en "Viudo negro", donde se casa con la hermana de Marge, Selma, por su dinero.

La serie se encontraba en un gran momento de audiencias en EEUU, superando ya de forma habitual a la sitcom de Bill Cosby, del que hacen alguna que otra referencia a lo largo de estos 24 episodios, como cuando Homer dice que él en el entrañable "Sábados de trueno" (primer capítulo que recuerdo haber visto en su día) que "si es tan buen padre como gracioso, lo llevamos claro" cuando le recomiendan un libro suyo de consejos sobre paternidad, así como el personaje del doctor Julius Hibbert, con una familia y forma de vestir muy parecidas al del prota de dicha serie.






Pero, pese a este gran momento de creatividad y repercusión de la serie (algo que se parodia en cierto momento del primer corto de "La casa árbol del terror II" las cosas a nivel interno no iban tan bien como pudiera parecer. 

Según explica Mike Reiss en su libro "Springfield confidencial", el triunvirato fundacional de showrunners formado por Matt Groening, James L. Brooks y el fallecido Sam Simon se rompía en términos no muy agradables (siendo sustituidos en la T3 y 4 por el propio Mike y, ya entonces, Al Jean) al considerar este último (no sin cierta razón) que los guionistas entre los que él se encontraba, los que habían convertido que unos sketches para ir a publicidad se convirtieran en una de las grandes comedias de la historia, recibían muy poco crédito mediático en comparación a Matt, quien en esta temporada escribiría el que sería el único trabajo en solitario de sus 4 episodios en toda la historia de Los Simpson.

¿Os suena todo esto? Efectivamente, incluso de crisis internas, un equipo en estado de gracia conseguía sacar un episodio memorable, que todavía hoy se puede encontrar en cualquier top5 de la serie. En "El flameado de Moe", Homer le revela al tabernero Moe Szyslack, más arruinado que nunca, su receta secreta de un cóctel mezclando diversas bebidas alcohólicas con un jarabe infantil para la tos y por último prenderle fuego. 

El bar se convierte en el sitio de moda de Springfield hasta que la amante de Moe (una nueva camarera que parodia el personaje de Shelley Long en Cheers, serie referenciada aquí en todo momento) le exige vender la receta a una cadena de restaurantes y darle la mitad del dinero a un Homer al que hasta entonces no para de ningunear. 

Sin embargo, este, cada vez más furioso y enloquecido por la actitud de su amigo (memorable momento aquel en que "se pone sarcástico" con su mujer Marge) rompe el acuerdo al revelar la sencilla verdad sobre el "ingrediente secreto" durante un concierto de Aerosmith en la taberna.






Y es que, tras 2 primeras temporadas donde Bart tenía todo el protagonismo, es aquí cuando su padre alcanza el verdadero papel principal en la serie, teniendo otros memorables episodios como "Homer bateador" (donde Burns intenta amañar un partido de béisbol contratando para su central nuclear a diversos jugadores profesionales del momento como José Canseco o Ken Griffey Jr entre otros) o "Definición de Homer", donde acaba apareciendo literalmente en los diccionarios como ejemplo de "tener suerte" al reconocer que su "heróica" actuación resolviendo una crisis que hubiera destruido todo el pueblo fue dándole a un botón al azar.


También irían apareciendo a su vez nuevos personajes, como Tony el Gordo (Joe Mantegna) que protagonizaba en "Bart, el asesino" una aguda parodia de la película "Uno de los nuestros". Además, al final del episodio, un jovencísimo Neil Patrick Harris (sí, Barney) interpreta a un ficticio Bart en la típica TV Movie de fin de semana.







Y de nuevo esta temporada marca un punto de inflexión más en el complejo desarrollo de Montgomery Burns. Si en la temporada anterior su frustrada carrera política le convirtió en enemigo de Homer (al menos, hasta la próxima vez que le olvide) aquí el personaje da otro giro de tuerca cuando, tras sincerarse Waylon Smithers con el inspector de seguridad del 7-G, este malinterpreta sus palabras poniendo la central en el punto de mira de unos empresarios alemanes que le hacen una irrechazable oferta de 100 millones de $, lo que supone el despido de Homer.

Cuando Burns va a Moe´s para pavonearse de ser aún más multimillonario, lo único que se encuentra es que Homer le humilla para deleite de Bart y sus amigos, recomprando la central a mitad de precio a los alemanes, espantados por sus graves deficiencias. Y es que para él su posición económica es lo de menos. Necesita ser odiado y temido por ello. Así, readmite a Homer para algún día vengarse de él.







