viernes, 27 de noviembre de 2020

Redoblajes que nos gustaría oír



Ya lo he dicho alguna vez en Twitter, pero el tema que nos ocupa hoy en Joróbate Flanders me obliga a repetirlo. Sin hacer mucho ruido, eclipsada por las mucho más mediáticas Netflix, HBO, Disney+... Amazon Prime Video posiblemente se ha convertido en la plataforma con el catálogo más interesante en España.

Además de los preestrenos de series de Mediaset como Madres o la sempiterna La que se avecina, y que empiece a adelantarse a Movistar en traer los últimos blockbusters cinematográficos como Sonic o John Wick 3 (aparte de otros contenidos, ejem... más pintorescos) el pasado octubre llegó lo que muchos fans deseábamos: tras años contando únicamente con una pequeña selección de episodios en Netflix (y que la colección en DVD quedara interrumpida en la T9) por fin tendríamos todo South Park.


Y además Ángel Martín les hace publicidad



Y hace unos días en torno a este último "estreno" saltaba (alguna vez tenía que pasar en 2020) una grata sorpresa: más de 20 años después, el musical navideño "Mr.Hankey´s Christmas Classics" de la tercera temporada había sido redoblado con el reparto habitual de la serie para que por primera vez las canciones estuvieran en castellano, algo que muy rara vez se ve en la televisión actual por el alto coste que supone.

Si en el pasado fui crítico con algunos innecesarios redoblajes, en este artículo haré justo lo contrario, hablar de algunas producciones que sí deberían contar con ese añadido. Veamos algunos ejemplos:


El resplandor




Sin duda, Stan Lee  Kubrick fue todo un genio del cine tal como como lo conocemos hoy en día. Y como suele pasar con los genios, también tenía sus excentricidades, desde pretender adaptar El señor de los anillos con Los Beatles de protagonistas a que su última película tuviera que salir en 4:3 pese a que así se perdiera imagen con tal de que "llenara" los antiguos televisores de tubo.

Que, para su adaptación de la novela de Stephen King El resplandor, Kubrick se implicara personalmente en el desarrollo del doblaje no era algo inusual. Steven Spielberg también lo haría con ET, y quien sabe como habría sido la historia en España de Los Simpson sin la supervisión de James L.Brooks. 

Sin embargo, las decisiones que se tomaron fueron... peculiares. De la dirección se encargaría Carlos Saura (declarado detractor de la profesión) y los protagonistas Jack Nicholson y Shelley Duvall fueron doblados respectivamente por Joaquín Hinojosa y Verónica Forqué, actores de cine y teatro sin experiencia en este campo, por lo que resultaba demasiado raro de oír, sobre todo en el caso de esta última.




 

Considerando que los blu ray ofrecen la posibilidad de escuchar un número considerable de idiomas sin perder por ello calidad (he llegado a ver más de 10 en ediciones de Universal) sería un buen momento para darle un nuevo doblaje, sin por ello renunciar (tanto por respeto al fallecido director como a los defensores que también tiene) a contar también con el original como la histórica rareza que es, como ya se ha hecho con las 2 primeras entregas de El Padrino, Tiburón o En busca del arca perdida.





Dragon Ball 





Mal que bien (contínuos retrasos en la emisión, censura incomprensible para ser el anime más family friendly de la franquicia...) hemos disfrutado en Boing de un extraordinario doblaje de Dragon Ball Super bastante fiel al original inclyendo algún que otro sorprendente detalle de fanservice. Pero no siempre fue así.

No mucha gente sabe (mis felicitaciones a los autores de la última edición libro-DVD de Cuéntame como pasó por mencionar el asunto) que la primera de las incipientes cadenas autonómicas en emitir la serie no fue EITB o TV3 como llevan años discutiendo catalanes y vascos como si de una competición se tratara, sino la andaluza Canal Sur a poco de empezar sus emisiones regulares en 1989.

Quien haya adquirido en este black friday la colección en blu ray de la serie original (AKA "la de Goku pequeño") habrá comprobado no sin sorpresa que los primeros 26 episodios (esto es, hasta la mítica transformación en ohzaru durante el 21º gran torneo de las artes marciales) tenían voces completamente diferentes a las que conocemos. 

