sábado, 20 de marzo de 2021

Los herederos del capitán América: Falcon y el soldado de invierno (SPOILERS)

 



Tras su flojo año de arranque, las novedades no dejan de llegar en este 2021 a Disney+, ya convertida del todo en una plataforma familiar (que para los estándares de la factoría, es casi como decir "adulto") . 

Hace apenas 2 semanas nos despedíamos de Wandavision tras 2 intensos meses de estúpidas teorías, y ya tenemos aquí el episodio piloto (esta vez no hubo doble estreno, lástima) de la nueva producción de Marvel encargada de ir estableciendo a los que han de ser algún día los nuevos Vengadores. En este caso, Falcon y el soldado de invierno. 

Una vez más aviso de que habrá SPOILERS, así que si aún no lo habéis visto, os dejo con esta interesantísima selección de anuncios de los 90.



Un vídeo de 3 horas en 4:3. Lo más parecido al Snyder Cut que nos podíamos permitir



Está a la orden del día que las muertes en los comics de superhéroes no sean definitivas, y Marvel no iba a ser menos en esto, siendo la pobre Jean Grey algo así como la Krilin de los mutantes. Y es que, ¿alguien creyó (aparte de que, vaya, ya había trailers de Spiderman Lejos de casa) que el chasquido de Thanos (Josh Brolin) iba a ser definitivo?

Durante más de 40 años, hubo un personaje que escapó a esta norma. Estamos hablando por supuesto de Tío Ben Bucky Barnes, el compañero y buen amigo del Capitán América que fue dado por muerto en el relanzamiento del personaje en 1964 en el cuarto número de Los Vengadores al quedar congelado en el Atlántico.

No fue hasta 2005 que el guionista Ed Brubaker le trajo de vuelta convertido en un asesino a sueldo con amnesia, El soldado de invierno, trama que se adaptó parcialmente para la secuela homónima de la película protagonizada por Chris Evans. Aunque una vez más, en los trailers y posters ya se veía a Sebastian Stan interpretando al personaje, este resultaba un reencuentro impactante.





El soldado de invierno introdujo a su vez a un nuevo personaje que se convertiría en una de las pocas personas de confianza de Steve Rogers al ser falsamente acusado del supuesto asesinato de Nick Furia: Sam Wilson, ex-militar con unas alas mecánicas que le permiten volar. Juntos descubren no solo que Bucky estaba siendo controlado por la oscura organización HYDRA, sino que siempre habían sido la cabeza en la sombra de SHIELD.

Tras los hechos de Civil War, los 3 quedaron en la clandestinidad al oponerse a los acuerdos de Sokovia, yendo Bucky a parar a Wakanda, donde aparementemente consiguieron curarle de la "contraseña" que activaba su control mental y parecía por fin vivir en paz hasta que llegó Thanos siendo junto a Falcon una de sus víctimas que luego resucitaron.

Tras la derrota definitiva del "titán loco", un envejecido Rogers que había viajado atrás en el tiempo para reencontrarse con su amada Peggy Carter (Hayley Atwell) le cedió su icónico escudo de vibranium a Wilson, y en ese exacto punto cronológico arranca la serie, con Falcon tratando de rescatar a un agente del gobierno de un misterioso grupo de terroristas que se hacen llamar "los sin-banderas". 

Esta escena, de una gran factura (salvo por los inevitables detalles de ciencia ficción, bien podría formar parte de un Misión Imposible) recuerda mucho al asalto del inicio de El soldado de invierno que inició toda la investigación de Furia, y de hecho comparten entre sí un antagonista principal que no habíamos vuelto a ver desde entonces: Georges Batroc, interpretado de nuevo por Georges St-Pierre.





Tras eso el episodio adopta un tono mucho más lento que va estableciendo a los personajes y al complejo nuevo mundo surgido tras regresar tantas millones de personas desaparecidas en los 5 años conocidos como "lapso".

En este contexto, los Sin-Banderas son una especie de anarquistas que creen que la vida era mejor así. Esto es una licencia con respecto al comic, donde hubo un único personaje bajo la identidad de Flag-Smasher: Karl Mortenghau, que defendía los mismos ideales de un planeta sin fronteras. 

Un nuevo ataque a gran escala en Suiza evidencia que, además, estos extremistas gozan de una fuerza sobrehumana. ¿Es posible que hubiese más soldados de invierno aparte de los ya vistos en Siberia? ¿Y sería ahí donde entre en la serie Helmut Zemo (Daniel Bruhl) a quien aún no hemos visto en este piloto?

Mientras tanto, Bucky, completamente solo, trata de buscar su lugar en el mundo, y a la vez que recibe tratamiento psicológico, empieza a buscar a gente de su pasado, como si de una especie de Me llamo Earl se tratara. A la espera de saber cuando se reencontrarán los 2 protagonistas, cabe preguntarse hasta qué punto estará realmente recuperado.

Sea como fuere, el episodio acaba con un cliffhanger que al menos yo reconozco que no esperaba: tras donar Falcon el escudo a un museo, el presidente de EEUU anuncia la creación de Poochie un nuevo Capitán América que devuelva la ilusión a la población. 

De esta forma queda así establecido dentro del UMC un concepto muy conocido por los lectores del comic: el US Agent o USAgente, mucho más violento y nacionalista que Rogers. Quizá, el primer paso hacia la creación de los Thunderbolts, la réplica de Marvel al Escuadrón suicida que está cerca de volver a los cines tras el fallido primer intento.




Si ya el de Wandavision fue un gran estreno, este de Falcon y el soldado de invierno tristemente se queda a medio camino, con demasiados altibajos. Pero el material sigue teniendo un gran potencial, y es de esperar que en futuros episodios irá encontrando por fin su camino. 

Como siempre, podéis opinar de este estreno en los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dragon Ball Z: descifrando el universo cinematográfico

A lo largo de esta temporada de Joróbate Flanders que despedimos aquí, hemos dedicado varios artículos a Dragon Ball, desde diferentes temas...