miércoles, 22 de mayo de 2019

Revisitando Los Simpson: ¿Quien disparó al señor Burns? (1)




Mucho antes de que series como Lost cambiaran la televisión, lo que triunfaban en EEUU eran las historias autoconclusivas. No pasaba nada por perderte un episodio de, por ejemplo, El equipo A o El coche fantástico. De esta forma, el concepto del "cliffhanger" (si es que ya existía) se encontraba mayoritariamente en las "soap operas", telenovelas que podían durar años o incluso décadas en televisión.

 Uno de los más populares, en tanto dio el salto de su país natal convirtiéndose en un fenómeno sociológico en países como España fue Dallas. Al final de la tercera temporada, en el episodio "A house divided", alguien disparaba al principal antagonista de la serie, el multimillonario empresario John Ross "JR" (Larry Hagman) . En todo un año electoral, durante meses no se habló de otra cosa en EEUU (en nuestro país solo se pudo conocer la respuesta en las incipientes televisiones autonómicas TV3 y TVG ya que TVE no adquirió más temporadas, pero ese es otro tema) .



Y sí, en esa época tampoco a nadie le importaba hacer spoilers



3 lustros después, era una serie de animación la que había alcanzado una dimensión similar o incluso mayor a la de Dallas. Y que además tenía un villano muy parecido a JR. Quizá por eso, también en un final de temporada (la sexta para ser exactos) tuvimos el primer capítulo doble de la historia de Los Simpson, guionizado por los futuros showrunners de la serie Bill Oakley y Josh Weinstein, dirigido por Jeffrey Lynch, e ideado por el mismísimo Matt Groening.





Esta primera parte empieza en lo que parece un día más en la escuela primaria de Springfield. El director Seymour Skinner, al notar un horrible olor, descubre que ha muerto el hamster que sirve de mascota a la clase de Edna Krabappel (o "carapapel", como se le conoce en nuestro doblaje) y le encarga a Willie McDougal la tarea de enterrarlo antes de que lleguen los alumnos, lo que supone un sorprendente descubrimiento: hay petróleo bajo la escuela. 

De inmediato Skinner y el superintendente Gary Chalmers empiezan a atender todo tipo de peticiones de profesores y alumnos gracias a la gran fortuna que esto puede generar, como que Tito Puente (con cameo de este) dé clases de música, e incluso el propio conserje Willie podrá cumplir su sueño: tener un cubo de fregar de cristal. No sin antes disfrutar de otro de los deliciosos diálogos surrealistas entre los 2 primeros.






Esto enfurece al dueño de la central nuclear, Montgomery Burns. Al principio de la serie, Burns era el típico jefe duro pero que de vez en cuando mostraba sentimientos, lo que le llevaba a tener conversaciones hoy impensables con Homer sobre, por ejemplo, el complejo que le hacía sentir su calvicie. Progresivamente, esto cambió y se convirtió en un cada vez más exagerado villano, llegando a parodiar a Cruella de Vil en esa misma temporada. Esta vez su plan es construir una gigantesca torre que le permita extraer el petróleo antes que Skinner, después de que este rechace vendérselo. Mientras tanto, su empleado Homer Simpson, ajeno a todo esto, empieza a acumular cada vez más rencor ante el clásico running gag de que Monty no sea capaz de recordar su nombre.


"Hola, Lenny, Carl...Guillermo"



El plan tiene éxito y Burns pasa a controlar el petróleo, lo que arruina al colegio siendo despedidos Tito Puente y Willie. Pero esta no es la única consecuencia, ya que la torre está al lado de la taberna de Moe Syslack causando su cierre, un terremoto provocado por la extracción derriba parte de la residencia de ancianos obligando al abuelo Abe Simpson a mudarse temporalmente al 742 de Evergreen Terrace con su familia, y parte del petróleo impacta contra la casa árbol de Bart, hiriendo gravemente a su perro, el Pequeño Ayudante de Santa Claus. 

Burns, más rico y poderoso que nunca, empieza a enloquecer hasta tal punto que pretende robar un caramelo a un bebé para probar si es tan fácil como dice la expresión, deteniéndole Waylon Smithers al contarle que ha recibido como regalo una caja de bombones. Esto es una argucia de Marge para ver si así por fin se acuerda de Homer. Pero ni siquiera llega a ver su foto en la caja y manda una carta de agradecimiento donde menciona a todos menos a él, lo que termina de hacerle perder la paciencia.







Por su parte, Burns no se conforma con lo ya ganado. Según dice, aún le queda un "enemigo" por derrotar: decide invertir sus ganancias en una maquinaria que bloquee el sol en Springfield, lo que obligaría a usar luz eléctrica las 24 horas. Smithers, horrorizado, muestra por primera vez oposición a su literalmente amado jefe, por lo que es despedido y cae en la bebida.

El alcalde Joe Quimby convoca una cumbre de urgencia para protestar contra todo esto, a la que acaba presentándose el propio Burns. Aunque casi todos los habitantes del pueblo (incluido el propio Waylon) se presentan armados, nadie se atreve a llevar a cabo sus amenazas, y delante de todos, a las 3 de la tarde, Monty activa su siniestra maquinaria. Digo esto ya que dicho número, el 3, parece estar presente en todo momento en el episodio a modo de pista.



Otra pista parece ser quien es la única que no baja la cabeza ante las palabras de Burns


Burns empieza a pavonearse en una plaza oscurecida y extrañamente vacía (parodiando Cantando bajo la lluvia) cuando empieza a discutir con alguien. En ese momento, se oye un disparo. Salvo Marge (que lo oye a lo lejos) y el gamberro Corky "Jimbo" Jones (que le pregunta qué le ha ocurrido) nadie en Springfield parece estar libre de sospecha. El capítulo acaba con una frase del doctor Julius Hibbert dirigida tanto al jefe de policía Clancy Wiggum como al espectador: "No me siento capaz de resolverlo...¿y usted?"






La respuesta (por si alguno aún no lo sabe) en el siguiente artículo. Dedicado a la memoria de Larry Hagman y Tito Puente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Revisitando Los Simpson. El hermano de otra serie

Como ya he dicho otras veces, me resultan algo repetitivos los debates sobre la calidad de Los Simpson. Al fin y al cabo, cada u...