domingo, 6 de enero de 2019

Revisitando Marvel. Capitán América: el primer vengador




En 1990, mientras que en el comic Marvel vivía un buen momento con el auge de la franquicia X-Men (que representaba por sí solo casi un microuniverso dentro de su Universo) en el cine la reina era DC. Con el Superman de Christopher Reeve languideciendo en cada nueva entrega, un año antes Batman le dio el relevo de la mano de Tim Burton y Michael Keaton, mientras que de Marvel apenas había salido un piloto extendido de una mediocre serie de Spiderman.

Y fue uno de los "culpables" de los 20 años de "stand-by" del hombre de acero quien precisamente terminó de grabar a fuego la imagen de que nunca podría salir una buena película de superhéroes fuera de la Distinguida Competencia. 

Tras su ruptura con Cannon Films y con su primo Yoram Globus, Menahem Golan produjo para 21st Century Films una película del primer personaje de Marvel cuando ni siquiera se llamaba así, el Capitán América. Bajo la dirección de Albert Pyun (que ya se había encargado de otras "obras maestras" de Cannon como Viaje al centro de la tierra o Cyborg) y protagonizada por Matt Salinger, más conocido por su apellido (hijo del autor del polémico El guardián entre el centeno) que por su discreta carrera, así como un exiguo presupuesto, el resultado fue una película que bien podría pasar por un intento 30 años atrás de darle la réplica al Batman de Adam West.





21 años después, Marvel Studios le daría una segunda oportunidad al personaje, ya que era capital para su proyecto de Los Vengadores. En esta ocasión, dirigiría Joe Johnston (Jumanji) y el prota sería Chris Evans, viejo conocido ya de los incondicionales de Marvel por su papel de Johnny Storm en las 2 películas de Los 4 fantásticos, mientras que Hugo Weaving (el Agente Smith de Matrix) sería su archienemigo Cráneo Rojo, Hayley Atwell como Peggy Carter, y Sebastian Stan (Jefferson el sombrerero loco en Once upon a time) como Bucky Burnes.





Aunque en su día fue ya la quinta película en estrenarse de la "fase 1" del UMC, el título "el primer vengador" deja a las claras lo que nos vamos a encontrar: una precuela. De esta forma, conocemos a Howard Stark (aquí interpretado en su juventud por Dominic Cooper) que trabaja junto a varios científicos en el "suero del supersoldado". Para esta prueba, es elegido Steve Rogers, que con una gran valentía y patriotismo, está empeñado en luchar en la II Guerra Mundial pese a sus pésimas condiciones físicas y problemas de salud. El experimento es un éxito, y Rogers, además de crecer en estatura, adquiere fuerza sobrehumana, agilidad y grandes reflejos. 

Tras un curioso segundo acto donde se ironiza con el origen propagandístico del propio personaje en la América de los 40 (hasta vemos la portada del Nº1 del comic) la acción arranca cuando Rogers decide intentar rescatar él solo a su amigo Bucky y otros soldados de la base de HYDRA, división secreta del ejército alemán dirigida por Johann Schmidt o Cráneo Rojo, que se rebela contra Hitler para dominar el mundo por su cuenta gracias al poder del "teseracto" un misterioso cubo que esconde en su interior una gema del infinito.





Aunque en su día la taquilla fue solo moderadamente buena (370 millones) el paso del tiempo ha ido reivindicando a esta estupenda película. Evans cumple sobradamente en el papel de Rogers, y tiene una gran química con Atwell, que lejos de ser el típico personaje femenino de este tipo de películas (más aún siendo una producción de época) resulta también de lo más interesante. Su popularidad le llevaría a protagonizar Agente Carter, spin off televisivo de la ABC con 2 temporadas emitido en España por Energy. La suerte ya estaba echada. ¿Funcionaría una película tan ambiciosa como Los Vengadores?

Eso lo veremos en el próximo artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grandes rarezas de la historia de los videojuegos (3)

No, de momento no hablaré de Stadia Tras la gran acogida que tuvo el artículo anterior , aquí tenéis la tercera parte del repaso ...