viernes, 10 de abril de 2020

Revisitando Los Simpson. El espectacular episodio Nº138






Hace una semana fue el April Fool, e inevitablemente se coló alguna que otra "fake new" de broma en este equivalente anglosajón del día de los inocentes. En otro primero de año de hace 27 años, hubo un punto de inflexión en la historia de Los Simpson, otro más en aquella cuarta temporada donde el humor se hizo más absurdo y menos realista y Bart le cedió el protagonismo y popularidad a su padre Homer: el inspector de seguridad del 7G caía en coma por culpa de una broma pesada, por lo que su familia recuerda pasados incidentes de los que salió airoso. Estabamos ante el primer episodio recopilatorio de la historia de la serie, "Este es el resultado: retrospectiva de Los Simpson".






La imposición por parte de Fox de este tipo de episodios obedecía a una cuestión económica. Su coste de producción era menor que la de un capítulo normal, pero luego podían vender los derechos como uno más. De esta forma, hubo que producir otro en la sexta y séptima temporadas (ambos guionizados por Jon Vitti bajo el pseudónimo "Penny Wise") y se llegaron a exigir nada menos que 4 anuales, idea que afortunadamente fue descartada. 

El primero, de una dejadez absoluta (las pocas escenas nuevas eran planos repetidos, canteándose especialmente algunos de ellos por ser de las 2 primeras temporadas) se llamó "Otro refrito de Los Simpson. Tema: romanticismo" y quizá ni lo conozcáis por la manía de Antena 3 de saltárselo sistemáticamente (no lo estrenó hasta 2000, lo que se evidencia en el doblaje, que debió hacerse a la vez que la T10 u 11) . 

En el segundo, en cambio, se trató de hacer algo que al menos pudiera ser a la vez divertido e instructivo para ese sector "friki" de la audiencia de la serie que ya comentaba de forma insaciable cada detalle en los BBS de la incipiente internet. Así que sí, hoy en Joróbate Flanders comentaremos un capítulo recopilatorio. El espectacular episodio Nº138 de Los Simpson (o 137 para los que descubran la serie a través de Disney+) .





Con una intro recopilando diversos gags del sofá (así como una nueva pizarra de Bart que evidencia este tira y afloja entre equipo y cadena, "solo haré esto una vez al año") da comienzo el tercero de los que serían finalmente 6 recopilatorios en toda la serie (el último de ellos en la T13) . En lugar de un habitual desarrollo de 3 actos, estamos ante un capítulo planteado como una especie de programa televisivo presentado por Troy McClure (Phil Hartman) , con el mítico salón del 742 de Evergreen Terrace mostrado como un decorado en lo que será un resumen de la historia de Los Simpson.

Tras un adelanto de lo que será el mejor chiste del episodio (la peculiar caricatura del autor Matt Groening, presentado como un anciano borracho de ideología ultraderechista que creó la serie para saldar deudas de juego) muchos conoceríamos por primera vez los orígenes de la serie.

En 1987, Fox buscaba unos cortos animados que sirvieran de transición en los cortes publicitarios de su nuevo programa de humor, The Tracey Ullman Show. Para ello, el productor ejecutivo James L. Brooks encargó a Groening adaptar Life in hell, la tira cómica que llevaba publicando en diarios de todo EEUU desde 1972. Este no quería arriesgarse a perder los derechos de la serie, pero tenía que presentar "algo", y mientras esperaba a ser recibido, improvisó en un papel amarillo una familia basada en la suya propia. Habían nacido Los Simpson.



Si hay alguna forma de definir a estos 48 cortos animados (que apenas llegan a un minuto cada uno) la palabra sería "experimentales". Lisa no parece tener una personalidad definida, por lo que Bart y ella son personajes perfectamente intercambiables entre sí, uniéndose a menudo Maggie a sus travesuras, mientras vemos a un Homer de carácter serio al que Dan Castellaneta daba a su vez un registro muy diferente y menos cómico (parecido a Walter Matthau) siendo quizá Marge la que menos ha cambiado. 

Aunque es interesante ver la evolución gráfica desde el tosco y algo feo primer corto, quizá se echa de menos ver el "capítulo" 35, donde por primera vez conocemos a un Krusty que más que nunca parece un alter ego del mismo Homer. Y es que en un inicio se llegó a pensar que el payaso fuese su identidad secreta, de ahí el evidente parecido en sus diseños.


Aunque reconozco que esto tiene gracia



El segundo bloque es el más típicamente retrospectivo (con escenas sobre la creciente estupidez de Homer o el amor imposible que siente Smithers por su jefe Montgomery Burns) aunque cabe destacar algunas cosas: por un lado, estas escenas se nos presentan mediante supuestas cartas escritas por un prestigioso doctor, un embajador de Costa de Marfil... preparando quizá el terreno para uno de los mejores episodios de la serie) .

Por otro, la evolución en el ya de por sí extraordinario doblaje entonces dirigido por el desaparecido Carlos Revilla, siendo esta versión de la parodia de Los Picapiedra en la T4 posiblemente mejor que la anterior, donde se perdía el chiste final. Y, por supuesto, el "cameo" de Matt antes mencionado.






Tras esto, viene lo quizá más destacado del episodio. Escenas eliminadas. En una época anterior al DVD, esto era toda una delicia para el fandom de Los Simpson. Aunque resulta entendible que pudieran cortar el ritmo, algunas son de lo más divertido: desde una mayor presencia de Lionel Hutz (el otro legendario personaje del añorado Hartman) en el Halloween IV a Homer haciendo perder una peligrosa partida de poker a James Bond, pasando por una parodia al cine de Bollywood. Si véis el episodio "El heredero de Burns" de la quinta temporada, notaréis si os fijáis en cierto detalle la evidencia de como la siguiente (al igual que todas las demás) es completamente real.






El cuarto y último bloque es un monográfico sobre la resolución del doble capítulo "Quien disparó al señor Burns". Como ya expliqué en su día, se animaron todo tipo de disparatados finales con tal de que no se filtrara que en realidad se trataba de Maggie Simpson. 

De esta forma, vemos al malvado multimillonario siendo disparado entre otros por Apu Nahasapeemapetilon, El pequeño ayudante de Santa Claus o quien de hecho pudo haber sido el elegido antes de que Matt sugiriera que fuese alguien de la familia, Barney Gumble. Por último, se nos presenta la escena alternativa del hospital, con el final más cercano al elegido según la pista del reloj de arena que descubre Lisa: Waylon Smithers, WS. Con unos curiosos títulos de crédito (que evidencian la ¿autocensura? que hubo en una escena de "El abuelo contra la impotencia sexual") se cierra el episodio.





El espectacular episodio Nº138 ha tenido opiniones muy divididas a lo largo de los años. Soy el primero al que no le gustan este tipo de capítulos (y tampoco ayudó que la primera vez lo pillara ya empezado, en pleno segmento de los cortos) pero con el paso del tiempo he sabido valorarlo cada vez mejor. La muestra de como los guionistas de Los Simpson podían en la estupenda T7 sacar petróleo hasta de lo que nadie quería hacer.

Próximamente en Joróbate Flanders, El show de Rasca, Pica y Poochie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Series que deberían estar online (2)

 Un año después de la publicación de este artículo , 24 ya puede verse en Netflix, cosa que celebramos en Joróbate Flanders. Pero hubo produ...