Y es que originalmente la serie se dobló en un estudio de Barcelona en catalán y castellano con un reparto de voces más o menos similar salvo en el caso del saiyan protagonista, a quien dio voz en este último Juana Molina, a quien quizá recordéis como la voz de Ranma. 






Tras ser cancelada la primera emisión al pasar sin pena ni gloria, Canal Sur retomó definitivamente Dragon Ball en 1991 ante el abrumador éxito en Galicia, País Vasco y especialmente Cataluña. Pero con una considerable diferencia. Esta vez ya no se contaría con el reparto anterior, sino que de un capítulo a otro, todos sonaban diferente. Ahora se doblaría en la propia Andalucía. 

Dejando a un lado la confusión inicial de dar voces diferentes a Jackie Chun y el maestro Mutenroshi (spoiler: son el mismo personaje) y modismos heredados de TVG que todos recordamos como "bolas mágicas" o la "onda vital", mientras que aquellos episodios iniciales contaban con una traducción relativamente cercana al original, el hecho de querer el doblaje, como suele decirse, "para ayer" supuso tener que recurrir a la excesivamente creativa traducción procedente de Francia (problema que, ojo, también tuvieron el resto de idiomas)

En 1993 Dragon Ball fue definitivamente retirada tras muchas protestas en Andalucía en el episodio 147 de Z (en que Goku se recuperaba de su enfermedad del corazón) y aunque Telemadrid se hizo cargo del doblaje de los episodios sucesivos, acabó tomando una idéntica decisión tras apenas emitir 21 más en las Navidades de ese año. 

No fue hasta un lustro después que por fin pudimos ver en Antena 3 el final del Cell Game, y todas estas idas y venidas provocaron inevitablemente nuevos cambios en determinados personajes, de forma que, solo en su etapa adulta, el propio Son Goku ya ha tenido hasta 5 voces diferentes en nuestro país.






Hace poco pedí que se emitiera Dragon Ball Kai. Si esto no fuera posible (y quizá sea hasta preferible viendo los defectos que traería ya "de fábrica" su versión internacional) ojalá una futura edición BD de Z cuente con un redoblaje que termine de reivindicar tras su buen trabajo en Super al gran reparto de voces andaluzas y a la vez haga que el anime empiece a ser comprensible para los que no hayan leído el manga.

South Park: Más grande, más largo y sin cortes





Corría el año 1999 cuando vi una preview en la extinta revista Magazine 64 sobre un juego de Acclaim. Más allá de la dudosa calidad del mismo (un clon de Turok más tosco y si cabe con más niebla) lo que me llamaba la atención es la explicación que daban sobre que era una serie de animación para adultos que estaba causando sensación en EEUU.

Ya en 2000 (3 años después de su estreno original) South Park nacía para el gran público en España. 

Se estrenaba el musical Más grande, más largo y sin cortes, que fue una de las sensaciones del verano para horror de aquellos padres que creían estar llevando a sus hijos a una típica película de animación de Disney o Dreamworks, así como uno de los primeros fenómenos virales del incipiente internet, con páginas que permitían descargar "ese" tema de los metarreferenciales Terrance y Phillip. En otoño empezaría a emitirse la serie en A3 los domingos de madrugada. Pero, ¿qué hacía Kyle Broflovski con la voz de Bart Simpson?






Resulta que lo que la mayoría desconocía es que la serie ya llevaba emitiéndose más de un año en Locomotion, semidesconocido canal de la plataforma Vía Digital. 

Y según se rumorea en los foros de Eldoblaje, ni siquiera lo sabía Tecnison, el estudio encargado de la película. De esta forma, se daba la curiosa situación de que Margarita Ponce (una de las mejores voces de la serie, la de Eric Cartman) participara en la misma pero como un personaje mucho más secundario, la madre de Stan Marsh.

No es que sea realmente un mal doblaje (aunque cambien determinadas expresiones de los personajes, como el "¿sabeeeen?" del señor Mackey por un algo más soso "y tal") pero siendo que, como ya hemos visto, se han tomado la molestia en Amazon de mejorar uno de tantos capítulos que personalmente yo ni siquiera recordaba, reunir al reparto de la serie aquí sería todo un bonito homenaje a los fans en el 20º aniversario de su estreno.






