domingo, 10 de marzo de 2019

Revisitando Marvel. Capitán América: Civil War (SPOILERS)





En el anterior capítulo, vimos como La era de Ultron había sido un punto y aparte en la trayectoria del Universo Cinematográfico Marvel. Parecía que aquella escena final en la nueva base del norte de NY era la despedida del personaje de Tony Stark, Iron Man. No en vano, Robert Downey Jr ya había terminado contrato. Pero ya meses antes (octubre de 2014) habíamos conocido una sorprendente noticia: sería el co-protagonista junto a Chris Evans de la tercera parte del Capitán América. Y eso solo podía significar una cosa.





Desde su publicación durante 2006-07, el polémico crossover de Mark Millar y Steve McNiven se había convertido en un clásico de las peticiones de futuros films por parte de un sector del fandom. Yo en cambio estaba entre los excépticos. No entendía como podía encajar una historia donde Stark y Steve Rogers se dividían por revelar o no las identidades secretas de los superhéroes en un universo, el 19.999, donde, primero la batalla de Nueva York, y luego las filtraciones de Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) habían dejado expuestos a estos personajes, y a SHIELD en su totalidad, de la que Tony acababa siendo elegido director en el último número. Pero sobre todo, faltaba un personaje clave.

Spiderman empezaba siendo, para sorpresa general, parte del bando de Iron Man en el comic, revelando públicamente su identidad, para después desencantarse de su forma de actuar (luego hablaremos de esto) y unirse al Capi. En 2014 (y lo sigue siendo en la actualidad) sus derechos cinematográficos eran propiedad de Sony.




Tras la mala recepción de la última entrega de la trilogía dirigida por Sam Raimi, fue producido en su lugar un reboot cuya secuela se estrenó ese año, con un buen resultado en taquilla aunque lejos de sus ambiciosas expectativas. Su idea era la de crear su propio universo en torno al trepamuros, empezando por un spin off protagonizado por Los seis siniestros.

Los acontecimientos se precipitaron cuando en noviembre de 2014 un hackeo reveló unas negociaciones fallidas entre Disney y Sony para que Peter Parker estuviera en Civil War.  ¿Esto aceleró las cosas? Nunca lo sabremos, pero lo cierto es que en febrero se anunció no solo que sí estaría, sino que sería una tercera concepción del personaje, puesto que TAS quedaba cancelada en favor de un nuevo reinicio co-producido por Disney y Columbia para 2017.







La película arranca en 1991 en Siberia. Bucky Barnes (Sebastian Stan) , el Soldado de invierno, es enviado por HYDRA a robar varias muestras del suero de supersoldado que le crearon tanto a él como a su viejo amigo el Capitán América, siendo asesinados los miembros de SHIELD que viajaban en el coche. Aquí ya descubrimos un dato que será clave: sus actos son controlados por un misterioso código formado por 8 palabras.

Tras esto, pasamos a la actualidad, a Lagos (Nigeria) donde se esconde una peligrosa arma biológica que pretende robar Brock Runlow (Frank Grillo) que, tras sobrevivir milagrosamente a la batalla de Washington, lleva su propia armadura y quiere vengarse a toda costa del Capi, que viaja allí junto a su nuevo equipo de Vengadores formado por la Viuda Negra, Sam Wilson "Falcon" (Anthony Mackie) y Wanda Maximoff "Bruja Escarlata" (Elizabeth Olsen) . 

Aunque logran detener a Runlow, este decide inmolarse, y aunque Wanda intenta apartarle con sus poderes telekinéticos, no logra controlarlo y finalmente se estrella contra un edificio, lo que causa la muerte de varios cooperantes del ficticio Wakanda, cuyo rey (John Kani) exige medidas legales. 

Los vengadores se ven más cuestionados que nunca en sus acciones, y Tony Stark, tras una conferencia de su fundación, es increpado por la madre de un joven que murió en Sokovia un año antes. Este personaje es interpretado por Alfre Woodard, que curiosamente sería más conocida por otro papel dentro de Marvel, el de la corrupta política Mariah Dillard en la serie de Netflix Luke Cage. Anécdotas aparte, decir que esta parte se parece mucho al inicio del comic, donde Stark se enfrenta a una situación similar después de que la explosión del supervillano Nitro arrasara un colegio.






