viernes, 23 de octubre de 2020

Series que deberían estar online (2)

 Un año después de la publicación de este artículo, 24 ya puede verse en Netflix, cosa que celebramos en Joróbate Flanders. Pero hubo producciones que me dejé en el tintero y que siguen sin ser accesibles. Veamos algunos ejemplos:


Dragon Ball Kai





Un mal endémico en la historia del manganime es el de "el relleno". Los tiempos de la televisión no son los de la Jump, y esto obliga a estirar la trama, alargando determinados episodios e inclusive creando historias nuevas. 

Un ejemplo legendario de este fenómeno es Naruto, pero también lo pudimos ver entre muchas otras en Yu-Gi-Oh, One Piece, Oliver y Benji (sí, ese campeonato mundial con el que sueña el originalmente llamado Tsubasa Ozora durante su lesión no salió en el manga) y, por supuesto, Dragon Ball.

Si bien DB no ha llegado a tener temporadas enteras de capítulos así (todo lo más, los entrenamientos de Goku en el segundo y tercer torneos y la saga de Garlick, que apenas ocuparían entre todos una treintena de episodios) hubo momentos en que parecía que la historia no avanzaba nunca, en particular la saga de Namek que se prolongó durante la friolera de 71 episodios emitidos en Japón durante 2 años y medio (ya que allí la emisión era semanal) .




Gran parte de todo esto ocurrió en 5 minutos




Dragon Ball Kai (aunque entiendo a los que se decepcionaran por esperar ya entonces una serie nueva) fue algo más que una remasterización. Se arregló el color (adiós al célebre Vegeta proto super saiyan dios de los primeros episodios de Z) , se redobló una escena en que Gohan llamaba "kame hame ha" al masenko, y lo más importante: únicamente se seguía (con alguna mínima excepción) el canon del manga. 





De esta forma, de los 291 episodios que tuvo Z, se pasaba a 167. Aún con todos los altibajos que tuvo durante sus 6 años de emisión divididos en 2 etapas (2009-11 y 2014-15) DB Kai se convirtió en un anime de culto tanto para el fandom de toda la vida como para una nueva generación que pudo descubrir la obra de Akira Toriyama de una forma mucho más ágil. Sin embargo, a día de hoy solo se ha podido ver legalmente en nuestro país en TV3 y TVG. 

Siendo que Amazon Prime vídeo y Netflix apuestan fuertemente con el anime, esta podría ser su particular joya de la corona. Ni siquiera haría falta buscar a un nuevo reparto de doblaje, puesto que el extraordinario trabajo realizado con Super demuestra que los actores de Andalucía siempre estuvieron a la altura, y no tenían la culpa de una traducción demasiado creativa que ellos se limitaban a interpretar como les llegaba.





Batman





Puede ser discutible lo bien o mal que hayan envejecido, pero no se puede negar el importante legado que en su día dejaron las 2 películas de Batman dirigidas por Tim Burton y protagonizadas por Michael Keaton. 

Aunque ya DC había abandonado hacía años aquel tono naif y hortera impuesto por el Comic Code y que marcó a fuego la serie live action sesentera de Adam West, para el gran público que por edad no había conocido la edad de oro del comic, aquella fue la carta de presentación del Batman oscuro y complejo. Y como pasaba con casi cualquier éxito de taquilla de la época, llegó la inevitable adaptación animada. Pero, ¿tenía cabida una serie así en la televisión infantil de los 90?



En serio: CUALQUIERA




Pues, sorprendentemente, así fue. Batman, la serie animada era si cabe más oscura. Aparte de uno de los mejores Joker que ha existido (interpretado por Mark Hamill) y el nacimiento del personaje de Harley Quinn, otro antagonista mucho más plano como en su día había sido Victor "mr.Freeze" Fries pasaba de ser un simple criminal que congelaba cosas a ser un personaje trágico que intentaba curar la enfermedad terminal de su esposa. 

Marvel no tardó en darle la réplica con X-Men y Spiderman, e incluso Disney se animó con una serie fuera de su zona de confort como era Gargoyles. También fue llevada al cine (aunque sin tanta repercusión como sus "hermanas mayores" a pesar de su buena crítica) , DC acabó dando otra serie a Superman, y su reparto ha seguido trabajando en otras producciones del caballero oscuro que llegan hasta nuestros días.

Pese al gran éxito que también tuvo en España (siendo emitida por Canal+, y posteriormente en abierto por Telecinco) hoy en día ni siquiera está disponible en DVD al contrario que ocurre con otros países. Quizá el que Disney+ haya incluido por fin a los mutantes en su oferta (aunque, de forma inexplicable, solo en español latino) sea el impulso que HBO necesita para añadirla a sus muchas producciones de la Distinguida Competencia.






American Dad





Lo creáis o no, Padre de familia no siempre fue el éxito de audiencia que es hoy en día. Muy al contrario, en 2001 (justo el año que empezó a emitirse en nuestro país) fue cancelada en su tercera temporada.

3 años después, Seth Mcfarlane consiguió por fin luz verde para un viejo proyecto: American dad, una crítica a la administración de George W. Bush a través del ultraconservador agente de la CIA Stan Smith con una hija (Hayley) de ideas progresistas. 

A estos personajes se unían la más moderada Francine, el salido hijo adolescente Steve y, como es habitual en las producciones de McFarlane, el toque de ciencia ficción representado por Klaus (esquiador alemán oriental convertido en pez) y el extraterrestre Roger.






Inevitablemente, American Dad (o como era conocida en España en la T1, "Padre made in USA") empezó repitiendo viejos clichés de su antecesora. 

De esta forma, el rechazo que sufría Roger en los primeros capítulos (que era obligado a permanecer en el desván, permitiéndosele más adelante hacerlo disfrazado) podía recordar salvando las distancias al personaje de Megatron "Meg" Griffin, o los típicos flashbacks de humor absurdo interrumpiendo la acción. Incluso llegamos a ver en el episodio 1x03 a un mapache que recordaba al extraño running gag de las peleas de Peter con el pollo gigante Ernie. 