Como siempre, podéis sugerir otras ideas para redoblajes. Dedicado a la memoria de Stanley Kubrick y Diego Maradona.

viernes, 20 de noviembre de 2020

El comprador de Springfield: el resurgir del 4K, un "nuevo" Padrino, la novena generación de videojuegos y un regreso inesperado

Vuelve a Joróbate Flanders una sección que no tiene la asiduidad que me gustaría por las consecuencias de la pandemia, el espacio de noticias El comprador de Springfield.


Tenet, ¿el despertar del 4K?





Como ya habréis visto en artículos anteriores, en Joróbate Flanders, sin renunciar a los cómodos servicios de streaming, somos defensores del formato físico. Después de la gran guerra de formatos de los 80 que ganó quizá el formato más flojo de los 3, y el gran auge que viviría a partir de los 90 el DVD, para no poca gente el blu ray parecía en 2006 un salto quizá demasiado precipitado. 

Y es que aunque la mejora en películas actuales rodadas en digital era considerable, la sensación entre el gran público era similar a la que muchos sentimos con el cambio de 32 a 128 bits en las videojuegos: sí, se veía más bonito, pero no había esa percepción de abismal salto tecnológico que había supuesto el paso del clásico plataformeo en 8 y 16 bits a las casi infinitas posibilidades de juego que abría la tridimensionalidad y el fin de los cartuchos.


El querer vender alta definición en un formato SD tampoco ayudó



En 2015 todavía muchos films clásicos seguían apareciendo únicamente en DVD (así como buena parte de las series de éxito en el caso español) pese a que ya los tradicionales televisores de tubo habían desaparecido por completo del mercado y las principales cadenas televisivas habían adaptado sus contenidos a HD. Un par de años antes, Microsoft había incorporado por fin el BD a su Xbox One tras su apuesta en la séptima generación por el caballo perdedor

No obstante, tanto sus usuarios como los de la Playstation 4 de Sony cada vez compraban más juegos en virtual (las tarjetas de códigos online se han convertido en una parte más de la caja de los supermercados junto con los packs de 8 pilas y las golosinas varias) y en algunos casos ni siquiera sabían que sus flamantes nuevas consolas también servían para reproducir cine. Todo esto en un contexto en que las fallidas pantallas 3D daban paso al 4K. Y con ello otro formato óptico de cine más prematuro si cabe.






A lo largo de la 8ª generación, únicamente Xbox One S y X han incluido la posibilidad de reproducción de discos 4K, mientras que Playstation 4, cuando finalmente dio el salto con la versión Pro, lo hizo para juegos y plataformas digitales. 

Esto, unido al hecho de que Disney sea reacia al formato (mientras que, en el caso de las distribuidoras nacionales, únicamente Eone ha apostado tímidamente lanzando la segunda y tercera entregas de la saga John Wick protagonizada por Keanu Reeves) ha supuesto que el 4K en España sea poco menos que infinitas reediciones de determinadas franquicias como Harry Potter, Cazafantasmas o Spiderman.

Y, después de que yo mismo augurara su posible desaparición, parecen salir los primeros brotes verdes. Tras un decepcionante paso por las salas de cine (pese a que los casos de contagios de covid en salas son prácticamente inexistentes, el miedo sigue estando inevitablemente ahí) la edición 4K de la última película de Christopher Nolan (el thriller de ciencia ficción Tenet) según datos del portal Mubis, se ha convertido en la más reservada en Amazon en su edición steelbook, y lo que posiblemente sea más llamativo, también su edición básica supera ampliamente al BD

Quizá Nolan no haya salvado las salas de cine como muchos esperaban con su sorpresivo estreno en agosto. Pero, con la recién lanzada Playstation 5 incorporando finalmente el 4K, puede que sí estemos ante un impulso decisivo para este formato como en su día fue la trilogía Matrix para el DVD. Y en los tiempos que corren, sería algo muy de agradecer.





El padrino 3, ¿versión buena?