Por último, cabe destacar en cuanto a la situación de Los Simpson en España que esta sería en 1994 la última temporada que llegó a emitir TVE2, además del primer gran cambio en el reparto de doblaje: Amparo Soto abandonaba por el gran desgaste que le producía en la voz doblar a Marge y sus hermanas Patty y Selma, siendo sustituida por Begoña Hernando, que se mantendría hasta finales de la T6 por idénticos motivos.

Una gran temporada la 3. No mi favorita, pero sí la que me hizo empezar a disfrutar de verdad de esta serie, que no es poco. Próximamente, la T4. Dedicado a la memoria de Sam Simon y Michael Jackson.

viernes, 4 de septiembre de 2020

Los anuncios televisivos de videojuegos

Release the Tarantino´s Super Mario Bros Cut!


¡Volvemos de las vacaciones en Joróbate Flanders! Como ya sabréis, nos gusta hablar de diversos detalles no tan habituales en lo que son nuestros temas estrella.

Así, en pasados artículos comentamos trailers de cine, o uno de los grandes éxitos de la historia del blog, el homenaje nostálgico a los VHS de videojuegos.

Hoy se podría decir que vamos a coger un poco de cada tema, ya que trataremos algo que antes de internet era nuestra principal fuente para enterarnos de los nuevos lanzamientos si no teníamos la revista de ese mes a mano: la televisión.

Algo que me llama la atención cuando veo los primeros anuncios a principios de los 80 es como, de alguna manera, todo acaba volviendo. 

Si hoy nos hemos acostumbrado a que Nintendo haga spots sencillos buscando ante todo una experiencia familiar con la que ampliar cuota de mercado, ya en la prehistoria del mundillo Atari lanzaba anuncios así tanto en EEUU como en España, donde a día de hoy (gracias a uno de los interesantísimos programas de archivo de RTVE) contamos en Youtube con este único anuncio de la mediocre adaptación a 2600 de la recreativa Pacman que contribuyó a grabar a fuego el cariñoso apodo con el que se le conocía popularmente aquí, "Comecocos".






Con el paso del tiempo, la publicidad de Atari se fue volviendo algo más extraña, encontrando desde este "nerd" demasiado entusiasmado con el primer juego de Star Wars a un Spiderman con reminiscencias del Batman de Adam West.

El más espectacular (que todavía hoy sorprende más allá de la dudosa calidad del juego en sí, de nuevo una fallida adaptación de un arcade) era Pole position, donde un misterioso ser salido del cielo obliga a una familia a competir en auténticos monoplazas en el célebre sacacorchos de Laguna Seca.




Mad Max 5: próximamente en los mejores servicios de streaming





Una vez que esta primera burbuja norteamericana explotó (y no, ET no tuvo ni mucho menos toda la culpa de ello) y con la Famicom aún muy lejos de llegar a Occidente, en Europa llegaba la edad de oro de los ordenadores 8 bits: Spectrum, MSX, Amstrad... con sus juegos en cintas de casette que no siempre eran fácil hacer funcionar a la primera. Así se anunciaban una de estas máquinas que tanto recuerdan aún con nostalgia los que las conocieron.






Muchas fueron las compañías y distribuidoras que surgieron en aquel corto pero intenso periodo en España, y muy pocas las que sobrevivieron al cambio de generación a las 16 bits en los 90. Una de las más importantes entre estas últimas fue Dinamic, que en una astuta jugada comercial, empezó a vender en los kioskos como si de una publicación deportiva se tratara lo que en realidad se convertiría en el gran hito del videojuego patrio: PC Fútbol, con el recientemente fallecido Michael Robinson como patrocinador.






En esos años por fin SEGA y Nintendo desembarcaban en nuestro mercado con Master System y NES. Aquellas primeras publicidades de la "gran N" resultaban bastante ingenuas incluso para los estándares de la época. Anuncios destinados a un público muy infantil.

Las de su gran rival eran algo mejores, si bien podían ser algo confusos ya que ni siquiera decían el nombre de la consola, siendo quizá este anuncio de ¿1991? el causante de que durante bastante tiempo llamaran "SEGA" a MS en Hobby Consolas.