Y en medio de esa escasa repercusión inicial se hizo el milagro: PDF volvería a Fox gracias a las buenas ventas de las temporadas en DVD.







Seth Mcfarlane se alejó del control creativo de AD para centrarse en su antigua creación, y entonces la serie se reinventó por completo volviéndose posiblemente mucho mejor, con una crítica social cada vez más aguda y un humor más agresivo (con toques muy gore en ocasiones) cada vez más cercano al de South Park, pasando Roger de ser un personaje muy secundario a quizá la gran estrella con lo demasiado que a menudo se mete en los personajes que interpreta granjeándose con ello muchos enemigos... ¡incluyendo él mismo!

Por supuesto, resulta imposible que un producto +18 tenga cabida en un producto netamente family friendly como es Disney+ y sus absurdas censuras, y Netflix tampoco parece estar por la labor pese a que Padre de familia es ya una histórica de su oferta para España. Esperemos que la futura llegada de Star (la marca internacional de Hulu) nos permita ver más allá de las únicas 4 temporadas que hay editadas hasta la fecha en DVD.







Como siempre, podéis sugerir otras series en los comentarios.

viernes, 16 de octubre de 2020

Los personajes olvidados de Dragon Ball

Dragon Ball, pese a los elementos de lucha, empezó ante todo siendo otra serie de humor como lo era la anterior serie de Akira Toriyama, Doctor Slump, siendo quizá el punto de inflexión del manganime que lo hizo cambiar la aparición del asesino a sueldo Tao Pai Pai.

Después llegaron Piccolo Daimaoh, su hijo, y el descubrimiento traumático por parte de Son Goku de sus orígenes como guerrero saiyan del planeta Vegeta, lo que fue disparando la escala de poder a extremos a menudo demasiado forzados

Goku, el príncipe saiyan Vegeta, y en menor medida sus respectivos hijos se convirtieron en los grandes protagonistas, con el resto de "guerreros Z" en un cada vez mayor segundo plano. Y en medio de eso hubo personajes que cayeron en el olvido, lo que veremos hoy en Joróbate Flanders:


Lunch







Tras frustrar los planes de Pilaf de dominar el mundo con el ridículo deseo de Oolong de unas bragas, Bulma y Yamcha se fueron a la Ciudad del Oeste, mientras que Goku decide entrenar con Mutenroshi a la espera de que en un año las bolas de dragón recuperen su poder y pueda recuperar la de 4 estrellas que le dejó su abuelo adoptivo Son Gohan.

En la Kame House, el maestro le somete a una peculiar prueba: solo le entrenará si le trae a una mujer atractiva. Tras 2 fallidos encuentros con una gigantesca luchadora y una sirena (que aparentemente debía ser buena persona, puesto que puede montar en la nube Kinton) Goku ha de recibir la ayuda de otro aspirante, Krilin, y encuentran a una simpática joven que aparentemente está siendo víctima de un atraco.

Al poco de llegar y ser aceptados como alumnos, Goku y Krilin se dan cuenta de lo que hasta ese momento solo sabía el lector: aquellos hombres eran policías, y Lunch sufre un misterioso transtorno de personalidad por el cual, al estornudar, le cambia el color del cabello y se vuelve una peligrosa delincuente con un incontrolable mal genio, sin que ninguna de sus personalidades recuerde nada de la otra.







Poco a poco la Lunch rubia (sin abandonar su carácter agresivo, como bien pudo comprobar el mismísimo Kamisama) acabó aceptando también a sus nuevos amigos, y cayó perdidamente enamorada de Ten Shin Han, siendo esta la explicación para su misteriosa partida de la isla en la etapa Z, ya que había salido en busca del ex-discípulo de Tsuru Senin, que tras el 23º torneo se había ido a vivir a las montañas junto a Chaoz. 

Desde entonces las apariciones de Lunch fueron muy esporádicas, y siempre en episodios de relleno del anime, incluyendo cuando numerosos personajes de todas las épocas dieron su energía a Goku para lanzar la genkidama a Majin Boo, siendo sustituida en el manga por el androide C17, de ahí que diga este que "hacía tiempo que no oía su voz" cuando en realidad nunca se conocieron hasta el torneo del poder ya en Super.







 Androide C-8/Hatchan







Otro de los personajes que vimos en aquella genkidama fue a Hatchan. Aquel fue el nombre cariñoso que le puso Goku (traducido en diferentes versiones como "Octavio" o simplemente "Ocho") al que no era ni más ni menos que el primero que conocimos de los androides creados por el Doctor Gero, C-8, que se encontraba encerrado en la Muscle Tower de la Red Ribbon en la aldea Jingle.

Goku sale en rescate del alcalde de este pueblo (que está como rehén para que los demás ayuden al ejército a encontrar la bola de 2 estrellas) y al verse acorralado uno de los guardias (el ninja Murasaki, que bien podría estar también en este artículo) decide activar a este androide, que, al contrario de lo que sugiere su aspecto monstruoso, resulta ser bueno y pacifista, y se niega a atacarle.

De esta forma, la única forma que tenemos de calcular su poder (en ese punto claramente mayor que el del pequeño saiyan) es cuando, tras ser Goku herido de un disparo por la espalda del malvado General White que lidera a este destacamento de la Red Ribbon, Hatchan se enfurece y de un solo puñetazo lanza por los aires al musculoso general, y (de nuevo, únicamente esto último en el anime) destruye a continuación la torre con sus propias manos.

Tras esto, además de en la escena de Z antes mencionada, Hatchan ha hecho pequeñas apariciones en GT y Super, así como en videojuegos, siendo su papel más destacado el RPG Attack of the saiyans de NDS, donde un reaparecido General White consigue controlarle por un breve periodo de tiempo hasta que Goku le libera. 