Aunque soy gran aficionado a la saga (así como la novela de Mario Puzo) nunca pensé que hablaría en Joróbate Flanders de El Padrino. Sencillamente, creo que me sería imposible aportar más a lo que tanta gente que posiblemente sepa más que yo de cine haya dicho ya de esta obra maestra del cine de gangsters de Francis Ford Coppola y protagonizada por Marlon Brando, Al Pacino, Robert de Niro y Robert Duvall entre otros.

No vi las películas hasta uno de tantos ciclos televisivos allá por 2011. Durante todo ese tiempo, me crié viendo las numerosas bromas que tanto Los Simpson como en menor medida Futurama (el jefe de la mafia robot dice en un episodio que el número 3 es lo que más odia) hacían sobre la tercera película que se estrenó en 1990 (16 años después de su antecesora, la más alabada) cuando posiblemente nadie la esperaba ni pedía. 






Viéndose obligado a rodarla por sus graves problemas financieros durante la década de los 80, algunas decisiones de casting de Coppola fueron de lo más controvertidas, como la de Andy García como el nuevo capo Vincent Mancini (hijo del temperamental Sonny interpretado en la primera por James Cann) , o su hija Sofia Coppola (hoy directora de éxito) como Mary Corleone después de que Winona Ryder rechazara el papel en último momento, así como el fallecimiento fuera de plano del "consigliere" Tom Hagen por la falta de acuerdo económico con Duvall para su regreso.

El Padrino 3 no ganó ninguno de los varios Oscar a los que estaba nominado, y tras años de ser prácticamente un meme (algo que también alimentó Los Soprano con las imitaciones de Michael que hacía el personaje de Steven Van Zandt, Silvio Dante) el paso del tiempo ha hecho que poco a poco esta película haya tenido el reconocimento que merece al contar algunas de las escenas más memorables de la trilogía, como ese final que seguramente todos conozcáis pero no spoilearé por si acaso.

Pero Coppola aún estaba descontento con las imposiciones que hizo Paramount (empezando con el título, que ya en los comentarios del completísimo DVD de 2001 decía que le hubiera gustado que fuese "la muerte de Michael Corleone") y el estreno por parte de HBO Max del "Snyder Cut" de Liga de la justicia ha abierto la puerta a un remontaje en blu ray que ya está confirmado que también se estrenará en cines.

Yo personalmente estoy entre los defensores de la versión existente, y siendo realistas, posiblemente esta "nueva" película se parecerá más al Superman 2 de Richard Donner que a lo que fuera que hubiera podido imaginar Francis. Pero me alegro de que al menos haya podido contar con esta alternativa, y ahí estaré para verla cuando salga en diciembre.





Playstation 5 ya esta aquí





Como pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando debatíamos sobre PS4 y Xbox One tras el histórico E3 de 2013 del que tanto hemos hablado en artículos anteriores.

7 años después (¡qué tiempos aquellos de los episodios de The big bang theory y South Park al respecto!) la novena generación, una de las más interesantes de la historia de los videojuegos, deja paso a la era del 4K. 

Tras todo un año de presentaciones en streaming de menor o mayor interés, y la inevitable rumorología que a menudo se contradecía entre sí, hace unas semanas llegó Xbox Series al mercado en sus modelos X y S, y ahora lo hace la esperadísima Playstation 5, que desde el principio parte ya con cierta ventaja gracias al gran trabajo que (salvo excepciones como los graves problemas que en algún caso han causado las actualizaciones) hicieron con la PS4, la segunda consola más vendida de la historia de Sony.

Aunque parece que el lanzamiento está siendo todo un "éxito", ya que está acarreando problemas con el stock, reservas canceladas, especuladores y demás problemas, no sabemos si realmente es así o estos problemas vienen dados a jugar con el stock como nos viene mal acostumbrando Nintendo, o a problemas en la distribución por la pandemia. Dentro de unos días cuando se anuncien las ventas saldremos de dudas.

De momento, en el país nipón, estandarte de Sony y Nintendo, las ventas han sido discretas en comparación con PS4, ya que mientras está vendió más de 300000 unidades en 2 días, PS5 solo ha vendido 103901 en su edición con lector de discos y 14184 en su versión sin él los primeros 4. Habrá que esperar a ver los resultados más adelante, cuando lancen más juegos del gusto de Occidente para comprobar si realmente será un éxito por aquellas tierras.


