viernes, 11 de junio de 2021

Loki: el resurgir del dios del engaño (SPOILERS)

 



Sigue creciendo el universo Marvel a través de Disney+. Después de una breve temporada de descanso tras los estrenos prácticamente simultáneos de Wandavision y Falcon y el soldado de invierno, el 9 de junio llegaba el más misterioso y esperado de todos los anuncios de la plataforma: Loki. De nuevo he de avisar de SPOILERS, así que, si no habéis visto el episodio piloto, os dejo con una divertida parodia de los jamones al vapor.



Aunque su enemigo principal sea Thor, Loki ha tenido una importante presencia dentro del universo Marvel en general, desde su papel en la saga Dark Reign a "The gift", el crossover limitado de 2 números en que a los X-Men y al grupo de superhéroes canadiente Alpha Flight les era ofrecido un nuevo mundo demasiado perfecto. Una vez que la incomprendida Iron Man 2 estableció la presencia del lore asgardiano dentro del UMC, se abría pues todo un mundo de interesantes posibiliades.

Bajo la dirección de un director tan poco propicio al género como Kenneth Branagh, Thor daba a conocer al actor británico Tom Hiddleston. 

Cierto era que su Loki aún era el típico villano megalómano que tanto hemos visto en el cine, pero su transfondo ya estaba ahí, alguien con unas aspiraciones al trono que su hermano (interpretado por Chris Hemsworth) en el fondo no tenía, pero que se veía desplazado por su condición de "adoptado" de uno de los enemigos de Odín (Anthony Hopkins) ,el gigante de hielo Laufey (Colm Feore) . Su intepretación fue posiblemente lo más exitoso de la película, y su carisma y química con Hemsworth eran indudables.




La escena postcréditos de Thor fue la primera en enlazar directamente con Los Vengadores. Loki había caído al vacío del puente arcoiris o Bifrost que une los "9 reinos", y, como sabríamos después, eso le hizo toparse con el titán loco Thanos (Josh Brolin) que le cedió un poderoso ejército para gobernar la Tierra a cambio del Tereracto, el cubo que esconde la gema del tiempo, contando como arma a su vez con un cetro supuestamente mágico con el que controlar a la gente a través de sus corazones, que no era sino otra de las 6 gemas del infinito, la de la mente. Gracias al intento de sacrificio de Tony Stark (Robert Downey Jr) la escaramuza fracasó.



Una escena que implicaba a Loki fue eliminada durante el caótico montaje de La era de Ultron, así que únicamente vimos en la fase 2 del UMC al dios del engaño en El mundo oscuro, la secuela de Thor. 

Esta película marcaría un punto de inflexión en el desarrollo del personaje después de que su madre, Frigga (Rene Russo) fuese asesinada por el elfo oscuro Malekith (Christopher Eccleston) que trata de hacerse con el "eter", la gema de la realidad que ha poseido al gran amor de Thor, Jane Foster (Natalie Portman) . Los 2 hermanos se ven obligados a aparcar sus diferencias para hacer frente a esta amenaza, dando Loki supuestamente su vida por ello.

Por supuesto, esta fue otra de las muchas veces que ha usado su gran habilidad aprendida de Frigga, las ilusiones. Thor Ragnarok nos muestra como ha conseguido usurpar el trono de Odín haciéndose pasar por él. Lejos de lo que cabía esperar, Loki resulta ser de hecho un pacífico gobernante que es querido por todos hasta que es descubierto y, juntos, se despiden de su padre en un apacible rincón de Noruega.

Tras enfrentarse al enloquecido Gran Maestro (Jeff Golblum) y a otra usurpadora del trono, Hela (Cate Blanchett) hermana de Thor y Loki repudiada por Odín que obtiene su poder del mismo Asgard, el planeta es destruido partiendo los asgardianos supervivientes hacia la Tierra. Cuando por fin parece que Loki se ha redimido, Thanos aborda la nave acabando definitivamente con él.