Tony y los demás Vengadores se reunen junto al secretario de estado de EEUU, que resulta ser nada menos que el General Thunderbolt Ross (William Hurt) quien reaparece en el UMC 8 años después de El increíble Hulk. Este les insta a firmar los "Acuerdos de Sokovia", que les pondrá a las órdenes de la ONU. Y esto supone la explosión definitiva en el enfrentamiento interno que tanto Stark como Rogers han ido teniendo desde la primera Vengadores.

Tony aún se siente culpable por sus decisiones en el pasado (como la creación de Ultron) y decide firmar, uniéndose a él su amigo James Rhodes "Máquina de guerra" (Don Cheadle) el androide Visión (Paul Bettany) y Natasha Romanoff, que aparca así sus viejas tensiones con Stark. En cambio, sucesos como la infiltración de HYDRA en SHIELD han minado la confianza en el sistema de Rogers. Wilson y él se niegan a firmar y abandonan el equipo, mientras que Wanda, aún afectada por lo ocurrido, queda confinada en el complejo de NY.


- Hola, vengo a que Hulk siga siendo canon pese al cambio de actor
- Y para los acuerdos de Sokovia, ¿no?
- Eh...sí, también, por qué no




Durante la reunión de la ONU en Viena donde se aprobará este acuerdo, ocurre otra gran explosión que mata al rey de Wakanda. El principal sospechoso es Bucky Barnes, que está escondido en Rumanía ajeno a todo lo sucedido. Con la ayuda de Sharon Carter (Emily VanCamp) la sobrina de la fallecida Peggy Carter (Hayley Atwell) , Rogers y Wilson le encuentran antes que las autoridades, formándose una persecución por las calles de Bucarest donde también interviene el príncipe wakandiano T´Challa (Chadwick Boseman), quien resulta ser también un superhéroe  que quiere tomarse la justicia por su mano. Finalmente todos son arrestados por el Coronel Rhodes, siéndoles confiscadas sus armas y llevados a unas instalaciones en Berlín.

En realidad el verdadero autor del atentado es Helmut Zemo (Daniel Brühl) un militar sokoviano que odia por igual a SHIELD e HYDRA tras la muerte de su familia durante la batalla contra Ultron. Después de que un miembro de esta última se niegue a revelarle los detalles de los hechos ocurridos en 1991, roba la agenda donde figura el código, y se hace pasar por el psiquiatra que debe evaluar el estado mental de Bucky.

Tras una nueva discusión entre Tony y Steve, este parece dudar por primera vez de firmar los acuerdos, pero finalmente se echa atrás al descubrir la situación en que se encuentra Wanda. Tras eso, Zemo provoca un apagón y a continuación "activa" al soldado de invierno. Esta vez consigue escapar junto a Rogers y Sam, pasando ellos también a la clandestinidad. 

Ya escondidos, Barnes (que ya recuerda al Capitán, o quizá siempre lo hizo) explica que el objetivo de Zemo es encontrar a otros 5 soldados que fueron creados con el suero robado, lo que podría tener consecuencias catastróficas para el mundo. Como no confían en Stark, deciden crear su propio equipo para partir a Siberia, reclutando al retirado "Ojo de halcón" Clint Barton (Jeremy Renner), quien ayuda a huir a Wanda, y Scott Lang "Ant-Man" (Paul Rudd) quien había conseguido derrotar a Falcon en una misión intentando robar tecnología de la base.







Esto supone un importante cambio con respecto al comic, donde Hank Pym (Michael Douglas), el mentor de Lang y el Ant-Man original, era uno de los principales defensores junto a Iron Man y Reed Richards "Mr.Fantástico" del bando gubernamental. Aunque en un principio la película iba a ser igual, finalmente los Hermanos Russo lo modificaron, posiblemente debido al profundo rencor que aquí siente Pym por la familia Stark después de que Howard (John Slattery) pretendiera apropiarse de su tecnología para encoger la materia.

