domingo, 31 de marzo de 2019

Protogameplays: los VHS de videojuegos

El mundo nunca supo aceptar un Mario diseñado por Pedro Vera



El de los videojuegos en España fue un origen complejo. Pese a esos recuerdos más propios de ver Stranger Things que de la realidad, en los 80 lo que reinaban eran los ordenadores 8 bits como Spectrum, Commodore 64 o MSX. No fue hasta 1987 (2 y 4 años más tarde respectivamente) que llegaron a nuestro país Master System y Nintendo Entertainment System o NES. Si bien la consola de SEGA tuvo algo más de tirón gracias al prestigio de la marca en los salones recreativos, aún pasaría mucho tiempo antes de que las consolas empezaran de verdad a despuntar en España.









En 1990 haría su irrupción SEGA Mega Drive, y 2 años después (de nuevo ambas con considerable retraso con respecto a Japón) Super Nintendo. Esto, dejando a un lado el considerable salto tecnológico, supuso publicidades agresivas muy habituales en EEUU a las que no estábamos acostumbrados aquí. En 1992, una Hobby Consolas que apenas llevaba unos meses en el mercado ofrecía esto a sus lectores.









Sí, el acento italiano de Mario resulta algo ridículo visto ahora, y pocos chavales que viesen esto entenderían todos los datos técnicos que daban (aún así se repetian en los patios de los colegios como si fuesen accionistas de la "gran N") pero, en perspectiva, fue un enorme acierto por parte de ERBE, como demuestra el hecho de que aún hoy perdure el eslogan "el cerebro de la bestia". Durante aquel año olímpico aún habrían otros 2 vídeos más, "Pura dinamita" (con algunos fallos garrafales como decir que GB salió en 1983 o que Mario era el villano de los primeros juegos, algo que solo ocurrió en DK Jr)  y "Felices novedades" donde las imágenes de los juegos eran intercaladas con escenas extraidas de la serie animada de Super Mario World.






Por supuesto, SEGA no tardaría en dar la réplica con este vídeo donde curiosamente Sonic ya tenía la misma voz que tendría luego en su serie. Posteriormente hubo segunda parte  donde se presentó el incomprendido periférico Mega CD, que de nuevo se retrasó en España, por lo que directamente llegó el segundo modelo. Pero el punto de inflexión fue otro VHS llamado "La ley del más fuerte".






Con una peculiar voz que recordaba a la del tabernero de Los Simpson Moe Syslack (no en vano, era la de Juan Perucho) un esqueleto fingía interrumpir la programación para presentar las novedades de MD con todo tipo de comentarios despectivos que, sin mencionar nombres, a nadie se le escapaba que se referían a Nintendo, en un surrealista collage de anuncios británicos o estadounidenses y breves sketches que ni siquiera estaba claro a qué cuento venían, como ese en que un entonces semidesconocido Roberto Cairo (el entrañable Desi de Cuéntame) hacía de político, fórmula que repetirían para presentar el fallido 32X en el que fue el primero que vi en su día, Bienvenido al próximo nivel. Con todo, fueron años muy buenos para SEGA España, aunque quizá no sea tan atribuible a estos anuncios como a acertadas estrategias comerciales como los Mega pack.







A su vez, Nintendo copiaría esta nueva fórmula de dar un cierto "argumento" a estos VHS, siendo particularmente famoso este de 1995 donde José Luis Gil (sí, Juan Cuesta/Enrique Pastor) interpretaba a un vidente al que predecir el futuro de SNES y la entonces conocida como Ultra 64 le producía extraños efectos secundarios. Le seguiría un año más tarde (ya presentando el lanzamiento de N64 en Japón) Alto Riesgo, donde un espía de la competencia se cuela en las oficinas de Nintendo. Aquella campaña debió tener un particular éxito, puesto que en 1997 tuvo una aún más surrealista secuela donde el tipo en cuestión presentaba su informe.







Pero si hubo un vídeo que caló en el corazón de los que fuimos nintenderos en los 90, ese fue sin duda "Lo mejor de N64" en 1998. ¿Que tenía de especial? Pues ni más ni menos que un homenaje de despedida al equipo de Game 40, que simulaban hacer un especial de aquel legendario programa de radio, que había sido cancelado recientemente. No podía haber mejor manera de presentar el quizá mejor juego de la historia, The legend of Zelda: ocarina of time.








Por supuesto, aunque no se prodigara tanto (quizá por su acertada política publicitaria, que buscaba un público más adulto que ampliara el mercado de las consolas) también Sony lanzó sus VHS, entre los que cabe destacar "abre tu mente al poder de PS" donde veíamos algunos de sus primeros éxitos como Battle arena toshinden o Ridge racer, así como un trailer de la película de Mortal Kombat. Por su parte SEGA siguió con su particular humor en vídeos para Saturn como Peligrosamente real, "Novedades´97" y "Contraprográmate".







Pese a su gran calidad, Saturn no tuvo demasiada acogida fuera de su Japón natal. A SEGA no le quedó más remedio que adelantar el cambio de generación, y en "Lo único que necesitas para montártelo con todo el mundo" se nos ofrecía los primeros lanzamientos de Dreamcast como Sonic Adventure y Soul Calibur, pero sobre todo se hacía gran hincapié en la pionera opción de juego online, que incluía una plataforma exclusiva llamada Dreamarena. Pero, tras un inicio prometedor, el mero anuncio de la futura Playstation 2 decantó la guerra de los 128 bits para Sony, y SEGA pasó a ser compañía third party.







Esta de Xbox sería la última cinta promocional ya en 2002. Aunque todavía en años posteriores Microsoft y en especial Nintendo seguirían sacando DVDs promocionales, aquello entró en un inevitable declive. La inmediatez de internet (sobre todo tras el nacimiento en 2005 de Youtube) dejó rápidamente obsoleto este tipo de publicidad.

Ahora todo esto de comprar revistas para ver anuncios puede parecer muy ingenuo. Quizá lo sea. Pero eran otros tiempos en que no teníamos tanto acceso a juegos como ahora, y esta era la única forma de comprobar qué títulos eran los que merecía la pena poner en la carta de los Reyes Magos. Espero que os haya gustado este pequeño homenaje, y si me he dejado algún VHS que os gustara especialmente, podéis citarlo en los comentarios. Dedicado a la memoria de Roberto Cairo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Revisitando Los Simpson: Bart el soplón

Como ya expliqué en artículos anteriores , aunque yo personalmente prefiera el alocado ritmo de gags de la 5, la T7 es considerada po...