Con todo esto, era inevitable preguntarse como era posible una serie sobre el personaje. Unos creían que sería una precuela, y otros aventuraban la posibilidad de que de nuevo hubiese hecho otra de sus estratagemas para huir de Thanos, llegando a surgir teorías tan alocadas como que pudiera ser el "niño rata" Noobmaster69 con quien Thor había desarrollado una profunda enemistad en Fortnite

Como ya hemos comentado, el UMC ha ido evolucionando desde aquellas primeras películas que hoy parecen demasiado "clásicas" en comparación. 

Los hermanos Russo demostraron con El soldado de invierno que se podía meter al Capitán América (Chris Evans) en un thriller político, el personaje de Doctor Strange interpretado por Benedict Cumberbatch introdujo la magia (lo de Asgard, capchas raros aparte para manejar el Mjolnir, no es sino ciencia avanzada) y Vengadores Endgame rompió otra barrera: los viajes en el tiempo y los multiversos, tan recurrentes en el mundo del comic desde Días del futuro pasado.

Así, el piloto de Loki empieza con algo que ya vimos en aquella larga pero intensa película, la irrupción de los Vengadores que habían sobrevivido al "lapso" en la batalla de NY para recuperar las gemas del infinito presentes en esa línea temporal y con ello traer de vuelta a sus amigos. Hulk (Mark Ruffalo) se ve obligado a bajar por las largas escaleras de la torre Stark, y su incontrolable furia por ello causa una distracción que permite a un Loki aún antagonista huir con el Teseracto.



Como ya avisó la hechicera suprema a un Bruce Banner que ahora controla plenamente los poderes de Hulk, que las gemas se desvíen de su línea temporal puede tener consecuencias imprevisibles, y Loki es arrestado poco después por la TVA o agencia de variación temporal, una misteriosa organización secreta en algún planeta lejano que, como si del Ministerio del tiempo se tratara, se encarga de hacer que la historia siga su curso natural.



Cuando Loki está a punto de ser "reiniciado", uno de los guardianes del tiempo, Mobius M. Mobius (Owen Wilson, co-protagonista de Zoolander) decide hablar con él, ya que piensa que sus habilidades pueden ser útiles. 

Aunque al principio lo rechaza rotundamente e intenta escapar a la mínima ocasión, es cuando recupera el confiscado teseracto cuando entiende el verdadero e incalculable poder de la dimensión que ahora le tiene confinado: está guardado en un simple cajón junto con un montón de otras gemas del infinito, que allí no son sino meras reliquias con un único valor decorativo.

Tras ver como en el futuro pudo cambiar, decide finalmente llevar a cabo la misión que le ha sido encomendada. La de detener a un hombre enmascarado que está cometiendo asesinatos a lo largo de todo tipo de épocas. Un hombre que supuestamente no es ni más ni menos que otro "doble" de Loki. Y es que los argumentos de las próximas secuelas de Doctor Strange y Spiderman hacen sugerir que los multiversos que la TVA trata de evitar pueden ser ya inevitables.




Mezclando el habitual tono del UMC con el género de ciencia ficción y hasta ciertos toques de distopía (ese personaje animado simpático pero inquietante de la "señorita minutos" que recuerda al "vault boy" de Fallout) y cierto guiño histórico que reconocerán los fans de Prison Break, este de Loki es quizá el más interesante de los pilotos que hasta ahora hemos visto de Marvel. 

Aún es pronto para aventurar si estará a la altura de Wandavisión o en menor medida "Falcon.." pero sin duda los mimbres están puestos para ello. Y quien sabe si las muchas ausencias que de momento vemos en los créditos abre pie a algún que otro interesante cameo de los que siempre levantan aún más el interés.

Como siempre, podéis opinar sobre esto en los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El comprador de Springfield. Las grandes ausencias del E3

  Vuelve una sección que tarda más que las temporadas de Rick y Morty, el espacio de noticias de Joróbate Flanders. Después de que la pandem...