Coronel Violeta





Y seguimos con la Red Ribbon, en esta ocasión con un personaje que quizá apareció demasiado tarde para saber lo que hubiera dado de sí.

Tras asaltar el General Blue la Kame House para robar las 3 bolas que hasta el momento había reunido Goku y poner una bomba, Bulma intenta salvarse fingiendo querer unirse al ejército, a lo que él responde que "no aceptamos chicas". 

Sirva este inicio para ver que lo de Toriyama olvidándose de su propio canon no es algo que ocurra únicamente hoy en día sino que es una consecuencia de haberse movido en una contínua improvisación de acuerdo a las presiones editoriales de Jump, ya que un solo tomo más tarde (que en la edición kazenban pasa a ser "el mismo") vemos que no solo hay personajes femeninos en la organización del General Red, sino además en puestos muy destacados.

Así, tras ser Blue asesinado por Tao Pai Pai, Red le entrega el radar que había conseguido robar a Goku a la Coronel Violeta, que consigue encontrar con gran facilidad una bola de dragón. Esta es la única vez que aparece en el manga, y tras ello parte hacia otra misión, por lo que aparentemente fue, junto a Gero, la única superviviente del ejército.

Y otra vez más hay que hablar de Toei, ya que otra vez el anime sí le da un relativo desarrollo al personaje, que parece moverse, al contrario que el resto de patrulleros, en una cierta zona gris, mostrando un gran respeto por la naturaleza. ¿Fue esto lo que inspiró al personaje de C16? ¿Estaba destinada a ser la siguiente antagonista de Dragon Ball antes de la creación de Piccolo? Quizá nunca lo sepamos. 




Como siempre, podéis sugerir otros personajes en los comentarios.

viernes, 9 de octubre de 2020

Los personajes que querríamos ver en Smash Bros (2)

Varios meses después del lanzamiento de Min Min, por fin tuvimos noticias del segundo de los 6 personajes DLC que habrá de incluir el fighter pass de Smash Bros Ultimate para Switch. Un lanzamiento que, para bien o para mal, a nadie ha dejado indiferente: Steve y Alex de Minecraft.



¿Un espadachín en Smash? Qué raro


Dejando a un lado que, tras Banjo y Kazooie, es la segunda marca de Microsoft que se une al juego, esto demuestra que con Sakurai ya el único límite es no ser espadachín  la imaginación, algo a lo que se ha unido Warner convirtiendo Mortal Kombat 11 en una battle royale de antihéroes del cine de los 80. Por esto, en Joróbate Flanders, un año después de la primera parte, volvemos a hacer una ronda de ideas locas para los personajes restantes:


Birdo (Super Mario Bros 2)






Como ya comentamos hace tiempo, Super Mario Bros 2 fue toda una rara avis dentro de la franquicia, ya que era un juego completamente diferente al que sencillamente cambiaron los sprites de los protagonistas en lugar de lanzar en Occidente lo que luego vino a llamarse The Lost levels. 






Pese a todo, el juego tuvo buenas ventas, y, aunque Bowser volvió a ser el antagonista del siguiente título, Nintendo, lejos de renegar de él, ha ido reivindicando su legado desde que en 2001 lo convirtió en el sorpresivo título de lanzamiento de Game Boy Advance. 

Y en esto destaca especialmente un personaje: Birdo, el monstruo rosa (que, según el país, es de género masculino, femenino o directamente no lo tiene) que al final de cada escenario vigilaba el pájaro a través del cual pasábamos al siguiente nivel. 

Tras numerosas apariciones en las sagas Mario Tennis, Mario Kart o Mario Party, sería un formidable contrincante en Smash Bros, con una barra de fuerza al estilo de Joker o Cloud que hiciera evolucionar sus lanzamientos de los clásicos huevos a las bolas de fuego de determinadas fases, y un ataque cargado con su raqueta de tenis como arma, así como una pista como campo de batalla, que iría cambiando de superficie durante el transcurso de la partida como en el Galaxy Arena de 3DS. Su Smash final podría ser la aparición estelar de Wart, la rana gigante que aparecía como jefe final en su juego.






Sora (Kingdom Hearts)


Como veis, no somos los únicos que lo pensamos




Este es un clásico entre las porras y uno de los más pedidos por el público, más con la próxima publicación de un nuevo título en Nintendo Switch. El protagonista de la ya clásica saga Kingdom Hearts se presta a recibir la carta de invitación para formar parte del plantel, contando que su “primo” Cloud se encuentra desde hace una generación en él, además de todos los protagonistas de RPG que encontramos en la actualidad dentro de Smash.

Sus movimientos están más que claros: Ataques smash con la espada, especial lateral a distancia con tiro mortífero, y un (odiado por muchos, amado por unos pocos) contraataque con especial hacia abajo. Además, podríamos añadir su personaje espejo, que ya existía en la saga: Roxas.

El problema llegaría con el smash final, ya que lo ideal sería un ataque trio junto con sus compañeros Donald y Goofy, pero contando los problemas de licencias que llegarían con Disney, nos decantamos por uno de sus combos mas potentes y presente en casi todos los juegos de saga: Último arcano.


Los protagonistas de los RPG deberían ampliar su repertorio




Como nivel, volviendo al punto anterior, al no contar con licencia Disney, nos decantamos por Vergel Radiante, aprovechando para mostrar a todos los personajes de Final Fantasy que participaron en la franquicia.

Paper Mario







Tenemos tres Link… ¿porque no tres Mario? Sumémosle el plus de un nuevo juego de la saga estrenado en Switch, no es de extrañar que era una de nuestras principales apuestas para este último pase de batalla.

Con seis títulos ya en su haber desde aquel debut en Nintendo 64, ya se le puede poner la etiqueta de saga clásica, además, necesitamos a un compañero para Mr. Game & Watch.