Con la llegada en 1992 de Super Nintendo, SEGA empezó a adoptar el mismo tipo de publicidad agresiva con el que en EEUU habían resaltado la diferencia técnica entre Mega Drive (o como se la conoce allí, SEGA Genesis) y NES.

Aunque aquí no se podía mencionar directamente a la competencia (salvo si eres Don Simón) , campañas como Canal pirata SEGA o Bienvenido al próximo nivel eran claras referencias indirectas, con frases como "para los que supimos elegir" o chistes sobre la pantalla verdosa de Game Boy en contraste a los colores de la incomprendida Game Gear.




Eso sí, el Aladdin es el de MD





Aunque Nintendo nunca llegó a tales extremos (salvo el lanzamiento del primer Donkey Kong Country) sí que fue adoptando poco a poco ese peculiar sentido del humor.

Un claro exponente de esto fue la saga Pokemon, con anuncios donde veíamos a un autobusero aplastarles en su vehículo para conseguir "hacerse con todos" o un Pikachu cazador furtivo que probablemente haya inspirado no pocos fanfics en Reddit del compañero de Ash Ketchum pasándose al bando del Team Rocket.

Pikachu también hace su aparición en el que seguramente sea mi favorito de todos, al que encabeza este artículo: ¿como anunciar una idea en aquel momento tan disparatada como un videojuego de lucha protagonizado por Mario, Luigi y compañía? Satirizando y deconstruyendo la imagen infantil que aún tenían en ese momento pese a juegos como Shadowman o la saga Turok. Esto era el primer Smash Bros en Nintendo 64.







Por supuesto, no podía terminar este artículo sin mencionar a Sony, que, si cambió todo en el mundo de los videojuegos, en la forma de promocionarlos no iba a ser menos. 

Unos anuncios en los que la experiencia jugable parecía ser lo de menos, y que sin embargo sabían crear mejor que nadie una sólida imagen de marca en gente que no había jugado nunca, o que al menos no reconocía hacerlo. Anuncios protagonizados por el bebé CGI más terrorífico después de Tin Toy de Pixar o una mujer extraterrestre.






Como siempre, podéis recordar otros anuncios en los comentarios. Dedicado a la memoria de Michael Robinson y Chadwick Boseman.

viernes, 31 de julio de 2020

Revisitando Los Simpson: segunda temporada





Seguimos con el revisionado cronológico de Los Simpson en Joróbate Flanders analizando en esta ocasión la segunda temporada.






Dejando a un lado la sensible mejora en la animación y que la tosca pero entrañable intro de la T1 dio paso a la que todos conocemos, esta temporada traía importantes novedades. 

La primera fue una decisión arriesgada por parte de Fox, que decidió cambiar el día de emisión del domingo al jueves para así contribuir a asentar su nueva apuesta dentro del género dramático, Beverly Hills 90210, o como se le conoció en España, Sensación de vivir. Pero esto suponía enfrentarse al imbatible líder del género sitcom, Bill Cosby.




Hay por lo menos 2 cosas que están mal en este anuncio



De esta forma, un capítulo que estaba destinado a ser el 2x03, pasó a ser la premiere. Este episodio, uno de los clásicos de la serie, se llamó "Bart en suspenso", y fue elegido debido a la enorme popularidad que en ese momento tenía el personaje, generando todo tipo de merchandising a su alrededor, desde las camisetas que tanta controversia habían creado en EEUU a un curioso libro que a día de hoy sigue reeditándose.

En este capítulo vemos por primera y casi única vez a Bart intentando estudiar por encima de su muy reducido límite ante la amenaza de repetir curso. Finalmente suspende por poco el último examen, pero el hacer referencia a un dato poco conocido de la historia norteamericana mientras llora por ello emociona a su profesora Edna Krabappel, que finalmente le da una nota de suficiente.






El capítulo tuvo una audiencia mejor de la que se esperaba, y progresivamente la diferencia con The Cosby show se fue reduciendo hasta que finalmente Los Simpson se impondrían cerca del final de temporada, curiosamente con otro episodio protagonizado por el hijo mayor de Homer y Marge, "Tres hombres y un comic", mi preferido de la temporada. 

En él, Bart, desesperado por conseguir los 100$ que necesita para comprar el Nº1 de Radiactivo Man (primera aparición del amargado dependiente de comics Jeff Albertson) realiza diferentes trabajos, como hacer los recados de la anciana señora Glick, que solo le paga 50 centavos. 

