miércoles, 16 de enero de 2019

Los animes que más me decepcionaron

Lo creáis o no, hubo un tiempo antes de internet donde las series se veían a razón de un capítulo al día, o peor, semanalmente. Esperábamos impacientes a ver algo que luego se quedaba en nada. Y un género con el que he sentido a menudo esa sensación es el manganime, donde los openings nos "spoilean" transformaciones alucinantes que luego no lo son tanto, o personajes que luego salen 2 episodios, si es que lo hacen (¡hola, Slayers Next!) . Veamos hoy en Joróbate Flanders algunas de estas grandes desilusiones:

Super saiyan 3 (Dragon Ball Z)


Curso de depilación de cejas saiyan. Con la primera entrega, como cortarle el pelo a Vegeta siendo que para un saiyan es imposible

Para alguien especializado en historias cortas como siempre ha sido Akira Toriyama, Dragon Ball se estaba alargando más de la cuenta. Piccolo, Freezer, Cell...cada saga suponía el momento de la despedida, pero la presión de Jump le llevaba a seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro hasta llegar a la irregular saga de Majin Boo.

En principio la cosa prometía: un nuevo torneo de artes marciales después de tantos años en que el sorteo había deparado nada menos que un Goku VS Vegeta en primera ronda. Aunque dicho evento es interrumpido por los secuaces del brujo Babidi, esto no impide un espectacular combate con ambos al nivel 2 de super saiyan que hasta entonces solo Gohan había alcanzado. Pero Boo superaba con creces ese poder. Y entonces...llegó el super saiyan 3.

Tras más de medio capítulo para la transformación (Toei siempre fiel a sus tradiciones) la cosa quedaría en un par de intercambios de golpes antes de que Goku decida rendirse para que su hijo Goten, y el de Vegeta (Trunks) sean los salvadores de la Tierra (claro, eso funcionó tan bien en el pasado...) .

Tras capítulos y más capítulos de fusiones, desfusiones y subtramas raras como la de Mr Satan y Boo viviendo juntos, llegábamos al combate final entre la forma original del monstruo y Goku. ¿Veríamos por fin el SS3 en su máximo explendor?

Pues no. La cosa queda en otros tropecientos capítulos acumulando ki hasta que al final vuelve a la normalidad. Y de hecho la genkidama la lanza en estado base. Pues vaya.


Eso sí, la ilustración del manga sigue siendo espectacular

Shakkoumon (Digimon 02)


Cada vez George Clooney saca cafeteras más raras


Aunque siempre a la sombra de Pokemon, Digimon (franquicia basada en una variante del juego del Tamagotchi) desde 1999 siempre ha sido un anime de culto al tener un desarrollo mucho más oscuro con unos personajes (los niños elegidos) con problemas más complejos que el simple objetivo de ser Maestro Pokemon.

De hecho, en los primeros episodios de esta segunda parte, el villano era uno de ellos que había caído en el lado oscuro, Ken Ichijouji, el autoproclamado Digimon Emperador, que bloqueaba con su digivice negro las digievoluciones, lo que suponía un descenso de la escala de poder como pocas veces se ha visto en una serie así.

Una vez acabada esta saga, volvieron las evoluciones. Pero seguían sin poder llegar al nivel mega (por algo de una película que aquí jamás llegó...ah, el mundo del manga en España) así que aquí, como en Dragon Ball, hubo que recurrir a la fusión o "ADN digievolución") . La primera fue entre los Digimon de Ken y el nuevo líder del grupo Davis (que, como no, fue la más fuerte, teniendo a su vez 2 evoluciones más) y luego vino la de Kari y Yolei. ¿Y por qué no con TK, si Yolei tenía mucha más relación con Cody? Ya era la primera en la frente.

Pero bueno, la tercera y definitiva fusión tardaba en llegar. Y siendo Angemon uno de ellos, aquello prometía un momento épico como los que habíamos tenido en la primera serie. Y en un momento álgido, donde pelean contra nada menos que un Wargreymon oscuro, nos encontramos ESTO.





¿En serio? ¿En vez de la fusión de Angemon y Angewomon era mejor este regalo de todo a 100 gigante? Ni siquiera le recuerdo un solo combate memorable, y eso que hasta Togemon (?) los tuvo. Espero que tengamos un Ultra Angemon en el 20 aniversario de la serie. Lo queremos para ayer.