Los movimientos diferirían bastante a los de Mario y -Luigi- Dr. Mario, ya que en la saga tienes sus movimientos bien definidos: Desde los ataques smash con martillos, a un ataque similar a la piedra de Kirby pero con las botas especiales, y puestos a hacer personajes originales… ¿Por qué no poder ir cambiando de ayudante con el especial de abajo como ocurre con Entrenador Pokemon? El Smash Final, aunque nos gustaría la aparición de las estrellas de Nintendo 64, es lógico que use los brazos de origami que hemos visto en el último juego de la saga.





Desde el primer juego de la saga, siempre ha contado con grandes secundarios





Ya solo nos quedaría el escenario, en el que, por cambiar un poco de aires con los niveles de Mario, podría ser el castillo de Bowser, aprovechando esta situación para mostrar al famoso rey en su versión plana, además de otros personajes como la princesa Peach o Toad. 

Como siempre, podéis sugerir más personajes en los comentarios.

viernes, 2 de octubre de 2020

Televisión y videojuegos: las adaptaciones animadas

Una vez más empiezo el artículo de hoy de Joróbate Flanders echando la vista al pasado. 

Si la semana pasada hablábamos del final de la octava generación de videojuegos y el comienzo de la novena, ahora cabe destacar otro acontecimiento como es el 25 aniversario que se celebrará en 2021 de una saga que nació junto con el 3D, la pieza clave junto con Alone in the dark del género del survival horror: Biohazard, o como se le conoce en Occidente, Resident Evil.





Como parte del primer cuarto de siglo de la creación de Shinji Mikami, Netflix ha anunciado la producción de una serie de animación que se une a la ya existente en la plataforma digital de Castlevania. Por ello, hoy en Joróbate Flanders unimos nuestros 2 temas preferidos recordando algunas de las adaptaciones videojueguiles que ha tenido a lo largo de los años la cada vez menos pequeña pantalla.


Super Mario Super Show




Esta serie es... interesante. Para empezar, no era una serie animada al uso, sino una sitcom protagonizada por unos Mario y Luigi de carne y hueso interpretados respectivamente por Ron Jeremy "Captain" Lou Albano y Danny Wells, que pasan de ser italianos a neoyorquinos (de Brooklyn) quienes reciben en su casa las visitas de diversos personajes famosos de la época que requieren de su trabajo como fontaneros como Magic Johnson, así como un crossover con el Inspector Gadget a través de su voz original Maurice LaMarche que aquí no se entendía debido a que Antena 3 la trajo a España con doblaje latino y por tanto no fue doblado como en la serie original por Jordi Estadella.






Entre estos segmentos, se nos introducía la serie animada propiamente dicha. Mario y Luigi habían sido tragados por un desagüe cayendo en el reino de las setas que trata de dominar Bowser, que aquí aparece con el primigenio diseño verde del primer Super Mario Bros y es conocido por su título de Rey Koopa.

Un problema que tenía la serie es partir de un juego (el SMB2 occidental) que ni siquiera transcurría en el habitual universo de estos personajes. 

De esta forma, además de que los 4 personajes principales (Mario, Luigi, Toad y la princesa Peach) formaban equipo como ahí en vez de tener que ser rescatados, y alguna aparición del villano Birdo, cada episodio podía tener una ambientación completamente diferente, desde un Bowser pirata hasta parodias de Star Wars e Indiana Jones. 

Otra cosa que cambiaba es que aparecían las clásicas estrellas, pero en lugar de conceder invencibilidad temporal, daban el poder de fuego que en el juego original otorgaban las flores. Tras esto llegaría una serie secuela relativamente más fiel (basada en SMB3 y Super Mario World) pero esa es otra historia.






Por sorprendente que parezca, aún hay más que contar. Los viernes (la serie tenía emisión diaria en EEUU) los segmentos animados de Mario eran sustituidos por el otro personaje mítico de Miyamoto. 

The legend of Zelda narra la lucha por juntar los 2 fragmentos (¿no deberían ser 3?) de la trifuerza. Link posee la trifuerza de la sabiduría, mientras que el malvado Ganon controla la del poder. Una serie que tanto por el argumento como la propia personalidad de Ganon (que recuerda a la de Skeletor) debía no tanto al juego en sí como a uno de los éxitos televisivos del momento, He-Man.






De nuevo aquí Zelda no es la típica "damisela en apuros" a la que estamos acostumbrados en tantos videojuegos. Por el contrario, resulta de hecho la verdadera heroína frente a un Link inútil y quejica que repite tanto cierta frase que le hacen a uno entender por qué normalmente el personaje es mudo.






Tras 13 episodios, la serie se despedía el 1 de diciembre de 1989 sin cerrar las tramas. Por suerte para los fans (que digo yo que alguno habría) la batalla final entre Link y Ganon se nos mostró en un episodio crossover de Captain N: the game master, serie que ya de por sí daría para artículo propio. Desde hace unos años se rumorea una nueva serie para Netflix que, de ser cierto, esperemos que por fin esté a la altura que se merece esta épica saga.




Sonic the hedgehog







En diciembre de 1991, Mario hacía su hasta la fecha despedida definitiva de la televisión. Casi un año después (septiembre de 1992) era SEGA quien tomaba el relevo. En un contexto donde Tom Kalinske había impuesto un estilo cada vez más agresivo de publicidad, cabía esperar que The adventures of Sonic the hedgehog fuera una serie más de acción que su predecesora. Pues... sí y no.

Producida, como Super Mario Super Show, por Dic, y muy vagamente basada en el juego original, esta era una típica serie infantil de la época con un Robotnik que, como el "rey Koopa", era más cómico que amenazador, siempre con la ayuda (es un decir) de sus torpes ayudantes Scratch y Grounder, así como el mono Coconuts (al que quizá conozcáis de Doctor Robotnik´s mean machine, la versión occidental de Puyo puyo para Mega Drive) , que, pese a estar a las órdenes de Eggman, suele optar por desarrollar sus propios planes contra Sonic y Tails con tal de obtener la posición más elevada dentro de la organización que merecería de por sí al ser mucho más inteligente que los otros 2. 