Finalmente decide comprarlo a medias con sus amigos Milhouse Van Houten y Martin Prince, pero, incapaz de compartir, empieza a enloquecer hasta que una pelea acaba con el comic siendo destruido por un rayo tras evitar que Milhouse caiga de su casa árbol. A destacar especialmente la parodia de Aquellos maravillosos años, serie que curiosamente en esa época se emitía a continuación de Los Simpson en TVE2.







Otro importante cambio fue la evolución del personaje del millonario dueño de la central nuclear, Montgomery Burns. En la T1 (en la que apenas aparecía) representaba un cliché de jefe "duro-pero-con-buen-corazón" que mantenía conversaciones profundas con Homer, como cuando le pregunta como lo hacía para tener éxito con las mujeres.

En este contexto, era su ayudante Waylon Smithers el que en el 2x02 ("Simpson y Dalila", con el primer personaje abiertamente homosexual de la serie, el asistente Karl, interpretado por Harvey Fierstein, al que no debe confundirse con Carl Carlsson) el que ejercía un rol antagonista, así como en la mítica recreativa aparecida en ese año 1991.

"Dos coches en cada garaje y tres ojos en cada pez", el 2x04, establecería a Burns para siempre como el gran villano de Los Simpson. En él, Monty decide presentarse a las elecciones como gobernador del estado de Springfield (sea cual sea) después de que el hallazgo por parte de Bart de un pez mutado en un río cerca de la central nuclear alarme a las autoridades sobre sus muchas deficiencias de seguridad. 

Homer (sin más ideología que la de conservar su empleo) decide apoyarle y de hecho Burns va a cenar a su casa en una calculada estrategia para dar una imagen cercana a los votantes. Marge, de ideas demócratas, aprovecha esto para tenderle una astuta trampa que acaba para siempre con su carrera política. Burns entonces declara que su objetivo a partir de ese momento sería el de hacer que los sueños de Homer no se hicieran realidad. Sus malvados planes no habían hecho sino comenzar.







El episodio anterior había empezado con una curiosa intro donde Marge recomendaba a los espectadores que mandaran a sus hijos a la cama. Nacía así una tradición que llega hasta nuestros días, la saga de especiales de Halloween "La casa árbol del terror", historias de Bart y Lisa que solo asustaban a Homer, incluyendo una parodia de El cuervo de Edgar Allan Poe narrada en la VO por James Earl Jones, voz de Darth Vader.

Con el tiempo, se abandonaría el dar un hilo común a los segmentos, pero las apariciones de los malvados extraterrestres de Rigel 7 Kang y Kodos (a veces como antagonistas, pero normalmente simples cameos) ya se quedarían como un icono de estos episodios.






Pero lo más importante de esta temporada fue lo mucho que se amplió el lore de Springfield. Además del mencionado Comic Book Guy, a lo largo de estos 22 capítulos aparecen por primera vez entre otros el conserje Willie McDougal, la profesora de Lisa Elisabeth Hoover, el delincuente Snake Jailbird, los doctores Julius Hibbert y Nick Riviera y por supuesto, el actor fracasado Troy McClure y el abogado Lionel Hutz, ambos magistralmente interpretados en la VO por el desaparecido Phil Hartman. 

Algunas de las caracterizaciones aún no están asentadas (Hibbert apenas sí se ríe, por ejemplo) y las voces en castellano en la mayoría de casos siguen sin ser las que todos conocemos, pero por encima de todo, esto representaba quizá el verdadero salto de la serie, que pasaba de unos 13 episodios experimentales donde, como en los cortos, apenas sí salían personajes aparte de la familia de Evergreen Terrace, a crear todo un universo de divertidos secundarios. En definitiva, una temporada mejor de lo que recordaba.






Joróbate Flanders se despide aquí temporalmente por vacaciones. Nos vemos en septiembre con más Simpson y demás temas habituales.

viernes, 24 de julio de 2020

Las series de verano (2)

Un año más continuamos en Joróbate Flanders el repaso a las series de verano:


Los vigilantes de la playa




Hablar de series de verano es, como no, hablar de Baywatch. Los vigilantes de la playa. Año tras año veíamos al equipo de socorristas interpretados por David Hasselhoff, Pamela Anderson y Carmen Electra entre otros correr a cámara lenta por las paradisiacas playas californianas (salvo la última temporada, que pasó a ser una especie de spin off ambientado en Hawaii) .

