viernes, 22 de febrero de 2019

Revisitando Marvel. Guardianes de la galaxia (SPOILERS)




Durante los 6 primeros años, Marvel había más o menos ido sobre seguro en su universo cinematográfico, más allá de algunos cambios en la continuidad (no en vano, no es la Tierra-616 del comic, sino la 19.999) como el color de piel de Nick Furia (Samuel L Jackson) o que SHIELD tuviese un oscuro secreto. Pero la fórmula corría riesgo de agotarse, por lo que en la segunda de las películas estrenadas en 2014 (que suponía la primera desde Capitán América: El primer vengador en 2011 que presentaba nuevos personajes) era el momento de reinventarse.

Guardianes de la galaxia era un comic futurista nacido en 1969 en las páginas del número 18 de Marvel Super-Heroes, para después ser reiniciado en 2008 con un nuevo equipo contemporáneo, mientras que los anteriores resultaron ser de otro multiverso, el 691, siendo una franquicia apenas sí conocida por gente muy aficionada al comic, pero no por el gran público, que es en definitiva el que "decide" si algo triunfa o no en taquilla. 

Por otra parte, una vez más sorprendía la elección del director (y co-guionista junto a Nicole Perlman) : James Gunn, ex-guionista de Troma Entertainment (gran referencia junto a Cannon Films del cine rancio de serie B ochentero) que había dirigido Super y escrito las 2 partes de Scooby Doo, mientras que el protagonista Peter Quill estaría interpretado por Chris Pratt, conocido sobre todo por su papel de Andy en Parks and Recreation. No pocos predijeron que aquel sería el primer gran patinazo de Disney-Marvel, y no podían estar más equivocados.







Tras un breve prólogo en 1988 donde la madre de Peter (Laura Haddock) fallece por una enfermedad incurable (qué raro, si dicen que las películas de Marvel solo tienen chistes) y este es posteriormente abducido por un grupo de piratas espaciales llamados los Saqueadores, la película empieza con él, ya convertido en miembro de dicho grupo, intentando robar en un planeta lejano algo llamado "el orbe" topándose por el camino con Korath el perseguidor (Djimon Hounsou) un kree que trabaja a las órdenes del extremista Ronan el acusador (Lee Pace), obsesionado con destruir el planeta Xandar, con quien su pueblo había estado en guerra en el pasado. El titán loco Thanos (Josh Brolin) le concederá esto a cambio del orbe.

Tras escapar, el conocido como Star-Lord (solo por él mismo) decide traicionar a los suyos y venderlo por su cuenta, por lo que su jefe y mentor Yondu (Michel Rooker) pone una alta recompensa por capturarle. Esto le pone en el punto de vista del cazarrecompensas Rocket (un mapache manipulado genéticamente doblado por Bradley Cooper) y su guardaespaldas Groot, que es una especie de gigantesco árbol parlante con un peculiar idioma consistente solo en la frase "Yo soy Groot" (doblado en la mayoría de idiomas por Vin Diesel) .






Tras no ser capaz Quill de vender el orbe, se crea una batalla a 3 bandas entre ellos y la hija adoptiva de Thanos, Gamora (Zoe Saldaña) una peligrosa asesina enviada por Ronan, al que traiciona al enterarse de sus planes para Xandar, siendo todos arrestados debido a sus numerosos delitos por la fuerza policial del planeta, el "Cuerpo Nova" y conducidos a la prisión espacial de Kyln, donde todos quieren vengarse de Gamora, en especial Drax el destructor (Dave Bautista) que perdió a su familia a manos de Ronan, viéndose obligados a aliarse para escapar al revelar ella la inmensa fortuna que iba a recibir por el orbe, aunque Drax solo lo hace cuando Peter le convence de que así atraerán a su enemigo.

Tras un caótico pero exitoso plan de Rocket, llegan a la corrupta Estación Sapencial, donde se encuentran con el contacto de Gamora, Taneleer Tivan, el coleccionista (Benicio del Toro) descubriendo que en realidad el orbe contiene una gema del infinito, la del poder, que arrasa todo al ser sujetada por su ayudante Carina (Ophelia Lovibond) que está harta de trabajar para él, mientras que Drax revela a Ronan donde están para poder por fin vengarse, pero solo consigue que robe la gema y se revele contra Thanos al ser consciente del poder que tiene en sus manos, mientras que Peter y sus nuevos amigos son capturados por Yondu después de que el primero tenga que salvar a Gamora de su hermana Nebula (Karen Gillan) .




Quill decide pedir ayuda a Yondu a cambio de la gema, lo cual acepta. Y esto es lo interesante de la película. Aunque los antagonistas son malos quizá demasiado estereotipados (algo tristemente habitual en las 2 primeras fases) los héroes distan mucho de serlo realmente, siendo simplemente, como dice Peter, un grupo de perdedores que se ven obligados a trabajar juntos por un bien mayor, un tipo de antihéroes habitual en determinados comics, pero que nunca hubiésemos imaginado ver en una película de Disney.

Tras una batalla espacial (donde cuentan también con la colaboración del Cuerpo Nova) donde Drax mata a Korath y Nebula escapa de Gamora, la nave de Ronan queda gravemente destruida al estrellar Rocket la de Peter y cae contra Xandar, teniendo Groot que sacrificarse para salvar al resto. Ronan también sobrevive al impacto, y está a punto de usar su martillo con la gema del poder para destruir el planeta. Quill le distrae el tiempo suficiente para que Drax lo destruya, y entonces consiguen entre todos contener su destructiva energía, desvelando el origen medio extraterrestre de "Star-Lord", lo que finalmente acaba con el kree.

Tras esto, los ahora conocidos como "guardianes de la galaxia" son absueltos de todos sus antiguos delitos y su nave reconstruida (no sin antes dar el cambiazo a Yondu, entregando la verdadera gema al Cuerpo Nova) . Peter abre más de 20 años después el último regalo de su madre, que resulta ser una cinta de exitos musicales de su época llamada "awesome mix vol.2", mientras que un nuevo Groot empieza a crecer en una maceta. Tras todo esto, parten en busca de alguna nueva aventura.





Por raro que parezca, Guardianes de la galaxia fue la primera película que vi del UMC en su estreno, y aún hoy es otra de mis preferidas, por su mezcla de ciencia ficción y comedia y, por qué no decirlo, ese toque inevitable de film ochentero de mayor presupuesto. De esta forma, además de (como siempre) el desaparecido Stan Lee, contamos con un cameo del productor de Troma Lloyd Kaufman, y una sorprendente escena postcréditos donde aparece nada más y nada menos que Howard el Pato. La mejor forma posible de calmar la espera al estreno por fin el siguiente año de la segunda entrega de Vengadores.

Eso lo veremos en el siguiente capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Fox-Disney: las grandes incógnitas (SPOILERS)

Por fin se acabó el eterno culebrón. Tras más de un año de idas y venidas (la contraoferta por parte de Comcast , ciertas trabas ...