jueves, 18 de octubre de 2018

A vueltas con Shenmue




Como ya comenté en nuestro espacio de noticias, la recopilación de Shenmue I y II (previo paso a la esperada tercera parte) en PS4, XBox One y PC no ha tenido ni mucho menos las ventas esperadas. Se ha atribuido esto a bugs (que ya estaban en su día), a la falta de traducción, etc. Estos días ha arreciado la polémica ya que SEGA confirmó que al principio no iba a remasterizarlos sino remakearlos. Pero, ¿acaso esto hubiera cambiado tanto la cosa?

Echemos la vista atrás, a 2001, cuando la compañía japonesa dio una noticia impactante: la decisión de dejar de desarrollar hardware después de que Dreamcast se viese superada por Sony y su Playstation 2. Desde entonces empezó a desarrollar para otras consolas: el primer sorprendente paso en esta dirección fue el desarrollo de un Sonic exclusivo para su histórica rival: Sonic Advance, en Game Boy Advance, que contaría con 2 secuelas.



Por su parte, Game Cube contaría con sendas adaptaciones de Sonic Adventure 1 y 2 de DC, así como el plataformas arcade Super Monkey Ball (juego de lanzamiento de la consola en Japón en 2001 junto a Luigi´s Mansion y Wave Race Blue Storm) o el RPG Skies of Arcadia. La principal exclusividad de Sony fue Virtua Fighter 4, mientras que títulos como Crazy Taxi o Soul Calibur 2 serían multiplataforma, con un personaje exclusivo diferente en cada uno de ellos.




Pero la compañía más favorecida por esta "nueva" SEGA fue sin duda la recién llegada Microsoft. No me voy a meter en jardines sobre los parecidos que algunos han querido ver entre la primera Xbox y Dreamcast, pero lo cierto es que esta mastodóntica primera consola del imperio de Bill Gates tuvo varios títulos en exclusiva, como Crazy Taxi 3, House of the dead 3, Out Run 2 o Jet Set Radio Future, así como la saga Project Gotham Racing, secuela espiritual de Metropolis Street Racer, juego que Bizarre desarrolló en exclusiva para Dreamcast.



Pero lo más importante era, y aquí volvemos al tema que nos ocupa es que, pese a los rumores iniciales de PS2, sería XBox quien albergara (con varios meses de retraso con respecto a DC) Shenmue II. Pero, ya fuese por la escasa acogida que la máquina tuvo en Japón (algo a lo que no ayudó tampoco Gates con la célebre polémica de los mandos) o el desconocimiento por parte de un público que quizá ni siquiera había jugado a la primera, no se vendió lo suficiente y la saga quedó paralizada hasta 2016.

Si cambias el 2 por el 4, aún puede ser válida la portada


Tras apenas 5 años de vida útil, Microsoft (ya asentada como competidora, aunque lejos aún de Sony) tomó nota de los errores del pasado en el adelanto de generación que fue Xbox 360. Tanto esta como PS3 acogieron adaptaciones de diversos clásicos de SEGA de la talla de Alex Kidd, Streets of Rage o Golden Axe entre otros bajo el sello SEGA Vintage Collection. Hasta se remakeó Virtua Striker, de un género tan pegado normalmente a la actualidad como es el fútbol.





Pero nada de esto funcionó. Y aquí viene la gran pregunta: si juegos tan queridos no vendían bien al ser remakeados, ¿por qué sería diferente en un juego que ya de por sí fue injustamente olvidado en su día? Vivimos en un fenómeno de la nostalgia más producto del marketing que de la realidad, y una vez más (llámalo Shenmue, llámalo manga de Oliver y Benji) la situación es la que es. Por desgracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grandes juegos basados en películas

Tocamos hoy en Joróbate Flanders un tema delicado: el de mezclar cine y videojuegos. Desde que en 1982 a Howard Scott Warshaw se le dieran s...