Lo que mucha gente no recuerda (aparte de la intro de la T1) es que las audiencias originalmente fueron muy bajas, lo que, unido al elevado coste de producción, provocó que NBC decidiera cancelarla. 

Pero Hasselhoff (ya en cierto declive tras el final de su otra serie mítica, Knight Rider, El coche fantástico) en una arriesgada apuesta personal, decidió invertir su propio dinero convirtiéndose en productor ejecutivo.

Pasando a emitirse en sindicación, poco a poco el tiempo le fue dando la razón convirtiéndose en todo un éxito que se prolongó durante 11 temporadas, desde 1989 a 2001, así como una adaptación al cine en 2017 protagonizada por Dwayne Johnson "the rock".



Seguro que es la primera vez que has visto este opening




En España (donde también tuvo una considerable repercusión, dando pie a una de las más celebradas parodias de Cruz y Raya) casi terminaríamos antes diciendo donde no ha llegado a emitirse, pero sin duda la emisión más recordada fue la original de Antena 3, cadena donde David se convirtió en una especie de icono, haciéndose hueco en su parrilla (a menudo a horas intempestivas) tanto numerosas reposiciones de la mencionada Knight Rider como su mediocre piloto de Nick Furia o Vigilantes de la noche, spin off de Baywatch nacido como réplica al fenómeno Expediente-X que bien daría para artículo aparte.






Spiderman Unlimited





De nuevo tenemos aquí una de las muchas series protagonizadas por el trepamuros. Pero esta vez su historia es... complicada.

Aunque hay quien la considera la secuela de la serie clásica (error en que tampoco ayuda el hecho de que en España, de nuevo emitida por A3, fuese conocida como "el regreso de Spiderman") en realidad esta era una serie completamente nueva donde la productora Saban (autores tanto de aquella como de X-Men) pretendía adaptar la ingenua etapa primigenia 60s de Stan Lee y Steve Ditko.

Pronto surgió un "pequeño" inconveniente, y es que Sony, tras una dura disputa con MGM, se había hecho con los derechos audiovisuales del personaje. De pronto, se encontraron con la complicada tesitura de producir una serie de Spiderman que no debía parecerse a Spiderman.






El argumento esta vez era algo extraño. Un Peter Parker ya felizmente casado con Mary Jane se encuentra en una pelea contra Venom y Carnage, que roban una nave espacial con el astronauta John Jameson como rehén. 

Esta vez, su padre JJ Jameson finalmente consigue que su odiado superhéroe sea culpado de lo sucedido, y tras fingir su muerte, parte en otro transbordador (con un nuevo traje de nanotecnología creado por Reed Richards, Mr.Fantástico) yendo a parar a la "contra-Tierra", universo paralelo gobernado por un villano recurrente de Marvel, el Alto Evolucionador, que ha creado un ejército de humanos mutados en animales.

Peter y John (a su vez convertido en hombre lobo) pasan a formar parte de la resistencia humana, que, como si de la era de Apocalipsis se tratara, incluye versiones heróicas de habituales enemigos como Buitre o Duende verde. 

Aunque Spiderman Unlimited tenía algunas ideas interesantes en cuanto a la animación (en particular el rediseño de los simbiontes, más amenazadores que nunca) resultaba considerablemente más lenta y aburrida que su "predecesora", que sin ser perfecta (las transiciones CGI no es que hayan envejecido mal, es que ya no quedaban bien en 1994) intentaba reflejar la mezcla de acción trepidante y humor del comic. Para colmo, terminó de nuevo en un cliffhanger tras solo una temporada.




Eso sí, pudo haber sido peor


Lois y Clark: las nuevas aventuras de Superman




Y de Marvel pasamos a DC, cuyo legado televisivo poco o nada tiene que envidiar a la primera, desde Smallville al Arrowverso pasando por precuelas como Gotham o Krypton. La que nos ocupa es mucho menos ambiciosa, aunque no por ello resulta menos interesante hablar de ella.

Lois y Clark (interpretados respectivamente por Teri Hatcher y Dean Cain) aunque contaba con algunos de los villanos emblemáticos de la franquicia Superman como Mr.Mxyzplk (Howie Mandel) Metallo (Scott Valentine) y por supuesto Lex Luthor (John Shea, que al igual que Jesse Eisenberg en Batman v Superman, aquí tiene pelo) no era una serie de superhéroes al uso.

