jueves, 31 de enero de 2019

Videojuegos de Los Simpson (y 3)

Que no, que no hablaré de esto. Y de Triangle Wars tampoco.



Acabamos hoy el repaso a los juegos de Los Simpson en Joróbate Flanders con la era 3D:

The Simpsons Wrestling




Aún con lo denostada que estuvo en su día, raro era el éxito de N64 que sus competidoras no trataban de emular. SEGA probó suerte con los juegos de mesa a lo Mario Party con el incomprendido Sonic Shuffle, Mario Kart tuvo en Crash a un dignísimo competidor, y hasta el Rumble Pack que incorporó la "Gran N" con cada cartucho de Star Fox 64 (o Lylat Wars como se le conocía en estos lares) se convertiría en el estándar de los mandos que habrían de venir, empezando por el Dual Shock de Playstation, que sustituyó progresivamente al original de la consola de Sony. Con esto, era inevitable que le salieran imitadores a Smash Bros. De esto se encargaría Big Ape Productions






¿Por donde empiezo? De entrada, esto no es el universo Mario, donde un día secuestras a la princesa por enésima vez y otro colaboras con tu archienemigo en una amistosa competición de carreras, sino una serie animada cuyas 3 primeras temporadas (y quizá parte de la 7) tienen guiones homologables con cualquier sitcom familiar de imagen real, y la imagen de una pelea entre, pongamos, Homer Simpson y Lisa resultaba incómoda de ver. Los controles (aún peores si cabe que en los tiempos de las 8 bits) y los gráficos tampoco ayudaban. Un monstruo de Frankenstein en definitiva que hoy día es un asíduo de las listas de peores juegos de la historia. Ah, por cierto, antes de desaparecer apenas 2 años después, aún Big Ape volvió a intentarlo con Celebrity Deathmatch de MTV. Pero eso ya resulta demasiado traumático de recordar.



Pero eso sí, reconozco que esto tiene gracia



The Simpsons Road Rage





Tras este triste único representante de la generación 32 bits, pasábamos a las 128. ¿Era posible volver a hacer un buen juego de Los Simpson? En el mismo año (2001) que salió el...anterior, tuvimos por fin la respuesta: Radical Entertainment nos sorprendió con este curioso juego que salió para PS2, Game Cube, XBox y Game Boy Advance.







El argumento bien podría ser el de cualquier episodio de la serie: Montgomery Burns se hace con el control de los autobuses de la ciudad, y los hace funcionar con energía nuclear, por lo que la familia de Evergreen Terrace decide montar su proto uber particular. Además, con las ganancias acumuladas resolviendo las diferentes misiones, puedes ir desbloqueando a otros personajes como Willie Mcdougal, Snake Jailbird, Barney Gumble...cada uno con sus vehículos característicos.

Sí, vale, todavía no es que fuese un clásico de los videojuegos, y la premisa no es que fuese muy original que digamos, lo que le supuso a EA problemas con SEGA. Pero por lo menos ya teníamos algo jugable, que ya era más de lo que podíamos decir de muchos de los antes reseñados.


The Simpsons Skateboarding




Solo un año más tarde, de la mano de la extinta The Code Monkeys nos llegaba este juego exclusivo de PS2. En esta ocasión, el argumento giraba en torno a un concurso de skate en Springfield, de nuevo intentando rentabilizar de forma oportunista una de las modas del momento, en este caso la franquicia Tony Hawk. Pese al buen número de personajes (cada uno con su correspondiente voz) , el resultado volvió a errores del pasado: mala jugabilidad, gráficos decepcionantes, poca variedad de movimientos...hasta hubo críticas a la calidad del sonido. 






The Simpsons Hit and run




Tras aquel gran paso atrás, Radical decidió en 2003 dar una vuelta de tuerca a su juego anterior. Esta vez, Kang y Kodos invaden la Tierra para filmar un reality sobre los seres humanos (esto y cierto episodio de South Park son tan cercanos en el tiempo que no me atrevo a decir si es o no plagio) lo que provoca que los habitantes de Springfield se comporten de manera extraña. 

Por tercera vez tenemos un "homenaje" a otro juego. Esta vez se trataba de un sandbox a lo Grand Theft Auto que recrea fielmente todo Springfield, con todo tipo de deliciosos guiños a los fans de la serie como el bólido de carreras de Martin Prince, el quitanieves de Barney...y la posibilidad de cambiar de ropa a los personajes, incluyendo un skin del episodio "Homer tamaño king-size". Además, las versiones para Xbox y PS2 contaban con una grata sorpresa: un doblaje en castellano realizado por el extraordinario reparto de la serie.





