viernes, 3 de abril de 2020

La casa de papel 4: punto y seguido (SPOILERS de la tercera temporada)





Ya está por fin en Netflix la cuarta temporada de La casa de papel. Quien nos iba a decir cuando veíamos la tercera mientras disfrutábamos del verano que las cosas estarían como están ahora en España y en el mundo, y desde Joróbate Flanders deseamos una vez más mucho ánimo a todos los afectados por la enfermedad del coronavirus. 

Al contrario de lo que ocurrió hace casi un mes dadas las circunstancias con otro estreno esperado, esta vez no ha habido ninguna caída inoportuna, y ya he podido ver los 8 capítulos que de nuevo han dejado un final abierto a una T5 que ya estaba confirmada desde hace mucho tiempo. Inevitablemente he de hacer spoilers de la 3, así que sí aún no estáis al día, os dejo mientras tanto con un divertido vídeo de un señor hindú que imita a Michael Jackson.








En el 3x08, vimos como Raquel Murillo "Lisboa" (Itziar Ituño) era detenida tras haber sido simulado su asesinato por orden de Alicia Sierra (Najwa Nimri) la siniestra agente de policía que había torturado a Río (Miguel Herrán) , lo que obliga por primera vez al "Profesor" Sergio Marquina  (Álvaro Morte) a improvisar sobre la marcha en el cada vez más complicado nuevo atraco en el Banco de España. 

Mientras tanto, los "Dalís" tienen que salvar a Nairobi (Alba Flores) del disparo que recibió a traición a la vez que tratan de controlar al inestable Palermo, interpretado por un Rodrigo de la Serna que una vez más se roba cada escena, ya sea dentro de las claustrofóbicas oficinas o en los flashbacks que siguen desarrollando su compleja amistad con el fallecido hermano de Sergio, Andrés de Fonollosa "Berlín" (Pedro Alonso) . 

Y si Alicia se convirtió en la T3 en la mayor archienemiga del profesor como si del personaje de Alex Mahone (William Fichtner) en Prison Break se tratara, nunca Tokio (Úrsula Corberó) tuvo que hacer frente antes a alguien aún más peligroso que ella: Gandía (José Manuel Poga) jefe de seguridad que, tras aparecer brevemente en los primeros episodios de la pasada temporada, aquí se convierte posiblemente en el antagonista principal, con unas escenas que poco menos que llevan a LCDP a un nuevo género, el terror. Sin olvidar claro está a Arturito Román (Enrique Arce) que tras colarse en el banco seguirá con sus intentos de heroicidades a la vez que mostrará más que nunca su lado oscuro. Todo esto, ante la atenta mirada de una misteriosa rehén interpretada por Belén Cuesta.






¿Esta temporada es mejor o peor que la anterior? Es difícil de decir. Al principio empieza un poco más lenta (era difícil mantener un ritmo tan acelerado) pero a partir del 3x04 vuelve la pura acción a la que LCDP nos tiene acostumbrados para llegar de nuevo a unos 2 episodios finales llenos de tensión e incógnitas. 

Un punto y seguido ante una quinta temporada que promete ser más espectacular que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El comprador de Springfield. Snyder cut: ¿y ahora qué?

Durante mucho tiempo, las franquicias del cine de superhéroes fueron autoconclusivas entre sí. Pese a algún guiño puntual como JJ...