viernes, 12 de junio de 2020

Revisitando Los Simpson: primera temporada





Durante muchos años, TVE2 ("el UHF", como lo conocían los viejos del lugar) , aunque siempre fue ante todo una cadena cultural, también era un espacio donde tenían cabida programas que testear de cara a un futuro estreno en la primera cadena (puesto que hasta los 80 no tuvo señal en todo el país) retransmisiones deportivas... incluso durante gran parte de los 80 y 90 el festival de Eurovisión se emitió allí ante el desencanto que supuso para la España de la transición el "rosco" de Remedios Amaya en 1983.









Con la llegada en 1990 de las cadenas privadas, empezó una intensa campaña de relanzamiento del canal, que pasó a ser conocido como "la 2". Uno de los programas que se estrenaron en ese periodo fue Estress, presentado por las actrices Bibiana Fernández, Loles León y Rossy de Palma los miércoles a las 22:00. 

Aunque pasó sin pena ni gloria durando solo una temporada, hubo algo que destacaría sobre el resto, ya que hacía el final del programa, a las 23:00, se introducía una serie animada que tenía la particularidad de estar dirigida a un público adulto, algo que incluso hoy parece costar asimilar siendo que, en mi última salida a Madrid antes de la pandemia, encontré Rick y Morty en la sección de los clásicos Disney de un centro comercial.

El 23 de enero de 1991 (tras un preestreno días antes en el prime de TVE1) 13 meses después de estrenarse en EEUU (donde eran todo un fenómeno social) Los Simpson llegaban a nuestra televisión para quedarse.






Algo que desconocíamos entonces es que el que durante mucho tiempo vimos en España como el primer episodio era el realidad el último de la temporada, si bien no iban del todo desencaminados. Me explico:

Como ya vimos en la reseña del "especial 138", Matt Groening originalmente creó a la familia de Springfield como unos cortos de animación muy tosca para The Tracey Ullman Show". Aparentemente ya entonces fueron populares en EEUU (los primeros anuncios de las barritas Butterfinger datan de 1988, y Milhouse Van Houten fue por cierto creado para uno de ellos) y en 1989 Fox aprobaba convertirlo en serie.

De esta forma, "La babysitter ataca de nuevo" fue el episodio piloto, pero problemas de producción que casi dan al traste con el proyecto fueron retrasando su estreno, que finalmente se hizo en diciembre con "Sin blanca Navidad".

Esto se evidencia en una animación extraña (hasta para ser de esta temporada) , diseños de personajes distintos a los que conocemos (no, el de Waylon Smithers negro no fue el único caso) y que Lisa, como en los cortos, sea una mera cómplice de las gamberradas de Bart.

Poco a poco irían puliéndose las personalidades de los personajes, siendo "El blues de la mona Lisa" (cameo de Ron Taylor como Murphy "Encías Sangrantes") el episodio donde por vez primera conocemos las frustraciones de la hija mediana de Homer y Marge al ser alguien tan inteligente en el peor entorno para ello, y su gran afición por el jazz.






Aunque también encontramos episodios protagonizados por Homer (destacando "La odisea de Homer", donde sufre el primero de sus numerosos despidos de la central nuclear de Montgomery Burns, y "Homer se va de juerga" donde una comprometida foto suya se hace viral) en esta primera temporada el personaje más popular era sin duda Bart (algo que la propia serie parodiaría años después) .

A lo largo de la temporada vemos a Bart copiar en un examen haciendo que todos crean que es superdotado, crear graves problemas económicos a la familia por culpa de un tatuaje (el ya mencionado especial navideño), un dramático viaje de intercambio a Francia o cortar la cabeza de la estatua del fundador del pueblo. Sin olvidar el episodio que me hizo en su día engancharme a la serie: "Bart el general", donde con la ayuda de Herman (un loco vendedor de armas amigo de su abuelo Abe Simpson, que apenas sí aparece en estos 13 episodios) declara literalmente la guerra al matón del colegio Nelson Muntz.

Además, a menudo la trama de los episodios (fuesen o no protagonizados por él) quedaban  interrumpidas por las bromas telefónicas al amargado tabernero Moe Syslack (junto a Bart y Lisa, el único que ha mantenido su voz ininterrumpidamente en España, la de Juan Perucho) que irían poco a poco reduciéndose hasta desaparecer (con homenajes puntuales) en la T4.






La que podríamos considerar de facto la season finale (al menos en cuanto a producción se refiere) "Krusty entra en chirona" (dirigido por el mismísimo Brad Bird) marcaría un punto de inflexión en la historia de Los Simpson. 

Por primera vez Kelsey Grammer (en ese momento muy popular por su papel de Frasier Crane en Cheers) hacía un cameo como el actor secundario Bob (o "Sideshow Bob", como se le llama tal cual en el doblaje español de esta T1, quizá creyendo que aquel era su nombre de pila) atracando el badulaque con Homer como testigo para incriminar así a su jefe Krusty el payaso. 




De esta forma, Bob consigue llevar a cabo su sueño de hacer un programa infantil intelectual de calidad (manteniendo no obstante la violenta serie Rasca y Pica) para entusiasmo de Lisa. Bart es el único que cree en la inocencia de su ídolo, y con ayuda de su hermana consigue descubrir la verdad gracias a varias pistas clave repartidas como el marcapasos de Krusty, su analfabetismo, o que Bob tenga de verdad unos pies gigantes de payaso. Siendo posiblemente el mejor episodio de la temporada, el actor secundario se convertiría en adelante en un villano recurrente.

Esta primera temporada posiblemente está lejos de estar en el top5, y no ayuda el hecho de que en nuestro doblaje la mayoría de voces no sean las que todos conocemos (e inclusive el desaparecido Carlos Revilla daba a Homer un tono más serio que recuerda al de Tom Hagen en El Padrino) . La animación y el color no son demasiado buenas. Pero aún así no hay que olvidar que sin ella no tendríamos todo lo que vendría después, y verla hoy día tiene un cierto encanto.

Próximamente en Joróbate Flanders, la segunda temporada.

2 comentarios:

  1. Recuerdo perfectamente como la primera anunció a bombo y platillo el expidió piloto, que además se emitió ahí un domingo antes de pasar a la noche de los martes en la 2 (y creo recordar que después ponían el show de Tracey Ulman para encadenar) que a principios de los noventa se puso "artística" por las noches, lo mismo te ponía Liquid Televisión de la MTV, que yo veía por Aeon Flux, que te programaba una película "erotica" (el revuelo que armó El arte de amar en mi colegio al día siguiente, madre mía) o te pasaba películas rarisimas como Santa Sangre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho hay en youtube un corto de Los Simpson de Tracey Ullman con las mismas voces de la serie. Grandes tiempos aquellos del late night, como también Antena 3 con Tierra de lobos.

      Eliminar

El comprador de Springfield: Caída y resurección de Xbox. ¿La era del Game pass?

  Bienvenidos una vez más al espacio de noticias y opinión de Joróbate Flanders. Como pasa el tiempo. Estamos cada vez más cerca del fin del...