Stark pide y obtiene autorización de Ross para intentar detener a Rogers junto a Visión, la Viuda Negra, Máquina de Guerra y Black Panther. Pero a su vez añade a un nuevo refuerzo. Y es aquí donde entra en acción el nuevo Peter Parker, aquí interpretado por el joven Tom Holland en lo que supone una vuelta a los orígenes adolescentes del personaje, con un nuevo traje que, aunque tuvo no pocas comparaciones con Deadpool, sobre todo evoca el diseño primigenio de Steve Ditko en los 60. Por otra parte, aquí no tenemos por enésima vez la historia de Tío Ben, pero está implícita en la conversación entre Tony y Peter, lo cual resulta otra interesante novedad.


"Se va a ver...se va a ver en un follón que no sabe ni donde se ha metido"


Lo que más temían Visión y Natasha finalmente ocurre: una gran batalla campal entre estos 2 grupos de Vengadores en un aeropuerto de Alemania. Y una vez más he recalcar lo antes dicho sobre las motivaciones de cada uno, que es lo que, al menos a mi, hace que esta película me guste más que el comic: mientras que el Stark del comic es una persona sin ningún tipo de escrúpulos capaz de aliarse con crueles villanos como el Escorpión para lograr sus objetivos, aquí tanto él como Steve siguen siendo los mismos, y esto es lo que hace chocar dramáticamente a los que una vez fueron grandes amigos. 

Tras conseguir Lang por primera vez hacerse gigante, Rogers y Barnes consiguen huir (finalmente con la ayuda de Romanoff) , mientras que sus compañeros son detenidos y encerrados en "La Balsa" un submarino-prisión, y Rhodes es accidentalmente atacado por Visión mientras perseguía a Falcon, quedando gravemente herido. Esto, de nuevo, es una conexión con el comic, donde en una batalla similar, moría el doctor Bill Foster, Goliat.

Tony viaja a visitar a sus antiguos compañeros, y es entonces cuando FRIDAY (la inteligencia artificial que sustituye a JARVIS, doblada por Kerry Condon) descubre la verdad sobre Zemo. Wilson le revela el plan de Rogers, y decide ayudarle a escondidas de Ross. Pero una vez que todos están en Siberia, descubren que los 5 "soldados de invierno" han sido asesinados por el militar, que les revela la verdadera naturaleza de su plan: 





Consciente de que enfrentarse directamente con Los Vengadores era imposible, debía destruirles desde dentro. Para esto, revela que a quien mató Bucky un cuarto de siglo antes fue a Howard Stark. Algo que Rogers sabía pero que no quiso decirle a Tony. De esta forma, un personaje sin más "poder" que una privilegiada inteligencia, se convierte en el peor de los enemigos que hayan podido encontrar. Quizá el personaje más interesante de todo el UMC. 

Tras una nueva y aún más dura batalla, el Capitán renuncia a su escudo y huye, mientras que Zemo es detenido por Black Panther, que había seguido a Stark. Pero el daño ya está hecho, y un tiempo después, a través de un mensajero, Rogers le manda una carta de disculpa explicándole sus motivaciones, junto con un teléfono móvil con el que contactar con él si le necesita. Aunque Tony sigue sin perdonarle, decide hacer la vista gorda ante la fuga de Wanda, Wilson y Barton, escondiéndose a continuación Steve en Wakanda, donde Bucky vuelve a ser congelado a la espera de una cura para el control mental.

Civil War es mi película preferida hasta ahora del UMC. Frente a la historia de "buenos y malos" del comic, tenemos una compleja historia donde ambos tienen su parte de razón y se equivocan por igual, lo que supone una historia más compleja de lo normal que además establecería a varios personajes de cara al futuro. Su enorme éxito de crítica y público permitió a los Hermanos Russo dirigir la esperada tercera parte de Los Vengadores en sustitución de Joss Whedon.

Próximamente en Joróbate Flanders, Doctor Strange. Dedicado a la memoria de Stan Lee y Steve Ditko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las grandes transformaciones de los videojuegos (3)

Llega la tercera parte de una de las secciones clásicas de Joróbate Flanders: Perfect Dark Como ya hemos comentado en a...