viernes, 8 de enero de 2021

Revisitando Los Simpson. Cuarta temporada

 




Proseguimos en Joróbate Flanders nuestro repaso cronológico a Los Simpson con la cuarta temporada, la que marcaría un punto de inflexión en la serie en diversos aspectos.

Tras una primera etapa (sobre todo la T1 y 2) que buscaban ser una sitcom familiar animada (con todo lo que eso conllevaba en los 80-90, que solían acabar con algo de moraleja) empiezan a aparecer de fondo elementos de humor absurdo que, como si de un comic de Mortadelo y Filemón se tratara, enfatizan las situaciones que suceden: Un oso polar buscando comida en un día de mucho frío, un cocodrilo invade el 742 de Evergreen Terrace por falta de limpieza al ser Marge encarcelada, una monja vuela y explota durante una tormenta, etc.




"¡No tiene graciaaaaa!"




Esto, unido a capítulos de inevitables altibajos (y que sin embargo siguen dando escenas divertidas) como "Marge consigue un empleo" (con Tom Jones interpretándose a sí mismo) o "La elección de Selma", así como el primero de los 4 episodios recopilatorios ("Este es el resultado: retrospectiva de Los Simpson") provocaría que en los BBS (los antecesores de los foros de internet) de EEUU ya entonces se oyera el recurrente "Los Simpson ya no es lo que eran", si bien el paso del tiempo le permitiría revalorizarse y que hoy sea de las temporadas más apreciadas.

Así las cosas, fue en una de estas comunidades (que todavía existe) donde por primera vez se acuñó la expresión "worst episode ever" que se acabaría convirtiendo en la coletilla recurrente de Jeff Albertson, el dependiente de la tienda de comics "La mazmorra del androide") y no por cualquiera de esos episodios como cabría esperar, sino por uno que hoy nadie dudaría que es un clásico de la serie: "Rasca y Pica la película", donde por primera vez Homer se muestra firme en un castigo a Bart, lo que le augura un sorprendente futuro: ¡presidente del Tribunal Supremo!







También sería un momento clave en la emisión en España. 

Aunque todavía en abril de 1994 TVE2 estrenó la premiere "Kampamento Krusty" (el cual entusiasmó tanto a James L. Brooks que ya entonces sugirió la idea de una película, la cual quedó descartada puesto que ni siquiera sabían bien como desarrollar la trama durante 20 minutos y por ello hubo que rellenar con un número músical) pocos días después la serie era sustituida por la adaptación animada de la película "Beetlejuice".

En diciembre del mismo año (concretamente el día 15) Antena 3 Televisión (que tenía un acuerdo de exclusividad con Fox) empezaba a reponer la serie desde "La babysitter ataca de nuevo" y a mediados del 95 empezaría a doblarse el resto de esta T4, manteniéndola de forma ininterrumpida hasta septiembre de 2018, donde pasó a emitirse exclusivamente en la cadena temática Neox.







Tras un parón de más de un año, había importantes cambios también en las voces, que en no pocos casos habrían ya de ser las que todos empezamos a reconocer y apreciar como habituales, como Juan Perucho (que ya hacía de Moe, única voz junto a Bart (Sara Vivas) y Lisa (Isatxa Mengíbar) que se han mantenido en estos 30 años de emisión) interpretando a un Clancy Wiggum que poco tiene que envidiar a la mismísima VO, o Luis Marín como el conserje escocés Willie McDougal. 

Aunque la cadena privada (entonces propiedad del Grupo Zeta) mantuvo durante esta temporada el doblaje alternativo que TVE2 había ofrecido en su programación autonómica catalana, este sería el final de una de las más interesantes rarezas de la historia de la serie.








Y por último, pero no menos importante, un mayor desarrollo de personajes secundarios, como la simpática estupidez de Ralph Wiggum ("Yo amo a Lisa" donde se revela por primera vez que es hijo de Clancy pese a ver en un episodio anterior a alguien parecido a él) o un Monty Burns que empieza a hacer gala de su profunda maldad en el quizá mejor episodio de la temporada, y un habitual de los top5 de los fans más acérrimos: "Última salida a Springfield" donde pretende quitar el seguro dental a los empleados de la central nuclear topándose con un Homer que resulta ser un duro negociador...sin ser él consciente de ello.





Y, como venía siendo habitual en estos primeros tiempos, también conocíamos más detalles del pasado de la familia en "La primera palabra de Lisa", cuya gran popularidad aún hoy daría para memes y donde pudimos oir la primera de las pocas palabras de Maggie, "papá" (cameo de Elizabeth Taylor en la VO) .

Si la 3 fue la temporada de Lisa (con permiso de Homer) en la T4 observamos un cierto protagonismo de Marge, con capítulos como "Un tranvía llamado Marge" (con una brillante subtrama protagonizada por Maggie que mezcla "La gran evasión" con las teorías políticas de Ayn Rand) "Marge contra el monorráil" (inolvidable número musical) o los ya mencionados "Marge consigue un empleo" y "Marge encadenada".

Y para acabar, mención especial a un episodio muy metarreferencial: "La tapadera", donde Bart y Lisa, descontentos por el bajón de Rasca y Pica, deciden escribir sus propios capítulos usando el nombre de su abuelo Abraham Simpson...hasta que este descubre horrorizado el argumento de la serie. Su guión era excesivamente corto, por lo que hubo que incluir a modo de epílogo el curioso corto final "Las aventuras de Ned Flanders", que rara vez hemos podido ver aquí.






Excelente, que diría Burns, cuarta temporada. Próximamente más Simpsons en Joróbate Flanders.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los cartuchos piratas de Game Boy y sus extraños y desconocidos juegos (III)

 Solo ha tenido que pasar más de un año para que volvamos a sumergirnos en el universo de los juegos piratas de la Game Boy.  Como ya coment...