martes, 19 de febrero de 2019

Revisitando Marvel: El soldado de invierno (SPOILERS)

Aunque ya el primer spoiler lo hizo el poster al mencionar que aparecía cierto actor...



Tras un año de irregulares críticas para Marvel con Iron Man 3 y Thor: el mundo oscuro, llegábamos a otra fecha importante, 2014, el anterior al estreno de la esperada segunda parte de Vengadores. Un año atrás DC había contraatacado con El hombre de acero, que no era solo un reinicio más (el tercero ya) de Superman (esta vez con Henry Cavill y dirigido por Zack Snyder) sino que esta vez la Distinguida Competencia pretendía competir con Marvel estableciendo también su propio universo cinematográfico, empezando nada menos que por un viejo sueño de los aficionados al comic: Batman contra Superman.

El primero de los 2 estrenos que veríamos ese año por parte de Marvel no podía ser otro que la secuela del Capitán América (Chris Evans) que, al igual que pasase con las 2 películas anteriores, también estrenaba nuevos directores: los hermanos Joe y Anthony Russo. Aquella decisión sorprendía, ya que estaban más especializados en comedia: Tu, yo y ahora Dupree, series como Community o Arrested development, etc.






La película arranca 2 años después de la batalla de NY. Mientras que otros miembros de los Vengadores fueron cada uno por su lado, Steve Rogers, sin nada que le una a un nuevo mundo que desconoce, sigue trabajando junto a Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) en STRIKE, un grupo paramilitar de SHIELD dirigido por el agente Brock Rumlow (Frank Grillo) . Su última misión consiste en rescatar a la tripulación de uno de sus barcos, secuestrado por el pirata Batroc (Georges St-Pierre) . Pese a la gran fuerza que tiene, el Capi consigue vencerle con cierta facilidad. 

Pero al ser incapaz de contactar con Natasha para pedirle ayuda en la pelea, descubre que la "Viuda negra" tenía una misión distinta que él desconocía: la de robar información sensible de la agencia para Nick Furia (Samuel L Jackson), lo que alimenta la desconfianza de Rogers surgida después de descubrir el uso del teresacto para fabricar armas, algo que no hace sino empeorar cuando el director le muestra el "proyecto insight", unos satélites que, conectados a 3 helitransportes, destruirían futuras amenazas de forma preventiva.

Pero Nick también empieza a cuestionarse por primera vez su misión, y, tras ser incapaz de abrir los archivos, solicita a su superior Alexander Pierce (Robert Redford) que el proyecto sea cancelado al considerar que SHIELD podría estar en peligro. Posteriormente, Rogers y él son atacados por unos falsos policías dirigidos por un misterioso mercenario conocido como "el soldado de invierno" que parece tener las mismas habilidades del suero de supersoldado, quedando Furia gravemente herido.






Tras sobrevivir a este ataque, Steve es recibido por Pierce, quien le asegura que fue Furia quien envió a los piratas. Aunque esto es cierto, Rogers sabe que no debe confiar tampoco en él, y entonces es acusado del ataque a Nick, al que se cree muerto, pudiendo escapar gracias a la ayuda de Romanoff y de su nuevo amigo, el ex-militar Sam Wilson (Anthony Mackie) que resulta ser otro superhéroe conocido como "Falcon", con unas alas mecánicas que le permiten volar. Las investigaciones de la espía les llevan nada menos que a Nueva Jersey, a la base militar donde el débil y enfermo Rogers se convirtió en el Capitán América.

Eso les lleva a descubrir el inquietante secreto de SHIELD: Cuando, tras los hechos de la primera parte, el científico suizo Arnim Zola (Toby Jones) fue arrestado, fingió colaboración con el Gobierno de EEUU, pero en realidad estaba reconstruyendo HYDRA desde dentro, desde STRIKE hasta altos cargos de la agencia como Pierce, pasando por influyentes políticos, como el senador Stern (Garry Shandling), quien intentara quitarle la armadura a Tony Stark (Robert Downey Jr) por supuestos intereses de seguridad nacional, y por supuesto, el proyecto insight, que parte del llamado "algoritmo de Zola", que pretende acabar con gente con potencial superheróico.






Pero lo peor llega cuando, tras otra batalla con el Soldado de invierno donde el agente Jasper Sitwell (Maximiliano Hernández), también de HYDRA, es asesinado, se le cae la máscara que siempre lleva, y descubre que es su gran amigo Bucky Barnes (Sebastian Stan) que había sido sometido a experimentos durante su cautiverio en la II Guerra Mundial, olvidando completamente su pasado.

Tras todo esto, Rogers, Natasha y Wilson son finalmente capturados por las tropas de Rumlow, siendo liberados por una de los pocos agentes que aún son fieles a Nick Furia: Maria Hill (Cobie Smulders) quien idea una forma de hackear los satélites para que los helitransportes se destruyan entre sí. Pero Steve decide ir más allá: hay que acabar con la misma SHIELD. De esta forma, el Capitán revela todo lo de HYDRA por megafonía, mientras que la Viuda Negra (haciéndose pasar por un miembro del Consejo Mundial) decide difundir todos los archivos secretos a través de internet, aún a riesgo de perder su identidad secreta.

Tras una intensa pelea final sobre el cielo de Washington donde Rogers casi no sobrevive, es rescatado del Río Potomac por Bucky, que poco a poco empieza a recordar. Furia mata a Pierce y decide viajar a Europa manteniendo la farsa de su muerte, Stern es detenido, Hill empieza a trabajar para Industrias Stark, y todo parece volver a la normalidad. Pero en una de las 2 escenas poscréditos se desvela que uno de los supervivientes de HYDRA, el Barón Wolfgang Von Strucker (Thomas Kretschmann, el misterioso villano "Max" de la T2 de 24) ha conseguido apoderarse del cetro de Loki (Tom Hiddleston) y prepara su contraataque.




Sin duda, El soldado de invierno es mi película preferida de la fase 2 de Marvel. Aunque Redford no termine de funcionar tan bien como el malo principal como Hugo Weaving en la anterior, la mezcla de acción y thriller político resulta de lo más entretenida, despejando cualquier duda sobre los Russo, lo que les permitiría repetir en la tercera parte.

Próximamente, Guardianes de la galaxia. Dedicado a la memoria de Garry Shandling. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grandes juegos basados en películas

Tocamos hoy en Joróbate Flanders un tema delicado: el de mezclar cine y videojuegos. Desde que en 1982 a Howard Scott Warshaw se le dieran s...