jueves, 31 de diciembre de 2020

Los multiplataformas más insólitos (2)

 Un año después, volvemos a repasar en Joróbate Flanders esos juegos de los que uno apenas imaginaría su existencia.


Los Sims 2 (PSP)





La primera década del siglo XXI fue el momento en que los videojuegos alcanzaron el punto de inflexión como entretenimiento de masas más allá de ser simples juguetes como eran vistos hasta entonces. El lanzamiento de Playstation 2 consolidó a Sony en el reinado que había alcanzado con su anterior máquina captando a un público adulto que, en el mejor de los casos, no solía reconocer su afición.

Por otra parte, la explosión de internet había supuesto que ya se volviera algo corriente que cada casa contara con su ordenador. Y en este último, siempre por delante de las consolas, (y más por entonces) fue donde nació el fenómeno de los juegos "casuales". Los Sims, el simulador social spin off de Sim City creado por Will Wright para la extinta Maxis, se convirtió en el gran éxito de ventas del año 2000. 






Ya quisieras jugar "bien", quitar la escalera de la piscina cuando te aburrías de tu personaje o hacer trucos que te convirtieran en el más rico de la ficticia ciudad, aquel era un juego que ofrecía muchas horas de diversión. 

Tras 4 años, numerosas expansiones y más de 100 millones de unidades vendidas, por fin en 2004 llegaría la secuela, que daba una experiencia aún más realista con días festivos y la capacidad de envejecimiento de los personajes. Todo ello sustituyendo además la vista isométrica por distintos enfoques de cámara.

Y, tras la limitada experiencia del spin off lanzado en 2003 para PS2, Game Cube y Xbox, solo hubo que esperar un año para ver Los Sims 2, tanto en estas consolas, como en las portátiles del momento, Nintendo DS y PSP. Pero, ¿como meter algo así en un formato tan limitado, aún con las envidiables especificaciones con las que contaba la máquina de Sony?

Los Sims 2 para PSP no se parece a nada visto antes en esta franquicia. Controlas a un sim cuyo coche se ha averiado, llegando a una ciudad llamada Las rarezas, donde ocurren diferentes fenómenos paranormales. 

Así, aunque seguimos diferentes medidores como el hambre, sueño e incluso la salud mental, lo más importante del juego es superar una serie de misiones y minijuegos interactuando con otros personajes para ello, siendo una experencia jugable más cercana al RPG que a lo que estaban acostumbrados los puristas de la franquicia. Quizá EA debió haberle puesto otro nombre para que tuviese más popularidad. Tampoco le ayudaron los interminables tiempos de carga.







Turok 2: seeds of evil (Game Boy color)







Muchas fueron las series que nacieron en la quinta generación. Pero muy pocas pudieron sobrevivir a una burbuja en que parecía más importante presumir de potencia gráfica que la jugabilidad. 

Pocos ejemplos resultan tan simbólicos como el de Turok, violento shooter en primera persona de Iguana basado en un poco conocido comic de los años 50. Estando también disponibles en PC, la exclusividad de Nintendo en consolas se convirtió durante mucho tiempo en el principal argumento de la compañía entonces dirigida por Hiroshi Yamauchi para intentar ahuyentar la fama de "infantil".





Mientras que ni siquiera el extraordinario Ocarina of time conseguía que Nintendo 64 pusiera competir con PS1, la "gran N" consolidaba su reinado en portátiles con Game Boy color, que, pese a no tener aún pantalla retroiluminada, era una revisión más ambiciosa de lo que hoy día se cree, llegando a lanzarse una meritoria adaptación de Street Fighter Alpha

Así, Acclaim encargó a la desarrolladora española Bit Managers (en aquel momento popular entre los aficionados a los salones recreativos por Radikal Bikers, juego pionero en un alocado subgénero de la conducción que posteriormente SEGA consolidó con Crazy Taxi) un Turok portátil. 

Pero por supuesto, esta vez no habría discos sierra ni taladros cerebrales. Este es un plataformas de scroll lateral donde debías impedir la llegada a la Tierra por parte de la malvada organización Amaranthine Accordance de un ejército de dinosaurios de otra dimensión. 

Empezando como Joshua Fireseed (con los puños como única y débil defensa) había que encontrar en el primer nivel un artilugio mágico que te convierte en Turok, adquiriendo así un cuchillo. Poco a poco irían apareciendo otras armas, como pistolas, escopetas, lanzagranadas, etc. Como era habitual en muchos juegos del sistema, no había guardado de la partida, sino que había que memorizar passwords.

En su día, la crítica estuvo dividida, con notas muy por debajo de la entusiasta recepción que en su día recibieron las 2 primeras entregas "principales". 

Pero hoy en día, ¿qué Turok resulta más atractivo en una perspectiva actual? Aunque todo aparece apuntar que los supuestos comentarios despectivos de Shigeru Miyamoto sobre Donkey Kong Country fueron una leyenda urbana, no deja de ser una reflexión interesante de como perdimos el norte en los 90 olvidando que los gráficos no lo son todo.







Yakuza: Like a dragon (multiplataforma)






Desde el lanzamiento del primer juego de la saga en Playstation 2 allá por el 2005, no ha hecho más que ganar adeptos, y con razón. 

Desde SEGA se propusieron hacer el mejor juego sobre yakuzas. Bebiendo directamente de las películas de la misma temática, y cogiendo muchas ideas de Shenmue, Yakuza era un beat 'em up con elementos de RPG, desarrollándose en un mundo abierto en la ficticia ciudad de Kamurochō. La historia giraba en torno a Kazuma Kiryu, recién salido de prisión por un crimen que no había cometido.


El productor Toshihiro Nagoshi, creador de la saga. Parece más yakuza que sus personajes


Varios spin-offs, dos remakes de las primeras entregas, una precuela, incluso un juego de El Puño de la Estrella del Norte basado en su jugabilidad y seis juegos de la saga principal cerrando el último la historia del carismático Kazuma Kiryu, dejando a todos los fans preocupados ¿Podría seguir la saga con otros protagonistas?



Si el idioma no supone una barrera, os recomendamos empezar la saga por Yakuza 0



El juego se anunció en 2017, y una broma del April Fools de 2019 hizo saltar las alarmas de los preocupados fans: El juego iba a pasar a ser un RPG por turnos. 

Al final la broma resultó ser cierta, por lo que hubo una gran diversidad de opiniones al respecto, tanto de fans que no concebían el juego sin sus combates, como de gente que veía necesario un soplo de aire fresco en la saga. 

Lo más divertido es como han justificado el cambio: Nuestro nuevo protagonista, Ichiban Kasuga, es un fan de Dragon Quest desde pequeño, viendo el mundo como el clásico RPG, teniendo Sega el permiso del creador, Yuji Horii, para nombrarlo durante el juego y haciendo varias referencias a la saga.



Los trailers despejaron muchas dudas a los indecisos



Finalmente, el juego ha sido un éxito total tanto para la crítica como para los usuarios, manteniendo el juego el carisma de todos sus personajes, sus locas misiones secundarias, la cantidad ingente de minijuegos, y su gran historia, siendo además el primer juego de la saga principal que llega traducido a nuestro idioma, sin contar la traducción del spin off Judgment.





No exageramos con los minijuegos. Han metido Virtua Fighter 5: Final Showdown completo dentro del juego



Joróbate Flanders les desea un feliz 2021.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dragon Ball Z: descifrando el universo cinematográfico

A lo largo de esta temporada de Joróbate Flanders que despedimos aquí, hemos dedicado varios artículos a Dragon Ball, desde diferentes temas...