Como su título indica, esta de ABC (emitida en nuestro país por TVE1) era una producción con pequeños toques de comedia romántica centrada en el desarrollo de su identidad secreta humana, siendo este un Clark más cercano al que Tom Welling interpretaría en Smallville que al personaje torpe y tímido interpretado por Christopher Reeve.

Otra novedad con respecto a anteriores versiones es que Lex ya no era un científico loco, sino que, en la línea del reinicio que para la cronología de la Distinguida Competencia había supuesto el crossover Crisis en tierras infinitas, ahora ocultaba sus siniestros planes bajo la cómoda fachada de un respetable empresario millonario.

Tras 4 temporadas en que Lois termina por descubrir a Clark y contraen matrimonio, de nuevo la serie terminaba con final abierto. Posteriormente tanto Cain como Hatcher tendrían sendos cameos en Smallville, en una de tantas muestras de lo mucho que DC valora su pasado audiovisual. ¿Os imagináis lo que molaría ver a Tobey Maguire en la tercera parte del Spiderman del UMC? Pero divago.






Como siempre, podéis sugerir otras series en los comentarios.

viernes, 17 de julio de 2020

La era de Apocalipsis: el evento que cambió Marvel





La de X-Men (o Patrulla-X en España) siempre ha sido una historia compleja, y no solo por sus argumentos. Creada originalmente por Stan Lee y Jack Kirby en 1963, apenas tardó 6 años en ser cancelada por Marvel debido a sus escasas ventas.

No obstante, en 1975, de la mano de Dave Cockrum y Steve Claremont, se le dio una segunda oportunidad con argumentos en ocasiones muy oscuros y un enfoque más internacional, con nuevos personajes de diferentes nacionalidades entre los que destacaban la africana Ororo Monroe "Tormenta", el ruso Piotr Rasputin "Coloso" y por supuesto, Logan, "Lobezno", del grupo de superhéroes del gobierno canadiense Alpha Flight.

En 1980 llegaría uno de los mayores éxitos de la franquicia. Días del futuro pasado (que inspiró parcialmente la película homónima) nos narraba en los números 141 y 142 como la nueva incorporación al equipo (Kitty Pryde, de solo 14 años, con el poder de atravesar paredes) era poseida por su yo de un desolador futuro donde los robots gigantes de Bolivar Trask conocidos como centinelas se han apoderado de todo EEUU encerrando a los pocos mutantes supervivientes. 

La escalada del odio al "homo superior" se había disparado cuando Mística (capaz de transformarse en otras personas) , que se consideraba la heredera de Magneto y su hermandad de mutantes, había asesinado al influyente senador Robert Kelly. No sin dificultades, la patrulla consigue vencer a su grupo formado por Mole, Avalancha y Pyros, salvando al senador.







Por desgracia, no solo no se arregló el universo del que procede la Kate adulta (como ya se explicó en Endgame, el de Marvel es un mundo con muchos multiversos) sino que, en la Tierra-616, es el mismo Kelly quien promeve la creación de la ley de registro de mutantes que había causado todas aquellas penalidades, aliándose para ello con el multimillonario Sebastian Shaw (uno de los máximos enemigos en aquel momento de los estudiantes de Charles Xavier) sin saber que este también es un mutante.

El tema de los viajes temporales se volvería muy recurrente en años posteriores en la franquicia, ya fueran de aquel universo (la hija de Cíclope y Jean Grey Rachel Summers, el centinela evolucionado Nimrod...) o de otras líneas temporales como Cable o Bishop.






Llegaron los 90, época complicada para Marvel en que tuvo que vender los derechos para el cine de determinadas franquicias para evitar la bancarrota. La excepción (quizá gracias al gran éxito de la serie animada) eran los mutantes, que, con un lore cada vez más amplio, contaba en ese momento con nada menos que 8 publicaciones diferentes. Era casi un universo aparte dentro del Universo Marvel. Y entonces empezó La era de Apocalipsis. Esta vez no se trataba de aquel futuro que, con unas u otras variantes, parecía inevitable, sino de que el propio presente se volvería muy turbio. 

Todo empieza con la serie de 5 números "la búsqueda de Legión" cuando el mentalmente inestable David Haller (hijo del profesor Xavier interpretado por Dan Stevens en la recomendable serie Legión) intenta asesinar a Erik Lensherr en los años 50 antes de que se convierta en Magneto, ya que culpa a sus actos de que el sueño de su padre de coexistencia pacífica entre humanos y mutantes se haya vuelto imposible. 