¿Giro en la trama de Boruto?




Tras el revuelo que ha habido en la prensa, incluso en la generalista, nosotros no vamos a ser menos. Cuando en 2014 Naruto finalizó sus aventuras en la Shonen Jump tras 78 tomos, Shueisha no tardó en intentar estirar el chicle. 

Un año después de la finalización, llegó una película titulada Boruto: Naruto the Movie, que, como suele ocurrir en distintas secuelas de shonens, esta vez daban más protagonismo a sus hijos.



No, Gohan, a ti nunca te la darán



Tras el triunfo de esta, la editorial propuso al autor original (Masashi Kishimoto) continuar la serie, pero este lo rechazó, proponiendo a uno de sus asistentes, Mikio Ikemoto, como dibujante y el guionista de la película anteriormente nombrada, Ukyō Kodachi, como guionista. 

La serie comenzó sus andadas en 2016, en la hermana videojueguil de la Shonen Jump, V-Jump, hogar de muchas de estas secuelas, Dragon Ball Super, las distintas secuelas de Yu-Gi-Oh!, y, como su nombre indica, adaptaciones a manga de videojuegos. La serie, como cabía de esperar tras el éxito de Naruto, ha sido también un éxito rotundo, anunciándose un anime poco tiempo después y siendo siempre de las series más vistas en Crunchyroll y la más leída con diferencia en Manga Plus.


Las influencias de Naruto no terminaron de irse



A pesar de los esfuerzos de Shūeisha por promocionar la serie y las esperanzas que tenía puestas en ella todo el mundo (hasta la editorial Planeta lanzó por primera vez de forma simultánea a Japón el primer tomo) , está nunca terminó de despegar, cancelándose abruptamente a los 5 tomos publicados.

Pues bien, en un extraño movimiento por parte de Shūeisha, han anunciado que Kisimoto vuelve a la revista, esta vez siendo finalmente guionista de Boruto ¿Habrá cambios significativos en la trama? ¿Qué ocurrirá con el actual guionista? ¿Seguirá siendo un éxito o seguirá la suerte de Samurai 8? Pronto sabremos las respuestas.

Como siempre, podéis opinar sobre estas y otras noticias que consideréis que nos hayamos dejado en el tintero en los comentarios.

viernes, 13 de noviembre de 2020

Grandes películas deportivas

 Los más viejos de mi Twitter quizá lo recuerden, pero para los que me hayan conocido aquí, este no es ni mucho menos mi primer blog. Entre 2010-14 me dediqué a escribir sobre deportes

Aquellos fueron años muy intensos, entre los que cabe destacar el triplete de la Selección Española de fútbol, los no menos importantes triunfos de baloncesto, la explosión definitiva de Rafa Nadal, y a un nivel más personal, la quizá mejor época de la historia del Atlético de Madrid. 

Posiblemente hoy apenas salvaría un 10% de lo que escribía (y tampoco ayudó a su difusión un título excesivamente largo que realmente ni siquiera era tan ingenioso como me parecía entonces) pero en cierto modo guardo en el fondo un cariño especial a esa etapa, así que hoy en Joróbate Flanders uniré ambos mundos comentando algunas de mis películas deportivas preferidas. 

No hablaré de la saga Rocky porque eso ya me llevaría por sí solo una serie de varios artículos, sino de otras, quizá menos importantes, pero no por ello menos interesantes de ver.



Space Jam





Una vez más toca montarnos en el Delorean rumbo hacia los alocados años 90. Aunque aquí, lejos de las sesiones noctámbulas actuales de Movistar, apenas nos llegaba lo que nos contaba Ramón Trecet en su programa, la NBA vivía en EEUU un gran auge en torno a la figura de Michael Jordan y su imbatible equipo de los Chicago Bulls, con 6 anillos de Campeón divididos en 2 etapas. No es que no hubiera grandes deportistas en el pasado, pero aquello marcó una nueva era: la del deporte como negocio. La de la venta de merchandising.

Y en medio de ese fenómeno, que vivía paralelamente con el de llevar camisetas de los personajes de Looney Tunes de Warner vestidos como raperos, rockeros y cualquier otra locura imaginable, en un brainstorming de Nike en el que estaban comiendo pollo, a alguien se le ocurrió que podría ser una buena idea mezclar ambos conceptos para anunciar las zapatillas deportivas "Air Jordan". 