Al final de cada episodio (como era habitual en muchas series estadounidenses de la época) Sonic aparecía dando consejos a sus jóvenes espectadores. "Sonic says" se ha convertido en todo un icono más de la franquicia, con multitud de homenajes y parodias que llegan hasta nuestros días. 

Cabe destacar también el hecho de que en nuestro país fue emitida por Telecinco, por lo que, en lugar del opening original (basada en la clásica BSO de la saga) tuvimos como con Oliver y Benji o Lupin (ejem...) una de las típicas canciones cursis pero pegadizas extraídas de la televisión italiana. Como SMB, resulta ante todo una serie disfrutable más como un placer culpable nostálgico que otra cosa.






Muy poco después (¡llegando a coincidir en emisión durante 3 meses en EEUU!) de nuevo Dic, en colaboración con Italia y España, produjo una nueva serie del erizo. Sonic the hedgehog (conocida popularmente en EEUU como "Sonic SatAM" por su horario de sábado de la mañana, el "prime time" de la programación infantil norteamericana por excelencia) con un visible cambio en la animación, era una serie mucho más oscura que su antecesora.

El planeta de Sonic es dominado por Robotnik (ahora doblado por Jim Cummings, voz habitual de películas de Disney) que crea un imperio dictatorial donde los animales y la naturaleza son reemplazados por máquinas, un ambiente que recordaba al fúturo distópico de Sonic CD. De esta forma, Sonic pasa a liderar junto con sus amigos (que se refugian en un bosque) un movimiento de resistencia contra el malvado científico usando sus anillos mágicos para ello.





Aunque aún hoy en día esta serie tiene un gran seguimiento de culto, la cadena ABC terminó descartando la posibilidad de una tercera temporada que ya estaba en desarrollo. 

De esta forma (al igual que Spiderman unlimited) la serie acabó con un final abierto donde, tras ser Robotnik derrotado, es su sobrino Snively (que, al estilo de Mr.Siniestro con respecto a Apocalipsis en X-Men, aspiraba abiertamente a sucederle) quien pasa a declararle la guerra a Sonic con un nuevo aliado. Según se confirmó, se trataría del brujo Naugus, pero, ¿hubiéramos podido llegar a ver a Metal Sonic en esa hipotética T3? Quizá nunca lo sabremos. 

En cualquier caso, la aparición en años posteriores de juegos más oscuros como Sonic Forces o la fuerte irrupción en el lore de la franquicia del antihéroe Shadow the hedgehog demuestra el enorme legado que de alguna forma también ha dejado esta estupenda serie.






Pokémon





 
Por supuesto, no podíamos dejar de hablar de una auténtica superviviente, quizá la gran salvación de Nintendo en los momentos de mayor dominio de Sony. 

Si bien cada juego tiene su protagonista determinado perfectamente intercambiables entre sí, el anime de Pokémon aún mantiene a su clásico personaje principal, el niño de 10 años de Pueblo Paleta Ash Ketchum, que no puede empezar con peor pie su primer día como entrenador ya que llega tarde al reparto del profesor Oak y solo queda uno a elegir: un poderoso e incontrolable Pikachu, que se niega a estar metido en su pokeball. Tras un ataque de una bandada de Spearow que casi les cuesta la vida, surge una profunda amistad entre ellos.

Aunque, al contrario que las anteriores series, sí sigue de forma fiel la estructura del RPG original (los gimnasios, las ligas, etc) aún así se permite tomar alguna que otra licencia para así alargar la trama.

De esta forma, por ejemplo, en la primera generación (que abarca las 2 primeras temporadas) se nos da a entender que, sí bien hacen falta 8 medallas para acceder a la Liga Pokemon (donde Ash cae en octavos contra Richie, un entrenador con un sorprendente parecido a él mismo) existen muchos más gimnasios, reuniendo el rival de Ash (Gary Oak, nieto del profesor) 12 medallas para luego perder en el gimnasio verde que dirige como tapadera el líder del Team Rocket Giovanni, quien cuenta con un misterioso pokémon psíquico que no aparece en la pokedex.








Tras 23 años, un spin off que explicaba la historia de diferentes personajes secundarios, numerosas películas, y juegos que han llegado a basarse en la propia serie, no resulta arriesgado decir que el fenómeno Pokémon no habría sido lo mismo sin la televisión. 

Eso sí, ojalá algún día tengamos por fin acceso a los episodios que a día de hoy síguen censurados, como el del safari pokémon en que Jessie y James usan armas de fuego (lo que supuso que, de un capítulo para otro, nos encontráramos con que Ash, sin ningún contexto, poseía 50 Tauros) o uno de una fiesta en la playa donde James se viste de mujer. Caso aparte resulta, por supuesto, el tristemente célebre "Soldado eléctico Porygon". En él, el impactrueno de Pikachu generaba unas luces que provocaron numerosos ataques epilépticos. 

El suceso (que una vez más, fue parodiado en Los Simpson) tuvo repercusión internacional, y supuso la cancelación temporal de la serie durante 4 meses. Aunque 4Kids (creadores del montaje norteamericano que llegó a Occidente) eliminó las luces, el episodio jamás se emitió fuera de Japón. Si no sois fotosensibles, aquí podéis ver la famosa escena, que a día de hoy sigue siendo el único origen canónico del extraño Pokémon eléctrico.







Como siempre, podéis sugerir más series en los comentarios.

viernes, 25 de septiembre de 2020

El comprador de Springfield: Caída y resurección de Xbox. ¿La era del Game pass?


 


Bienvenidos una vez más al espacio de noticias y opinión de Joróbate Flanders.

Como pasa el tiempo. Estamos cada vez más cerca del fin del mundo de ver una nueva generación de videojuegos, la novena ya. Playstation 5, pese a una mala comunicación inicial por parte de Sony (como aquel absurdo evento a horas intempestivas para presentar el logo de la máquina) parecía ya antes de empezar arrancar con gran ventaja tras el gran dominio de la anterior etapa, donde únicamente el arreón final de Nintendo con Switch impidió que estuviéramos hablando de números de la PS2. 

