viernes, 4 de junio de 2021

Las series de verano (3)

Llega el mes de junio, y con él el tener que planchar a horas intempestivas vuelve a Joróbate Flanders nuestro repaso a esas series (enlaces aquí y aquí) que año tras año veíamos en verano en los pocos canales abiertos que teníamos en los 90 y 2000.


El príncipe de Bel-Air





He aquí una auténtica superviviente de la televisión en España. Aunque ya tenía una prometedora carrera en el mundo del rap, esta fue la sitcom que convirtió a Will Smith en todo un ídolo de masas. 

El príncipe de Bel-Air (estrenada en 1990 en EEUU y 2 años más tarde en nuestro país) cuenta, como se nos narra en la peculiar intro interpretada por el propio Will, la historia de un joven de un peligroso barrio de Filadelfia que es enviado a vivir con sus millonarios tíos al lujoso lugar de Los Ángeles que da título a la serie.

Si bien tan solo duró 6 temporadas, el hecho de que Antena 3 se acostumbrara a emitirlos en absoluto desorden daba la impresión de ser mucho más larga, pudiendo encontrarte de un día para otro a las 2 actrices que interpretaron a la tía Viv, por ejemplo.

Muchos son los momentos que recuerdan aún con cariño los incondicionales de la serie, como la extraña pareja de Will con su estirado primo Carlton (Alfonso Ribeiro) y los bailes que este se marcaba por Tom Jones o la forma en el que el tío Phil (James Avery, voz del villano Schredder en Las tortugas ninja) siempre echaba de la mansión a Jazz (Jeff Townes, pareja artística musical de Smith) , así como algunos episodios con cierta crítica social, como la injusta detención a Will y Carlton que hace que por primera vez este último sea consciente de la situación racial en Norteamérica.


No, no fue en taxi a Bel-Air


Pero si algo contribuyó decisivamente a popularizar "The fresh prince..." en nuestros lares, esto fue posiblemente el doblaje. 

Además del estupendo trabajo que hacían entre otros Iván Muelas o Pedro Sempson (el inolvidable primer Monty Burns) como el sarcástico mayordomo Geoffrey (Joseph Marcell) , esta fue la serie que inauguró una práctica que se volvería habitual en futuras producciones emitidas por A3: la de adaptar los guiones para así hacerlos más accesibles al espectador medio. 

Así, podíamos encontrar desde referencias al entonces presidente del Atlético de Madrid y alcalde de Marbella Jesús Gil o el ascenso del Real Betis a expresiones de carácter regional e incluso menciones a los mismos actores de doblaje. Hoy en día habría muchas quejas por este tipo de prácticas (y quizá con cierta razón) pero es entrañable recordarlo como el producto de su tiempo que es.



El equipo A




Por encima de cualquier otra serie, hablar de los veranos de A3 en los 90 es hablar de El equipo A, el cuarteto de ex-soldados formado por Hannibal Smith (George Peppard) Fenix (Dick Benedict) el piloto supuestamente loco Murdoch (Dwight Schultz) y el duro M.A Barracus (Mr.T) conductor de la mítica furgoneta negra cuyo miedo a volar obliga a menudo al resto a buscar formas de dormirle.

Aquí daba igual de qué caótica forma se llevase a cabo la emisión o inclusive que te perdieras uno ó 2 capítulos, puesto que uno sabía perfectamente lo que se iba a encontrar a lo largo de los 98 episodios repartidos en 5 temporadas. 

Algún granjero tiene problemas con un cacique local y, no pudiendo confiar en las autoridades, logra entrar en contacto con el equipo, y al estilo de otros procedimentales de su tiempo como McGyver, son secuestrados por el malo de turno consiguiendo escapar con lo que tengan a mano en ese momento. Todo esto mientras tienen que huir de la policía militar que les persigue incansablemente por el "delito no cometido" en 1972 durante la guerra de Vietnam.



En el primer episodio de la quinta temporada llegó el siempre temido "salto de tiburón" siendo finalmente arrestados por los militares. 

Así, pasan de justicieros a mercenarios al servicio del general Hunt Stockwell (Robert Vaughn, el antagonista principal de Superman 3) a cambio de su libertad en misiones paramilitares que solían implicar a países del este de Europa, en los tiempos en los que la guerra fría se convirtió casi en un subgénero propio dentro del thriller. 

Este cambio de aires, que supuso la inclusión de un quinto miembro (Frankie Santana, interpretado por Eddie Vélez) , no fue del gusto de los espectadores y acabó suponiendo su cancelación al término de la misma.



Además del enorme legado que ha dejado El equipo A, con una película que sirvió de precuela y multitud de homenajes en series como Padre de familia, cabe destacar el curioso cameo que se produjo en la cuarta temporada. Se trata de nada más y nada menos que de Ana Obregón, que además se dobló a sí misma. Toda una interesante rareza para fans de la actriz y presentadora.



Ace Ventura








Como ya comentamos en una ocasión, durante algún tiempo hubo una cierta moda en torno a adaptar a animación cualquier película imaginable, por muy inapropiado que pudiera ser en determinados casos

En este contexto, llegaron a producirse hasta 3 series basadas en sendas comedias de Jim Carrey: Dos tontos muy tontos (que muchos apenas recordarán ya que A3 no tardó en sustituirla a principios de 1997 por una tal Dragon Ball) La máscara, y la más longeva de todas, Ace Ventura (la única que hasta entonces contaba con secuela en la gran pantalla) que se prolongó en 2 etapas entre 1995-2000.

Si bien lógicamente estaba sensiblemente suavizada con respecto a la película, esta serie supo de alguna manera captar el humor absurdo del detective de mascotas. No en vano, en su equipo creativo encontramos a un desconocido Seth McFarlane que compatibilizó su trabajo aquí con su proto Padre de familia Larry and Steve en Cartoon Network.

Eso sí, esto no era una serie divulgativa, y los errores de ambientación en los viajes que se llevaban a cabo eran habituales, siendo un ejemplo especialmente recordado el episodio ambientado en la fiesta de San Fermín en Pamplona, donde una vez más vemos los estereotipos mexicanos tan frecuentes en las series y películas estadounidenses. 

Como si del célebre meme de Spiderman se tratara, en otro episodio encontrábamos un sorprendente crossover: un encuentro de Ventura con Stanley Ipkiss y la impredecible máscara de Loki.




Si bien sería demasiado arriesgado decir que Ace Ventura pet detective llegó a hacer sombra a su "hermana mayor", el hecho de que esta serie y no la película fuese la que obtuviese a su vez una adaptación en forma de aventura gráfica para PC resulta de lo más llamativo y destacado para el producto menor que inicialmente estaba destinado a ser.




Como siempre, podéis sugerir otras series en los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El comprador de Springfield. Las grandes ausencias del E3

  Vuelve una sección que tarda más que las temporadas de Rick y Morty, el espacio de noticias de Joróbate Flanders. Después de que la pandem...