jueves, 27 de diciembre de 2018

Buscando a Nemo (SPOILERS)





Cuando estrené mi primer reproductor DVD a finales de 2002, una de las primeras películas de mi incipiente colección no podía ser otra que Monstruos SA, ya que hasta el momento había tenido todo Pixar en VHS. No era muy aficionado del Disney "tradicional" (salvo clásicos como El rey león) pero aquellas producciones, animación 3D aparte, tenían algo especial que me atraían. 

Entre los extras había algo llamado "Finding Nemo", que pensé que sería un corto. Pero resultó que era un trailer. El primer teaser (cuando desconocía ese concepto) del que sería el quinto film de la productora del flexo. Y si debo ser sincero, no terminaba de llamarme la atención. Pensaba que después del creativo mundo de Monstruópolis, aquella película de peces podía ser demasiado parecida a lo que hacían sus entonces socios y ahora dueños. Así pues, no tuve ocasión de verla hasta este año en la edición blu ray de FNAC.






Y reconozco que estaba completamente equivocado. Si bien el inicio es típicamente Disney (una barracuda ataca al pez payaso Marlin y su mujer, sobreviviendo solo el primero y un huevo del que nace Nemo, con una aleta con malformaciones debido a lo sucedido) la película trata sobre todo de dejar avanzar y enfrentarse a los miedos, uno de esos mensajes tanto o más dirigidos a los adultos que al público infantil a los que nos ha ido acostumbrando Pixar y, en menor medida, también la propia Disney.

Además de esto, y de la bonita animación que representa todo tipo de fauna marina, y la primera ciudad real que vemos en el "universo Pixar" como es Sydney, encontramos a personajes de lo más carismáticos como Dory, pez cirujano azul  con una extraña amnesia que le hace olvidar continuamente a las personas que le rodean, el tiburón vegetariano Bruce o Gill, líder del acuario de un dentista del que intenta escaparse a toda costa, convirtiéndose en una segunda figura paterna para Nemo.





De esa forma, Buscando a Nemo se convirtió en otro enorme éxito de crítica y público, con más de 900 millones de recaudación, además de ser la primera película de Pixar en ganar el nuevo Oscar a mejor película de animación, que 2 años antes había perdido Monstruos SA ante Shrek. Esto llevó a réplicas de menor relevancia como El espantatiburones (Dreamworks) o la coreana Movida bajo el mar. Por su parte, tras un primer intento de secuela de Circle 7 Animation (que quedó cancelada como el resto de la producción de esta fallida filial de Disney) no fue hasta 2016 que Pixar lanzó Buscando a Dory.

Esto lo veremos en el próximo artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grandes rarezas de la historia de los videojuegos (3)

No, de momento no hablaré de Stadia Tras la gran acogida que tuvo el artículo anterior , aquí tenéis la tercera parte del repaso ...