Sin embargo, en vísperas del Tokio Game Show, y a horas de abrirse las reservas de Xbox Series S y X, Microsoft daba la gran noticia del año, de la que ni siquiera había el más mínimo indicio: la absorción multimillonaria de la prestigiosa compañía Bethesda, dueña de franquicias de la talla de Fallout, Doom o The elder scrolls. Juegos que ahora formarán parte desde el día de lanzamiento, como cualquier exclusivo de la marca, del Game Pass.




Parece que fue hace una vida, pero solo hace 7 años del comienzo de la octava generación. De aquel día en que Microsoft se boicoteó a sí misma de forma solo comparable a los spoilers del trailer de Terminator Genesis. Una presentación de Xbox One que parecía más orientada a vender aplicaciones multimedia y derechos deportivos (exclusivos estos últimos de EEUU) que a explicar qué juegos había (entre los que cabía destacar Forza Motorsport 5 o Ryse: Son of Rome) llenaron Youtube y redes sociales de memes al respecto. 

Con todo, lo peor no era esto, sino políticas (afortunadamente descartadas) como la necesidad de que la consola estuviera conectada 24 horas al día a internet, lo que alimentaba teorías de la conspiración en torno a otro punto controvertido del sistema que sí se mantuvo: la inclusión del fallido periférico Kinect, que elevaba el precio de lanzamiento a los 499$. 

El anuncio de que PS4 costaría 100 dólares menos y un burlón vídeo sobre las restricciones que también iban a existir sobre los juegos de segunda mano hicieron el resto, y ni siquiera los episodios tanto de The big bang theory como South Park en torno a la guerra de consolas en los cuales Xbox One parecía salir mejor parada cambiaron su mala imagen. Si a eso le uníamos el ¿injusto? desastre comercial de Wii U, nos encontrábamos con un escenario en que Sony había ganado antes de empezar.



Las cancelaciones tampoco ayudaron


Mientras que Nintendo no tardó en tirar la toalla a la espera de tiempos mejores con 3DS manteniéndola a flote (llegando a existir presiones para que sus exclusivos fuesen multiplataforma) Microsoft inició una serie de cambios en torno a lo ya existente. 

El polémico Don Mattrick (quien en su día dijo despectivamente que "tenemos una consola para los que no tengan conexión a internet, se llama Xbox 360") era sustituido como CEO de la división de videojuegos por Phil Spencer, y apenas un año después ya había sido lanzada una primera revisión de Xbox One sin Kinect poniéndose al mismo precio que la competencia. 

Posteriormente en 2016 llegaba Xbox One S, con un tamaño más reducido, por fin con fuente de alimentación interna (por lo que ya no había necesidad de enchufes de gran tamaño) HDR y lector de blu ray 4K, en un momento en que apenas había películas en el mercado y el precio de los reproductores era muy elevado.





Pero la verdadera revolución llegó un año más tarde. Ya estábamos acostumbrados a que servicios como Xbox Live Gold o Playstation Network nos regalaran juegos cada mes, ya fueran de mejor o peor calidad. Game Pass era un paso más. Por una cuota mensual, podíamos disfrutar de un alquiler de los juegos exclusivos de la máquina, lo que se conoció como "el Netflix de las consolas". Además, a finales de año llegó la tercera y más ambiciosa revisión del sistema, el "project Scorpio" Xbox One X, la consola más potente de la generación, con la posibilidad de jugar a 4K.

No fue hasta un año después que Sony incluyó la descarga de juegos de PS4 en el servicio Playstation Now, mientras que los rumores iniciales de una oferta similar en Switch terminaron en un simple emulador de juegos de NES y Super Nintendo con títulos que en buena parte ya eran accesibles en las respectivas consolas mini. Aunque ya era tarde para ganar la generación (incluso la portátil híbrida de la gran N, con casi 4 años menos de vida, ha terminado por superarles) ahora Xbox había recuperado parte de la buena imagen ganada con 360.




Hoy en día parece cada vez más claro que el futuro que Sony intentó adelantar fallidamente en su día con PSP Go ya está aquí, la era del fin del formato físico. Tanto PS5 como Xbox Series cuentan ya de salida con versión "all digital" sin ranura de discos, dando un paso más Xbox y lanzando una versión aún más económica reduciendo las especificaciones de la máquina. 

Aunque esto puede parecer que lastrará la calidad de los títulos de Xbox Series X, o que esta última no aprovechará toda la potencia, como ya ocurrió en PS4 Pro y Xbox One X, es un escenario distinto, ya que esta versión reducida de Xbox, comparte arquitectura con su hermana mayor, disponiendo del mismo procesador, y “solo” notando la merma de características en su memoria RAM y gráfica, lo que supondrá menor resolución y tasa de frames, como ya indicaron a su lanzamiento.




Y en este nuevo escenario, Microsoft ya ha dado un primer golpe en la mesa incorporando al Game Pass a una compañía que abarca la friolera de 7 estudios diferentes, lo que ha eclipsado el ya de por sí interesante golpe de efecto que resultó la incorporación del EA Play. Y quien sabe si algún día a medio/largo plazo no se acabarán confirmando los eternos rumores de absorción de SEGA.

Es imposible saber aún quien ganará esta generación. Tendremos que ver como sigue funcionando Game Pass, lejos de sus trucos ofertas de inicio, teniendo a muchísimos usuarios pagando un euro por un año de servicio, aunque según declaraciones del propio Phil Spencer a principios de año, Game Pass es rentable y un buen negocio para la marca.

Pero en definitiva, algo ha cambiado. En un mundo en que los e-Sports mueven miles de millones al año, para Microsoft la marca Xbox ya no es solo una parte más de su gigantesco imperio informático. Ahora va a ser una de sus piezas clave. Y este nuevo escenario nos promete una lucha más interesante que nunca.