La extraña pareja de Michael Jordan y Bugs Bunny creó gran impacto, y en 1996, aprovechando su regreso a la NBA tras su efímera etapa en el béisbol, surgió una idea todavía más disparatada si cabe: rodar una película pseudobiográfica que a la vez fuese la verdadera primera película de los Looney Tunes tras años de refritos de sus cortos con un hilo conductor entre sí. Sí, de ahí vino cierto comentario sobre la película de Rasca y Pica, pero ese es otro tema.






El argumento de esta película resulta, cuanto menos, un tanto extraño. Unos extraterrestres (apodados por el gato Silvestre como "los monstars") son enviados al mundo de estos animales antropomórficos por el malvado dueño de un parque de atracciones, que quiere convertirlos en fenómenos de feria. 

El siempre astuto Bugs decide aceptar únicamente si les ganan a un partido de baloncesto, ya que la baja estatura de estos seres les da una enorme ventaja. Pero los monstars también resultan ser más ingeniosos de lo que parecen, y con una pelota mágica roban el talento de estrellas de la NBA como Charles Barkley o Patrick Ewing entre otros, convirtiéndose en unos terroríficos monstruos gigantes.






Michael Jordan consigue librarse al estar jugando al béisbol en ese momento, y enseña a jugar a los Looney Tunes junto a Lola (personaje creado para esta película) consiguiendo derrotar finalmente a los monstars en el último segundo al darse cuenta que a él también se le aplican las nulas leyes físicas al estar en un mundo animado.

Posiblemente no sea una gran película, y una parte de mi desearía que la "secuela" hubiera sido la que alcanzara su éxito, pero al final siempre que la echan en la tele acabo viéndola como lo que siempre ha sido, un placer culpable de mi infancia. Además, su página web oficial no puede rezumar más nostalgia del internet del pasado.



Adoro este cameo


Rush





En 1976, nadie tenía dudas de quien sería el campeón de Fórmula 1. El austriaco Niki Lauda había arrasado la temporada anterior con Ferrari, y todo apuntaba a un nuevo paseo de la "Scuderia". 

A su principal y posiblemente único rival, Mclaren, se le había ido el legendario Emerson Fittipaldi, que había decidido fundar su propio equipo. El nuevo piloto del equipo británico se convertiría en la gran sorpresa del año, y tras una temporada agónica, se hizo con el título por un solo punto.

Dirigida por Ron Howard, Rush narra la historia de Lauda (Daniel Bruhl) y Thor James Hunt (Chris Hemsworth) desde sus comienzos en las pequeñas categorías hasta el Mundial´76, narrando tanto las vidas personales de ambos como las polémicas en algunas carreras, como la sanción (posteriormente revocada) a Hunt en España, o la no suspensión del GP de Alemania que casi le cuesta la vida a Niki.

Las escenas de las carreras resultan de lo más espectaculares, sobre todo el Gran Premio final en Japón, donde a Hunt le valió con un tercer puesto tras el abandono de un Lauda que logró milagrosamente volver para la recta final de la temporada pese a sus graves heridas.





Aunque al principio la película parece posicionarse ligeramente a favor de Hunt y su carácter extrovertido frente al mucho más serio Lauda, al final uno consigue empatizar con ambos pilotos, llegando a una emotiva escena final que no spoilearé. Destacar también la banda sonora, que mezcla música setentera con temas épicos de Hans Zimmer que en cierto modo evocan a El caballero oscuro.

Ojalá algún día tengamos una película similar sobre, por ejemplo, Ayrton Senna y Alain Prost, o, si sois más aficionados al motociclismo, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi.





Borg/McEnroe. La película





Desde que vi Rush, soñaba con una película similar sobre mi deporte preferido, el tenis. 

Lo veía como algo imposible, ya que, aunque ha habido grandes rivalidades en este deporte que llegan hasta nuestros días, no se me ocurría ninguna historia que tuviese una épica comparable (salvando las distancias, claro está) a la de Lauda y Hunt. Y la respuesta era tan obvia que sin embargo no se me había ocurrido.

