viernes, 27 de marzo de 2020

Disney+ ya está aquí: pros y contras




De una forma un tanto accidentada, por fin llegó a España la plataforma de streaming más esperada (y temida por los padres, que tendrán que ver Frozen en bucle) Disney+. Pero antes que nada, empecemos, como le gusta a Manolito Gafotas, por el principio de los tiempos.

Tras algunos canales provisionales o "pop-up", en 2017 aparecía en Movistar+ de forma indefinida el nuevo canal Movistar Disney. Tras la desaparición años atrás de Disney Cinemagic, volvíamos a contar con una programación donde disfrutar tanto de los "clásicos" como de las producciones 3D de Pixar, así como algunas rarezas entre las que cabría destacar Sleepy Hollow o la adaptación cinematográfica que dio fin tras 4 temporadas (la duración estándar de las producciones de Disney Channel) a Patoaventuras.






Desde luego, resultaba una oferta interesante (y de hecho a ese canal le debo alguna de mis reseñas) pero inevitablemente se quedaba algo corto, cayendo en el problema endémico de los canales temáticos lineales: el exceso de reposiciones, teniendo que tirar de la app de Movistar, que no siempre tiene determinadas películas. En ese contexto, muchos recibimos con ilusión las primeras noticias en 2018 sobre el lanzamiento de su propia plataforma VoD tras la absorción de Fox.



Quien diga "Disney plas", ¡golpe de remo!



Según iban llegando noticias del lanzamiento en EEUU la cosa cada vez prometía más. ¡Series de Marvel! ¡De Star Wars! ¡Todas las temporadas de Los Simpson! (eso sí, salvo cierto episodio...) . 4 meses después (que en tiempo de Twitter equivalen a unos 130 años) D+ se encuentra ya en España y por fin hemos podido probarlo en Joróbate Flanders.






Lo primero que hay que destacar es que, tras un rápido registro y creación de perfil (admitiendo un total de 7, con 4 posibles usuarios a la vez) la interfaz resulta de lo más cómoda, pudiendo elegir entre los 5 tipos de contenido que nos ofrece esta plataforma: Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y los documentales de National Geographic (que también tienen su contenido exclusivo, como una serie dirigida por Jeff Goldbum, el doctor Malcolm de Jurassic Park) , si bien hay que revisar bien la configuración ya que se han reportado algunos casos de usuarios que tenían por defecto el menú en español latino, apareciendo títulos de películas que pueden llevar a confusión como "la novicia rebelde". La oferta animada resulta de lo más completa, contando tanto con películas como con (por ejemplo) los cortos de Pixar, algunos de ellos inéditos.

Aún con la anunciada reducción de calidad debido al mayor consumo de internet por la cuarentena del coronavirus (que ha retrasado el lanzamiento en Francia) , las producciones en 4K (como las más modernas películas de Marvel) resultan todo un deleite visual, y algo que destaca sobre el resto de plataformas: la inclusión de making ofs, escenas eliminadas y otros extras, tanto de las respectivas ediciones físicas como exclusivos.

Eso sí, hay inconvenientes. Como ya venia ocurriendo en EEUU, Los Simpson, aunque ha gozado de una remasterización que la hace parecer casi una serie de estreno, cuenta a cambio con un recorte de imagen para pasar a 16:9 arruinando uno de los grandes encantos de la serie, los detalles visuales de fondo. Aunque contamos con 30 temporadas, esta última se encuentra aún sin castellano por estar todavía en emisión en Neox.

En cuanto a la oferta de Marvel, resulta algo incompleta, faltando tanto algunas de las películas del Universo Cinematográfico como (pese a que lo anunciamos aquí por error atendiendo a la oferta norteamericana, mil perdones) las grandes series animadas de los 90 (aunque parece que sí podrían incorporarse más adelante) así como algunas de las de Disney, como Pepper Ann.

Y claro, aún faltan por llegar muchas de las producciones exclusivas, siendo de momento lo más destacado una adaptación Live action de La dama y el vagabundo y la interesante serie The Mandalorian, que inexplicablemente será subida en episodios semanales pese a estar ya completamente doblada.






Dicho todo esto, ¿merece la pena abonarse a Disney+? Me es difícil mojarme, pero hay que tener una cosa clara: esto no es Netflix o HBO, aquí no hay gente arrastrando a analistas a un avión rumbo a Yemen. La factoría del ratón Mickey no ha querido poner todos sus huevos en la misma cesta así que esto no es ni más ni menos que lo que promete: una plataforma familiar, igual que (salvando las distancias) las consolas Nintendo son sobre todo para jugar a sus exclusivos. Tú decides si es o no lo que estás buscando.

Como siempre, podéis dar vuestra opinión en los comentarios.

2 comentarios:

  1. "la inclusión de making ofs, escenas eliminadas y otros extras"

    Que bueno esto!!!

    ResponderEliminar
  2. Sí, hay hasta escenas eliminadas del episodio IV de Star Wars.

    ResponderEliminar

Series que deberían estar online (2)

 Un año después de la publicación de este artículo , 24 ya puede verse en Netflix, cosa que celebramos en Joróbate Flanders. Pero hubo produ...