Algo en lo que los que jugamos saldremos ganando.

martes, 15 de septiembre de 2020

Grandes juegos basados en películas (2)

Hoy en Joróbate Flanders retomamos un tema de hace algo más de un año, el de películas que sí contaron con buenas adaptaciones videojueguiles:


Indiana Jones greatest adventures (SNES)




Al igual que ocurre con Star Wars, Indiana Jones, la otra gran creación de George Lucas, se ha prodigado con cierta asiduidad en el mundo gamer. Al fin y al cabo, su género de aventuras da mucho juego para ello. El más apreciado (y aún hoy son muchos los fans que lo consideran la verdadera cuarta parte) fue el extraordinario Fate of Atlantis de LucasArts, lanzado para ordenador en 1992. 

Pero no fue hasta la época de las 32 bits que el género de la aventura gráfica empezó a extenderse también a las consolas de sobremesa, y por tanto, para el salto a las consolas de 16 bits (originalmente también había una versión para Mega Drive que fue cancelada) se optó por algo que ya había funcionado muy bien con Star Wars: la acción plataformera.

Con un estilo de scroll lateral muy parecido al de Super SW (de hecho, siendo que ambos personajes fueron interpretados por Indiana Jones, el sprite era el mismo de Han Solo) Indiana Jones greatest adventures (que salió junto a Super Return of the jedi) adaptaba las 3 películas desde En busca del arca perdida, debiendo avanzar en esta para poder desbloquear El templo maldito y la última cruzada, cada una con 3 fases de entre 3 y 4 niveles cada una, con el característico látigo de Indy como principal arma, que además sirve para acceder a determinadas zonas.

Al igual que los títulos de la saga Skywalker, resultaba un juego particularmente desafiante, sobre todo en fases de conducción como la célebre escena de las carretillas de la segunda película. Y una vez más, no había forma de guardar la partida, por lo que había que aprenderse unos enrevesados password consistentes en caracteres griegos.






Dragon Ball Shin Budokai (PSP)





Sí, ya iba siendo hora de hablar de PSP en este blog. Aunque nunca pudo llegar a los espectáculares números de Nintendo DS (y así y todo, sus más de 80 millones de unidades vendidas quedan muy lejos de cualquier otra compañía que haya osado competir en el mercado de las portátiles) esta consola de gran arquitectura para la época nos permitió disfrutar durante años de franquicias de la talla de GTA, Final Fantasy o God of war con una calidad cercana a la de la mismísima Playstation 2. Con eso, era de esperar que antes o después llegara la gran referencia de la generación en el género de lucha: Dragon Ball Z, en pleno tardío éxito en EEUU.






Si DB Budokai y su sucesor Sparking (conocido como Budokai Tenkaichi en Occidente) adaptaban más o menos fielmente el canon del manganime (¡qué tiempos aquellos en que GT aún formaba parte del mismo!) la particularidad que tenía Shin Budokai y que le hace aparecer en este artículo es que el modo historia de este juego tenía como antagonista principal a Janemba, el villano surgido por la resurrección de las almas del infierno en la película Fusión, lo que suponía a su vez la inclusión por primera vez en un videojuego del amigo y rival de Goku en la saga de relleno del torneo del otro mundo, el misterioso guerrero Paikuhan. 

Además de esta opción principal (5 fases donde, además de Janemba, debes combatir contra Freezer, Cell, Boo y Broly) en las que ganabas objetos con los que fortalecer la fuerza y defensa de tu equipo de "Guerreros Z", contábamos con el modo "prueba Z" donde debías sobrevivir contra rivales cada vez más fuertes o superar a 10 en un determinado tiempo. Otro gran atractivo era el de transformarte durante las batallas con ciertos ataques para cada una de ellas, como el "puño del dragón" en el super saiyan 3. 

Su buena acogida dio pie a una secuela protagonizada por Trunks del futuro y numerosas versiones no oficiales creadas por fans, así como un spin off de DB Evolution que, ejem... es tan bueno como os estáis imaginando.








The Matrix: the path of Neo (multiplataforma)






Pocas franquicias han tenido un auge tan intenso y a la vez una caída tan rápida como fue Matrix. Aunque su secuela Matrix Reloaded tenía escenas tan o más espectaculares como su predecesora (como la persecución de los agentes a Morfeo y Trinity por una autopista o la batalla de Neo contra los infinitos dobles del virus conocido como "Smith") su desarrollo mucho más lento no gustó a buena parte del público y la crítica, por no hablar de lo incomprensible que resultaba la verborrea del "Arquitecto".





Con el fiasco en taquilla de Revolutions y la decepción añadida del primer videojuego de la franquicia (protagonizado por una personaje secundaria de la segunda y tercera entregas, Nyobe) poca atención se prestó en 2005 (ya a las puertas de la séptima generación) a Path of Neo. Al contrario que su antecesor, este shooter en tercera persona dirigido por las hermanas Wachowski y desarrollado por Dave Perry, como su propio nombre indica, permitía manejar al protagonista interpretado por Keanu Reeves en su evolución desde el hacker Thomas Anderson al elegido para salvar Zion de la tiranía de las máquinas. Según ibas avanzando en el juego, adquirías nuevas habilidades.

Este juego no es una adaptación como tal de la trilogía, sino una visión alternativa de la misma a través de diferentes momentos clave, como el aprendizaje virtual de kung-fu, el esquivar balas, la ya mencionada pelea campal de Reloaded... todo ello acompañado con escenas de vídeo tanto de las mismas como del recopilatorio Animatrix. 

De esta forma, el algo confuso final de Revolutions era sustituido por otro "más de videojuego" que en ambos casos no spoilearé por si alguno aún no lo sabe. Una curiosa pieza de coleccionista para incondicionales que quizá, con la futura cuarta entrega dentro de 2 años, tenga por fin la reivindicación que se merece.