Con apenas 26 años, el sueco Björn Borg ya era uno de los mejores tenistas de la historia, con 6 victorias en Roland Garros y 5 en Wimbledon, records que durante mucho tiempo fueron inalcanzables. Y sin embargo, de pronto decidió retirarse ahí quedando la duda de hasta donde habría podido llegar.

Fueron 2 finales de Wimbledon (una ganada y otra perdida) lo que más se recuerda hoy en día, las de 1980 y 1981. Ambas contra un rival que, de nuevo, no podía ser más diferente de lo que él representaba.

Mientras Borg (Sverrir Gudnason) jamás perdía la calma ni en los más difíciles momentos, John McEnroe (Shia Lebouf) era todo lo contrario, un volcán a punto de entrar en erupción, siempre permamentemente enfadado y protestando a los árbitros, en un tiempo en que no existía la tecnología de revisión. 

La película nos narra el épico WB de 1980 (la mejor final de la historia junto con las de 2008 y 2019), a la vez que mediante flashbacks se nos muestra que quizá tenían más en común de lo que pudiera parecer. 

Al contrario de la visión "equidistante" de Rush (que era una coproducción entre Inglaterra y Alemania) , Borg/McEnroe es una película sueca, por lo que Björn inevitablemente es quien lleva el peso de la historia. Pero un Lebouf que me dejó gratamente sorprendido sabe robarse cada escena en que aparece, imprimiendo el gran carisma que tenía John pese a todo. Muy recomendable si os gusta el tenis.







Como siempre, podéis recomendar otras películas en los comentarios.

viernes, 6 de noviembre de 2020

Política y ficción 2 (SPOILERS)

 

Este no sale puesto que la realidad ya ha superado la ficción


El pasado martes se celebraron las elecciones de EEUU entre Donald Trump y Kanye West  Joe Biden, posiblemente las más reñidas que se recuerdan en muchos años hasta el punto que, en el momento de escribir el artículo, aún no se sabe quien gobernará. 

De esta forma, hoy retomaremos en Joróbate Flanders el que fuera uno de nuestros primeros artículos del año, los políticos en la ficción. Por supuesto, hay spoilers, así que, si no habéis visto alguna de estas series, podéis ver mientras unos divertidos dibujos animados rusos.




Charles Logan (24)





Al final de la tercera temporada de 24, el presidente demócrata David Palmer (Dennis Haysbert) renunciaba a la reelección afectado por el asesinato de su esposa Sherry (Penny Johnson Gerald) a manos de la mujer de un empresario corrupto que le estaba chantajeando. 

Debido a estos sucesos, en la cuarta temporada encontramos a un nuevo presidente, el candidato republicano John Keeler (Geoff Pierson) , que es atacado en el propio Air Force One por un ex-piloto del ejército que trabaja como mercenario para el terrorista islámico Habib Marwan (Arnold Vosloo, al que recordaréis por su papel antagonista en La momia) quedando gravemente herido. Y es entonces cuando entra en escena el personaje que nos ocupa, el hasta entonces vicepresidente Charles Logan.









Interpretado por Gregory Itzin, Logan se nos muestra en la T4 como un político nervioso e inepto al que el ataque nuclear al que se puede enfrentar EEUU le viene demasiado grande, tomando una serie de decisiones erráticas como ordenar la detención del agente federal Jack Bauer (Kiefer Sutherland) cuando está a punto de capturar al esquivo Marwan.

Finalmente, decide pedir ayuda a su antecesor Palmer, que pasa a ser una especie de presidente en la sombra hasta el final de la crisis, haciendo la vista gorda ante la operación ilegal de Jack en la embajada china que permite detener e interrogar a uno de los terroristas.

Si esto ya resulta difícil de seguir, la quinta temporada (la preferida por buena parte del fandom y la crítica especializada) se volvió toda una locura. 

Aquí vemos a un Logan (quien se atribuye en exclusiva los méritos) mucho más seguro de sí mismo y a punto de firmar un importante acuerdo diplomático con el presidente ruso cuando de nuevo ocurren una serie de ataques en el país (incluyendo el asesinato de Palmer) en los que entre otros está implicado Christopher Henderson (Peter Weller, Robocop) antiguo jefe de la ficticia CTU y mentor de Bauer.

