miércoles, 20 de marzo de 2019

Fox-Disney: las grandes incógnitas (SPOILERS)





Por fin se acabó el eterno culebrón. Tras más de un año de idas y venidas (la contraoferta por parte de Comcast, ciertas trabas en Brasil o México...) Disney finalmente ha absorbido por más de 70.000 millones de dólares 21st Century Fox, la división de entretenimiento del imperio mediático de Rupert Murdoch, lo que genera todo tipo de rumores sobre su futuro. 

Por supuesto, en Joróbate Flanders no tenemos la respuesta para ello, así que este artículo debe verse simplemente como meras especulaciones de lo que podría y me gustaría ver. Aclarado esto, comencemos:










Por supuesto, el tema estrella (y que posiblemente haya desencadenado esta absorción ante el inminente final de la fase 3) son las franquicias Marvel que aún retenía Fox, X-Men y Los 4 fantásticos. La primera, que fue el gran éxito que marcó el inicio de la burbuja de los superhéroes, ha ido estancándose entre cambios de director, pseudoreinicios para aclarar la confusa cronología que solo complicaban aún más las cosas y eternos retrasos, mientras que de los vaivenes en torno a la familia pionera de la Marvel moderna ya hablamos en el artículo anterior. La pregunta quizá no sea tanto como integrarán estos personajes en el UMC como ¿y sí ya lo han estado haciendo sutilmente?








Pensemos en Guardianes de la galaxia. En la Estación Sapiencial, El Coleccionista (Benicio del Toro) explica a los protagonistas la inquietante historia de las gemas del infinito. Durante su proyección, vemos como la gema del poder que Peter Quill (Chris Pratt) había robado era capaz de arrasar un planeta, y en este vemos por unos instantes lo que parece un rostro de forma humana. ¿Estábamos asistiendo al nacimiento de Galactus? La amenaza de un ser que literalmente se alimenta de planetas bien podría ser el nexo común de la saga que sustituya a Thanos (Josh Brolin) tras Endgame. También pudiera ser que el misterioso comprador de la Torre Stark en Spiderman Homecoming sea Reed Richards para convertirla en el emblemático Edificio Baxter.







En cuanto a la franquicia mutante, hoy en día su gran referencia en las salas de cine es Deadpool (Ryan Reynolds) . Como ya pasara en su día con Lucasfilm o la propia Marvel, había muchas especulaciones de que un personaje +18 no tenía cabida en Disney. Esta vez la repentina cancelación antes de empezar de una serie animada en FXX parecía dar la razón a los eternos agoreros, pero Disney confirmó que seguirán usando en determinadas ocasiones el sello Fox. Dicho esto, no sería para nada descartable que, al contrario que pasará con toda seguridad con X-Men, no haya un reinicio del personaje, y pueda seguir siendo interpretado por Ryan Reynolds.

Los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick se han alejado deliberadamente del canon de la saga principal hasta el punto de meter más de un chiste sobre los errores de continuidad (como la extraña primera encarnación del personaje ya interpretada por Reynolds en X-Men Origins) y por el contrario han introducido pequeños guiños al UMC, como la batalla final en la primera película en un helitransporte de SHIELD abandonado, o una escena eliminada que podemos ver en la edición en blu ray donde Wade Wilson aparentemente ha acabado de cumplir condena en "La balsa".







Pero Fox es mucho más que Disney. Y aquí surge la otra gran pregunta, ¿cual es el futuro de Los Simpson? Más allá de debates repetitivos sobre la calidad de los episodios, es innegable que esta es una marca que se ha hecho mucho más grande que su compañía (hasta el punto que inicialmente se rumoreó que no formarían parte de la compra) , y no parece probable que la factoría del ratón Mickey vaya a renunciar a la gallina de los huevos de oro. Por lo pronto, ya hay firmada una renovación por otras 2 temporadas más llegando a la cifra record de 32. 

No sabemos si la serie seguirá o no tras esto, pero no me cabe duda que seguiríamos viendo durante mucho tiempo a la familia de Springfield, ya sea en forma de nuevas películas, episodios más esporádicos en la futura plataforma Disney+ o especiales crossover como los que Phineas y Ferb han protagonizado con Marvel o Star Wars. Quien sabe si incluso cameos en futuras ediciones del videojuego Kingdom Hearts.







Y sí, ahora toca hablar de SW. "¡Pero si ya era suyo!" diréis...sí y no. En su día, George Lucas tuvo problemas de todo tipo para poder rodar su primera película (que aún no era "la cuarta" y simplemente se llamaba Star Wars, sin el "una nueva esperanza", que se añadió en preestrenos posteriores) . Tras el rechazo inicial de Universal a producirla, finalmente lo hizo Fox, renunciando el cineasta a su sueldo de director a cambio del 40% de la taquilla y los derechos de merchandising, algo hasta entonces infravalorado. 

Lo que parecía un negocio ventajoso para la compañía fue un gran error, ya que el enorme éxito de la película permitió ganar a Lucas una gran fortuna, por lo que las siguientes 5 películas serían producidas por él mismo y distribuidas por Fox. De esta forma, suyos han sido hasta la fecha los derechos de esas 5 películas (lo que expiraría en 2020) y de Una nueva esperanza a perpetuidad. En el contexto del estreno a finales de este año del esperado Episodio IX, quizá por fin veamos cumplido un viejo sueño. El de tener una edición remasterizada del montaje original de la primera trilogía sin los absurdos cambios  que Lucas fue introduciendo desde 1997.



Bueno, vale, la música nueva del EpVI sí estaba bien




Muchas preguntas sin respuesta. El tiempo dirá. Pero aquí estaremos en Joróbate Flanders para analizarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Revisitando Los Simpson: Bart el soplón

Como ya expliqué en artículos anteriores , aunque yo personalmente prefiera el alocado ritmo de gags de la 5, la T7 es considerada po...