Aunque un grupo de X-Men liderado por Tormenta sale al rescate, no consiguen contener el enorme poder de "Legión", y en el último momento, el entonces gran amigo de Erik, Charles Xavier, se sacrifica para salvarle. Tanto David como la patrulla desaparecen de inmediato como si nunca hubieran existido, con Bishop como único "superviviente" por ser ya viajero del tiempo.

 Además, la batalla es observada por el mutante inmortal En Sabah Nur "Apocalipsis", quien decide iniciar antes de lo previsto su nuevo orden en que, según sus propias palabras, solo podrían sobrevivir los más fuertes.






Durante 1995 y 96, todas las series de la franquicia mutante (incluida la histórica Uncanny X-Men) quedaron paralizadas para dar paso a unos personajes, que aunque ya eran conocidos, no podían ser más diferentes. 

Ahora Magneto era el fundador y líder de una patrulla que incluía a su vez a otro destacado villano del momento como era el archienemigo de Lobezno Victor "Dientes de sable" Creed, además de haber formado una familia junto a Pícara. 

Como alivio cómico teníamos a Morfo, que aunque debía su nombre al carismático antihéroe creado para la mencionada serie animada, en realidad se trataba del "Cambiante", olvidadísimo personaje de los 60.

En cambio, Eric Summers, "Ciclope", al que le falta un ojo debido a una pelea contra Logan (que aquí pasa a ser conocido por su antiguo nombre en clave, "Arma-X") lidera el ejército de Mr.Siniestro, la mano derecha de Apocalipsis, mientras que tiene que hacer frente a las intrigas de su ambicioso hermano Alex, "Kaos". 

Pero lo más impactante de esta serie llamada Factor-X (curiosamente este era el nombre que recibía en España la serie original a la que sustituía, X-Factor, así que ambas están intercambiadas aquí) era ver al entrañable doctor Hank McCoy "Bestia" convertido en un cruel científico loco al que hasta sus propios compañeros temen y odian. 


 Why X-Men's 'Age of Apocalypse' is Such a Good Marvel Event



La acción empieza con el especial "X-Men Alpha" donde un desorientado Bishop es rescatado de las tropas de Apocalipsis por Magneto y recuerda lo ocurrido años atrás. Aunque solo Erik apenas sí llega a creer esa historia, la esperanza de un mundo mejor le hace ayudarle a intentar volver atrás. Pero En Sabah Nur no es la única amenaza. 

Por un lado, el "Consejo humano" en Europa liderado por Bolivar Trask y su aquí esposa Moira decide lanzar un ataque a gran escala de centinelas y armas nucleares contra EEUU sin distinguir entre "buenos" y "malos". Por otro, el cristal M´Kraan poco a poco está destruyendo todo el universo al reconocerlo como una anomalía temporal. 

De esta forma se forma una triple misión: un grupo se encarga de evacuar a los humanos supervivientes, otro busca un fragmento del cristal con el que poder viajar en el tiempo, y Rondador Nocturno busca junto a su madre Mística a la única mutante que puede verificar la historia de Bishop: Destino, anciana invidente con poderes adivinativos.


X-Men Omega Vol 1 1 | Marvel Wiki | Fandom




Este, ante todo, es un crossover muy, digamos, "noventero", con dibujos exageradamente musculados y unos personajes en ocasiones excesivamente intensos. 

Aún así, resulta de lo más interesante leerlo hoy, sobre todo los títulos "Alpha" y "Omega" que lo abren y cierran, X-Men Chronicles 1 y 2 (que sirven de prólogo) , "X-Universe" (donde se narra la historia del resto de personajes no mutantes como Tony Stark o Gwen Stacy entre otros) y "X-Man", protagonizado por el misterioso Nate, aparentemente la única persona capaz de poder llegar a vencer a Apocalipsis.

Si podéis echarle un vistazo (lo tenéis en los tomos 72 y 73 de la colección "Marvel Héroes" de Panini) dadle una oportunidad a esta serie. A la saga que empezó la era de los crossovers como los conocemos.

El comprador de Springfield: Caída y resurección de Xbox. ¿La era del Game pass?

  Bienvenidos una vez más al espacio de noticias y opinión de Joróbate Flanders. Como pasa el tiempo. Estamos cada vez más cerca del fin del...