Y entonces, en los últimos episodios de la temporada, la serie se destapaba con si cabe su más impactante cliffhanger: el presidente Logan formaba parte de la conspiración. Aún hoy sorprende ver en una cadena tan conservadora como es Fox una serie con una trama de estas características.








Alcalde Adam West (Padre de familia)





Si en el artículo anterior hablamos del alcalde Joe Quimby de Los Simpson, en esta ocasión toca hablar de la serie "rival". Y es que, en un contexto en el que la serie 60s de Batman se había convertido en todo un meme de internet, a Seth Mcfarlane se le ocurrió dar a su actor protagonista un papel recurrente en Padre de familia como el alcalde del ficticio pueblo de Quahog (Rhode Island) .

Tan o más corrupto si cabe que su homólogo de Springfield, el alcalde West es ante todo un personaje... peculiar. 

Su larga lista de excentricidades incluyen el levantar una estatua gigante de oro de la rana de los cereales Smacks como supuesto homenaje a los soldados estadounidenses que luchan en Irak, mandar a todos los policías de Quahog a Cartagena de Indias para rescatar a la protagonista de una película, creer que es un tomate tras recibir un golpe con un ladrillo y sangrar por ello, o simplemente cantar su nombre sin venir a cuento.






Con el regreso de la serie en 2005, Adam empezó a tener más protagonismo en la serie, con una serie de tramas que involucraban de una u otra forma a la familia Griffin. 

Primero tuvo un breve romance con la hija mayor de Peter y Lois Meg, después fue secuestrado por Brian para que derogara la prohibición del matrimonio homosexual (su primo Jasper lo es) y finalmente es él mismo quien contrae matrimonio con su mano Carol Pewterschimdt (hermana de Lois) hasta que el fallecimiento del actor en 2017 supuso la desaparición del personaje.







Regina Mills (Once upon a time)





Una de las primeras series que seguí una vez que terminó Lost fue Once upon a time (o Érase una vez, como se la conoció en España) con la que compartía parte de los guionistas. 

La villana principal en la primera de sus 7 temporadas es Regina Mills (Lana Parrilla) la eterna alcaldesa del bonito pueblo de Storybrooke, cerca de Boston. Un día, su hijo adoptivo Henry (Jared S. Gilmore/Andrew West) escapa en busca de su madre biológica, Emma Swan (Jennifer Morrison) quien pasa a trabajar como sheriff.

Solo unos pocos personajes, entre ellos Henry y el misterioso anticuario sr.Gold (Robert Carlyle) , conocen el sorprendente secreto de Storybrooke: son personajes de cuento trasladados al mundo real por una maldición de Regina, quien resulta ser la malvada reina madrastra de Blancanieves (Ginnifer Goodwin) .







Aunque en el piloto se menciona una historia similar a la del cuento (donde la reina envidia a Blancanieves por su belleza) no se tardó en darle un acertado giro al personaje de Regina, con un trágico pasado en buena parte por culpa de la traición de la aquí conocida como "Mary Margaret". 

Lo mucho que de verdad quiere a Henry termina rompiendo la maldición, y tras moverse durante la T2 en una cierta zona gris, a partir de la tercera temporada pasa a ser quizá la verdadera heroína de OUAT. 

Aunque la serie tuvo muchos altibajos acabando en una innecesaria y algo aburrida séptima temporada donde cambió gran parte del reparto, la seguía viendo por Regina, esperando que algún día tuviera su final feliz.

Si bien no daré detalles sobre esto último (puesto que entrará en breve en Disney+, y por tanto puede que muchos la vayan a ver por primera vez) diré que su desarrollo me pareció de lo poco satisfactorio de esta temporada final. Un personaje complejo como pocas veces se ha podido ver en una historia por definición de "buenos y malos".






Como siempre, podéis sugerir otros personajes en los comentarios. Dedicado a la memoria de Adam West.

Redoblajes que nos gustaría oír

Ya lo he dicho alguna vez en Twitter, pero el tema que nos ocupa hoy en Joróbate Flanders me obliga a repetirlo. Sin hacer mucho ruido, ecli...