Como siempre, podéis sugerir más juegos en los comentarios.

viernes, 11 de septiembre de 2020

Revisitando Los Simpson. Tercera temporada




Llegamos en Joróbate Flanders en nuestro revisionado cronólogico de Los Simpson a la tercera temporada.

Considerada por muchos fans la primera de las denominadas "clásicas", resulta ciertamente de lo más interesante de ver. Reaparecían personajes como el hermano de Homer, Herb "Tito Herbito" Powell (voz de Danny DeVito en la VO), o el Actor Secundario Bob (Kelsey Grammer, convertido ya en el villano por excelencia de la serie con permiso de Monty Burns) en "Viudo negro", donde se casa con la hermana de Marge, Selma, por su dinero.

La serie se encontraba en un gran momento de audiencias en EEUU, superando ya de forma habitual a la sitcom de Bill Cosby, del que hacen alguna que otra referencia a lo largo de estos 24 episodios, como cuando Homer dice que él en el entrañable "Sábados de trueno" (primer capítulo que recuerdo haber visto en su día) que "si es tan buen padre como gracioso, lo llevamos claro" cuando le recomiendan un libro suyo de consejos sobre paternidad, así como el personaje del doctor Julius Hibbert, con una familia y forma de vestir muy parecidas al del prota de dicha serie.






Pero, pese a este gran momento de creatividad y repercusión de la serie (algo que se parodia en cierto momento del primer corto de "La casa árbol del terror II" las cosas a nivel interno no iban tan bien como pudiera parecer. 

Según explica Mike Reiss en su libro "Springfield confidencial", el triunvirato fundacional de showrunners formado por Matt Groening, James L. Brooks y el fallecido Sam Simon se rompía en términos no muy agradables (siendo sustituidos en la T3 y 4 por el propio Mike y, ya entonces, Al Jean) al considerar este último (no sin cierta razón) que los guionistas entre los que él se encontraba, los que habían convertido que unos sketches para ir a publicidad se convirtieran en una de las grandes comedias de la historia, recibían muy poco crédito mediático en comparación a Matt, quien en esta temporada escribiría el que sería el único trabajo en solitario de sus 4 episodios en toda la historia de Los Simpson.

¿Os suena todo esto? Efectivamente, incluso de crisis internas, un equipo en estado de gracia conseguía sacar un episodio memorable, que todavía hoy se puede encontrar en cualquier top5 de la serie. En "El flameado de Moe", Homer le revela al tabernero Moe Szyslack, más arruinado que nunca, su receta secreta de un cóctel mezclando diversas bebidas alcohólicas con un jarabe infantil para la tos y por último prenderle fuego. 

El bar se convierte en el sitio de moda de Springfield hasta que la amante de Moe (una nueva camarera que parodia el personaje de Shelley Long en Cheers, serie referenciada aquí en todo momento) le exige vender la receta a una cadena de restaurantes y darle la mitad del dinero a un Homer al que hasta entonces no para de ningunear. 

Sin embargo, este, cada vez más furioso y enloquecido por la actitud de su amigo (memorable momento aquel en que "se pone sarcástico" con su mujer Marge) rompe el acuerdo al revelar la sencilla verdad sobre el "ingrediente secreto" durante un concierto de Aerosmith en la taberna.






Y es que, tras 2 primeras temporadas donde Bart tenía todo el protagonismo, es aquí cuando su padre alcanza el verdadero papel principal en la serie, teniendo otros memorables episodios como "Homer bateador" (donde Burns intenta amañar un partido de béisbol contratando para su central nuclear a diversos jugadores profesionales del momento como José Canseco o Ken Griffey Jr entre otros) o "Definición de Homer", donde acaba apareciendo literalmente en los diccionarios como ejemplo de "tener suerte" al reconocer que su "heróica" actuación resolviendo una crisis que hubiera destruido todo el pueblo fue dándole a un botón al azar.


También irían apareciendo a su vez nuevos personajes, como Tony el Gordo (Joe Mantegna) que protagonizaba en "Bart, el asesino" una aguda parodia de la película "Uno de los nuestros". Además, al final del episodio, un jovencísimo Neil Patrick Harris (sí, Barney) interpreta a un ficticio Bart en la típica TV Movie de fin de semana.







Y de nuevo esta temporada marca un punto de inflexión más en el complejo desarrollo de Montgomery Burns. Si en la temporada anterior su frustrada carrera política le convirtió en enemigo de Homer (al menos, hasta la próxima vez que le olvide) aquí el personaje da otro giro de tuerca cuando, tras sincerarse Waylon Smithers con el inspector de seguridad del 7-G, este malinterpreta sus palabras poniendo la central en el punto de mira de unos empresarios alemanes que le hacen una irrechazable oferta de 100 millones de $, lo que supone el despido de Homer.

Cuando Burns va a Moe´s para pavonearse de ser aún más multimillonario, lo único que se encuentra es que Homer le humilla para deleite de Bart y sus amigos, recomprando la central a mitad de precio a los alemanes, espantados por sus graves deficiencias. Y es que para él su posición económica es lo de menos. Necesita ser odiado y temido por ello. Así, readmite a Homer para algún día vengarse de él.







Por último, cabe destacar en cuanto a la situación de Los Simpson en España que esta sería en 1994 la última temporada que llegó a emitir TVE2, además del primer gran cambio en el reparto de doblaje: Amparo Soto abandonaba por el gran desgaste que le producía en la voz doblar a Marge y sus hermanas Patty y Selma, siendo sustituida por Begoña Hernando, que se mantendría hasta finales de la T6 por idénticos motivos.

Una gran temporada la 3. No mi favorita, pero sí la que me hizo empezar a disfrutar de verdad de esta serie, que no es poco. Próximamente, la T4. Dedicado a la memoria de Sam Simon y Michael Jackson.

Series que deberían estar online (2)

 Un año después de la publicación de este artículo , 24 ya puede verse en Netflix, cosa que celebramos en Joróbate Flanders. Pero hubo produ...