Saga de la venganza (Rurouni Kenshin)


El grupo de enemigos más carismatico de la historia

Después de la mítica saga de Kioto, con el carismático Makoto Shishio liderando las fuerzas en contra de los protagonistas, y formando parte de ella casi todos los personajes presentados en las primeras sagas, y con grandes personajes secundarios, la serie se encaminó a su final en una saga totalmente necesaria en la historia, esta sería la conocida como la saga de la venganza.

La saga empieza muy bien, llegando por fin el flashback necesario del pasado de Kenshin, el origen de su famosa cicatriz y el motivo de los fantasmas del pasado que le mantenían atormentado.

El equipo de enemigos no llega a tener el trasfondo y la personalidad de anteriores sagas, pero no terminaban de estar mal, realizando un asalto al dojo de Kaoru bastante interesante.



Enishi y sus hombres, dispuestos a ser apaleados



El problema viene tras el asalto, que ya solo quedan dos enemigos, acabando Enishi con uno de ellos, quedandose el contra todos los protagonistas. Para solventar la situación, se sacaron de la manga cuatro enemigos iguales. Si. Iguales. Completamente de la nada. Cambiando solamente el estilo de lucha de uno a otro, para que al menos todos los personajes pudieran hacer algo durante el combate final, bastante descafeinado también. Al menos la despedida y los prólogos si estuvieron a la altura.

No sabemos si por estos motivos esta saga no fue animada, pero para conocer el verdadero final solo nos quedaba leer el manga.

Ahora la serie ha vuelto, con el reclamado arco de Hokkaido, aunque con un intervalo de publicación bastante irregular debido a unos "pequeñitos problemas con la justicia" del autor. Veremos en queda esta nueva última saga.

Final Newteam-Toho (Oliver y Benji)


¿Te rieh?


También conocido en su versión original como Captain Tsubasa, el manganime creado por Yoichi Takahashi en 1981 ha conseguido, en sus diferentes versiones que llegan hasta nuestros días, que los japoneses se interesen por un deporte tan ajeno a su cultura como es el fútbol. En el primer campeonato, el Newteam de Oliver Atom (o Tsubasa Ozora) se enfrentaba en la final al Mupett de Mark Lenders (Kojiro Hyuga) por una beca en el exclusivo instituto Toho, algo que interesaba mucho a este debido a provenir de una familia pobre.

Aunque finalmente los primeros ganaban 4-2, ambos recibían dicha beca, que Oliver rechazó. De esta manera, el Toho se enfrentó en 2 ocasiones al Newteam en las siguientes ediciones, siempre sin éxito. Poco a poco Mark fue perdiendo su agresividad, algo que le echó en cara su antiguo entrenador Jeff Turner, por lo que se sometió a un entrenamiento especial impartido por este en la playa, lo que no obstante le cuesta su puesto en el equipo.






Con muchos esfuerzos, el Toho llega a la final (enfrentándose, entre otros, al propio Mupett) y finalmente Ed Warner y Dani Mellow consiguen que Lenders juegue contra el Newteam de un Oliver lesionado, que dejará el equipo tras el partido para partir a Brasil como es su sueño. Parecía que de nuevo ganarían, hasta que en una espectacular jugada, Mark logra empatar a 4.






Dadas las circunstancias, era un buen momento para que por fin Lenders ganara culminando así su redención. Pero no solo no fue así sino que ¡acaba el partido con el empate y ambos son proclamados campeones! Final bastante descafeinado para un partido que ocupó más de 20 episodios del anime y 5 tomos del manga grabando a fuego los chistes sobre la eterna duración de los mismos. 


Pero en fin, al menos le fue mejor que a Ash en la liga Pokemon


Si os ha gustado, podéis sugerir más animes en los comentarios.

2 comentarios:

  1. Y hablando de Ash, en esta última liga, tenia todas las papeletas para ganar, con un pokemon que tenia una evolución que sólo existe en el anime (una sincronizacion entre entrenador y pokemon), y siendo mucho más superior que su rival, los creadores de la serie decidieron que era mejor que perdiera, como siempre ....

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo siendo que era el año en que estaba de moda el Pokemon Go y había que seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro.

    ResponderEliminar

Vegeta como síntoma: el declive de Dragon Ball Z

Año 1989. Aunque aquí apenas se empezaba a conocer para los espectadores vascos , andaluces y catalanes,  en Japón uno de los mang...