domingo, 30 de diciembre de 2018

Mis episodios navideños preferidos 2 (SPOILERS)





Seguimos analizando capítulos especiales en Joróbate Flanders para que paséis bien la resaca lo que quedan de estas fiestas:


El mejor cuento de Navidad de la historia (American Dad, tercera temporada)




Aunque no tenga tanto éxito como el de su serie "hermana" Padre de familia, American dad (o Padre made in USA, como aún hoy la llama la voz en off en la intro) a lo largo de sus 15 temporadas goza de cierto seguimiento de culto, con una brillante sátira política y un humor negrísimo que a veces roza lo "gore". Y los especiales de Navidad no iban a ser menos.

El agente de la CIA Stan Smith está desencantado con unas fiestas cada vez menos tradicionales y más mercantilistas, de lo que, en uno de sus delirios ultrarrepublicanos, culpa al activismo político de la actriz Jane Fonda, por lo que decide acabar con ello aprovechando el típico viaje en el tiempo a lo "Cuento de Navidad".

Una vez más, sin destripar demasiado, sus acciones provocan un futuro distópico en que la URSS ha dominado EEUU, lo que obliga a Stan a atacar a su mayor ídolo. Mientras tanto, en la divertida subtrama, la cinta de cassete que iba a regalar al extraterrestre Roger es encontrada por su yo del pasado, lo que le hace vivir de primera mano el auge y caida de la música disco.





La constante (Perdidos, cuarta temporada, SPOILERS a partir de aquí)



- ¿Que si me interesa el ahorro a largo plazo? ¡Sí, sí, me interesa mucho!




Dije en el anterior artículo que Smallville era una de las series que habían marcado un antes y un después en mi seriefilia. Ahora toca hablar de la primera de ellas, Perdidos (o Lost) que durante 6 temporadas (2004-10) narró las misteriosas aventuras de un grupo de sobrevivientes a un accidente aéreo que descubren no estar solos en la extraña isla del Pacífico donde se estrellaron.

Tras el increíble final de la T3, en que descubrimos que al menos el doctor Jack Shepard (Matthew Fox) y la fugitiva Kate Austen (Evangeline Lily) habían logrado volver a la civilización, la cuarta temporada se hacía algo lenta por momentos. Entonces llegó lo que siempre esperaba el fandom, un episodio protagonizado por Desmond Hume (Henry Ian Cusick) .

Como ya he mencionado, no todos llegaron a la isla en el vuelo de Oceanic. De hecho, Desmond indírectamente lo provocó al no pulsar a tiempo el botón que contenía la gigantesca concentración de electromagnetismo que provocaba tantos fenómenos paranormales. El estar expuesto durante años a esas radiaciones le provocaban saltos mentales en el tiempo (sí, hoy parece que el tema va casi más de eso) a 1996. Debía encontrar su "constante", si no moriría como le estaba pasando a los supuestos "rescatadores" del carguero de Charles Widmore (Alan Dale) .

¿Y qué tiene que ver esto con la Navidad? Pues resulta que esta "constante" es su ex-pareja Penny Widmore (Sonya Walger) a la que pide su teléfono con la condición de no llamar hasta el 24 de diciembre de 2004, tiempo en que transcurre este episodio. Ella acepta a regañadientes, y esto cura a Desmond y a ella le hace comprender por fin que él nunca había dejado de amarle y pudo encontrar poco tiempo después la isla. Quizá el mejor capítulo de una de las más grandes series.



Bojack Horseman Christmas special (Especial fuera de temporada)




Casi dudé de reservar esto para una hipotética segunda parte del artículo de meta-televisión. Para los que no tengan Netflix o simplemente no sepan de lo que hablo, Bojack Horseman es una comedia dramática animada sobre un caballo antropomórfico que no es capaz de sobreponerse al fin de su breve fama con "Retozando", una sitcom a lo Padres forzosos. En este especial (fuera del canon de la serie) su compañero Todd Chávez le intenta convencer de ver uno de los especiales de Navidad de dicha serie, algo que acepta de muy mala gana.





En este episodio, el personaje de Sabrina (interpretada por Sarah Lynn, que es algo así como la Miley Cyrus de la serie) desea por Navidad poder volver a ver a sus padres. Después de que el resto de su nueva familia intente engañarla para que se porte mal y así no reciba regalos, finalmente se inventan una carta de despedida de Papá Noel...o no.

Una curiosa parodia de las series de los 80 y sus especiales en particular que, aunque no quiera reconocerlo, acaba en parte animando a Bojack, que decide ver el resto de los episodios navideños. Destacables también las numerosas referencias a la cultura de la época, y el detalle de doblar el opening al español, algo que no suele verse a menudo hoy en día.

De nuevo, podéis proponer otros especiales en los comentarios. Joróbate Flanders les desea feliz 2019.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las grandes transformaciones de los videojuegos (3)

Llega la tercera parte de una de las secciones clásicas de Joróbate Flanders: Perfect Dark Como ya hemos comentado en a...