viernes, 15 de noviembre de 2019

Los multiplataformas más insólitos

Hay cosas que nunca cambian. Desde el patio de colegio a los foros y Twitter pasando por aquella mítica sección de Hobby Consolas que se llamaba el contrapunto, siempre habrá gente que discuta qué consola es la mejor, que casualmente suele ser la única que uno tiene. Costaba reconocer la envidia que sentíamos por tal o cual juego, y que saliese un multiplataforma era motivo de alegría.

Pero, incluso en esta categoría, inevitablemente unos títulos son más conocidos que otros. Y hoy en Joróbate Flanders hablaremos de estos últimos, juegos que quizá no sabías que salieron en determinadas consolas. Empezamos:


Street Fighter 2 (Master System)






La historia del videojuego en los 90, aún siendo extraordinaria, no habría sido la misma sin Capcom y Street Fighter 2. La secuela de una de las máquinas más peculiares fue desde su lanzamiento en 1991 toda una conmoción. Los salones recreativos se llenaban para probarlo. Con los años irían saliendo expansiones que permitían manejar a los 4 jefes finales, así como nuevos personajes. Y por supuesto, esta imparable moda no tardaría en llegar a las consolas de sobremesa.







La más popular fue sin duda la de Super Nintendo, ya que durante algún tiempo gozó de exclusividad, pero pronto los usuarios de SEGA Mega Drive contaron con su ansiada versión (que supuso a su vez el lanzamiento de un mando especial de 6 botones) .

También se unió 3DO (gente que aún debate en 2019 si SNES o MD era mejor: ahí tenéis la mejor versión doméstica) y a día de hoy resulta casi más sencillo decir en qué consolas no salió, ya que llegan hasta nuestros días, ya sea en forma de recopilatorios de la saga o un remake HD. Incluso la primera Game Boy lo tuvo. Y entre medias de todo esto hubo una versión exclusiva de un país. ¿Japón? ¿EEUU? Pues, por sorprendente que resulte, Brasil.

Ya hablé de esto en un artículo anterior, pero Master System fue durante mucho tiempo la consola más popular en dicho país gracias a la distribución de Tectoy. Incluso cuando en 1997 Saturn daba sus últimos coletazos en el mercado estadounidense y europeo, la 8 bits mantenía aún una sorprendente salud. Fue por ello que Capcom acabó licenciando una versión en un cartucho de 8 megas que solo podía ser jugado en Master System 3, revisión más potente que a su vez también se quedó en Brasil.






Desde luego, dista mucho de ser la mejor versión, y la selección de personajes es limitada, pero siendo que hablamos de una consola anterior en el tiempo al primer juego, resultaba una más que digna alternativa para la no poca gente que allí no pudiera permitirse otras consolas. En fin, podría ser peor.


Resident Evil (Game Boy)






Hoy en día muchos piensan que simplemente se limitaron a meterle una paleta de colores a lo que ya existía, pero lo cierto es que Game Boy Color en su momento resultaba una mejora considerable con respecto a su antecesora, como demuestran títulos tan extraordinarios como Wario Land 3 o The legend of Zelda: Oracle of ages/seasons. 

Con el impulso que supuso la llegada con un considerable retraso a Occidente de la saga Pokemon, la portátil de Nintendo vivió una segunda edad de oro, y numerosas third parties empezaron a lanzar spin off de sus sagas más importantes. Para los que fuimos nintenderos en esos años, aquella fue hasta la llegada de Game Cube la única forma de jugar a Tomb Raider o Metal Gear Solid.

Y por segunda vez toca hablar de Capcom, que quiso dar un ambicioso paso más allá: si ya habían sido capaces de embutir los 2 discos de Resident Evil 2 en uno de los cartuchos más caros de la historia de N64, ahora querían repetir hazaña porteando el primer juego a GBC. Aunque al principio se anunció para finales de 1999, el desarrollo, como es lógico, fue problemático y finalmente se canceló cuando ya iba nada menos que al 90%, siendo lanzado en su lugar el decepcionante RE Gaiden. Hoy día es fácil encontrar roms que permiten imaginar un poco lo que pudo haber sido.






After Burner 1 y 2 (Famicom/NES)





¿Recordáis el lanzamiento de Game Cube y Game Boy Advance? No eran pocos los que se echaban las manos a la cabeza ante el "sacrilegio" que resultaba ver en sus primeros meses de catálogo sendas adaptaciones de Sonic, de la mascota de SEGA, debido al prematuro adiós de Dreamcast. Pero lo cierto es que (adaptaciones de PC aparte) no era la primera vez que esto ocurría, ya que, ante la escasa implantación que tenía Master System en el mercado japonés, optaron por licenciar diversas franquicias a NES y PC Engine, algunas tan emblemáticas como Altered Beast (juego de lanzamiento de MD en 1988) Space Harrier, Shinobi, o el que aquí nos ocupa, el simulador aéreo After Burner.





Nótese que he mencionado en el encabezado los 2 nombres que tuvo la consola, y esto no es un error, ya que cada región tuvo una versión diferente. La versión americana que vemos arriba fue lanzada de forma alegal por Tengen ya que Nintendo America, con la gran acogida que había tenido la allí llamada SEGA Genesis, se negaba a distribuir estos juegos. Posteriormente Sunsoft editó para el mercado japonés After Burner 2, con algunas mejoras gráficas y jugables. De nuevo, resulta preferible jugar en Mega Drive o en emuladores de recreativa, pero en cualquier caso son unas curiosas piezas de coleccionista para incondicionales de SEGA.






Como siempre, podéis sugerir otros juegos en los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Revisitando Star Wars. Hoy: Una nueva esperanza

1973. Tras el patinazo de su distopía de ciencia ficción THX 1138 y su primer gran éxito con American Graffiti (que marcó el inic...