Los Simpson: el videojuego




Demos ahora un salto hasta 2007. Al año de la esperadísima película. Lo fácil hubiera sido sacar una adaptación deprisa y corriendo como tantas veces ha ocurrido a lo largo de la historia, pero Visceral optó por una historia original de aventuras escrita por los guionistas Tim Long, Matt Selman y Matt Warburton, con todo tipo de parodias, referencias y un sorprendente jefe final, donde cada personaje tenía una habilidad especial: Homer puede convertirse en una bola gigante, Bart transformarse en su alter ego del comic Bartman, etc. Todo esto le convirtió en uno de los éxitos de la temporada, aunque curiosamente más en la algo inferior versión de PS2 que la digamos principal de PS3 y Xbox 360.

Por desgracia, este es a día de hoy el último videojuego de Los Simpson que hemos tenido en consola, así que nunca podremos ver a donde pudo haber llegado esta progresiva evolución. Quien sabe...





The Simpsons: Tapped out







Y cerramos este repaso con una mención especial a un clásico ya de los juegos "freemium" para smartphone y tablet: Homer, tras el enésimo accidente en la central nuclear, arrasa todo Springfield, por lo que debe reconstruirla desde cero, contando a lo largo de los años con todo tipo de actualizaciones y eventos, como Halloween, Navidad o Acción de gracias, además de la posibilidad de edificar, además de las localizaciones ya conocidas por todas, alguna de las excentricidades que caracterizan a Springfield. Un exitoso juego que, como no podía ser de otra manera, fue satirizado en South Park.






Soy consciente de que me he dejado algunos juegos, pero es imposible abarcar tanto en 30 años de historia de Los Simpson. Así que, si me he olvidado vuestro favorito, podéis hablar de él en los comentarios.

martes, 29 de enero de 2019

Videojuegos de Los Simpson (2)

Tampoco hablaré de este. Y, ¿quien se acuerda ya de Happy Feet? Ya costaba entender la referencia en 2007


Continuamos en Joróbate Flanders el repaso a algunos de los videojuegos más destacados de la familia de Springfield:

Krusty´s fun house





Peculiar mezcla de puzzle y plataformas desarrollado por Audiogenic y de nuevo distribuido para Acclaim, siendo su versión más conocida la de SNES aunque también estuvo en Master System, Mega Drive o Game Boy entre otras. De entrada, como ya indica su título, el protagonista no es ningún miembro de la familia, sino el amargado payaso Herschel Krustofsky "Krusty", que debe deshacerse de las ratas que han invadido el parque temático que lleva su nombre. Para ello, en un sistema de juego similar a Lemmings, hay que usar diferentes objetos con tal de atraerles a trampas donde puedan ser destruidas por una máquina (accionada según el nivel por personajes como Bart Simpson, Homer, Actor secundario Mel, etc) mientras otras criaturas te atacan.





Puede que a los que estéis más familiarizados que yo con el mundo de la informática os resulte familiar esta premisa. Y es que en realidad Krusty´s fun house no es sino un juego de Amiga llamado Rat Trap, al que se limitaron a cambiar los protagonistas tras comprar Acclaim los derechos a Audiogenic, como ya pasara, salvando las distancias, con Doki doki panic, alias Super Mario Bros 2. Aún poco antes de desaparecer, Acclaim volvería a hacer una maniobra similar cuando, tras cancelarse un juego de South Park para Game Boy, se convirtió en, ejem, otra licencia. Pero esa es otra historia.


Virtual Bart





Aunque Homer le fuese dejando progresivamente en un segundo plano, Bart fue hasta la T3 el personaje más popular de Los Simpson y el protagonista de un gran número de episodios, así que de nuevo tenemos un juego con su nombre, esta vez desarrollado por Sculptured software, desarrolladores de numerosas licencias deportivas y de una de las joyas infravaloradas de su generación, Super Empire strikes back. El argumento una vez más resulta algo extraño: Bart visita una feria científica (un tema que por supuesto le va mucho) y decide probar un casco de realidad virtual, donde aparecen al azar diferentes minijuegos de considerable dificultad. Sin ser una maravilla, resultan simpáticos los guiños a la serie, como el nivel ambientado en el tobogán acuático "H2WHOA". También con versión en Mega Drive.








Bart´s Nightmare





Cuando por primera vez vi esto, me ilusioné pensando que sería un juego de los especiales de Halloween. Pero, aunque la premisa es similar al segundo de ellos en la T3, nada más lejos de la realidad. Bart se duerme estudiando (y dale, Sculptured, que la empollona es Lisa) y aparece en un extraño mundo donde debe buscar sus deberes en diferentes minijuegos, mezclando fases puramente plataformeras con otras de disparo, como una en que se convierte en Godzilla u otra de Bartman, que de nuevo resultaba difícil e incómodo de manejar. Como anécdota, destacar que las presiones de la compañía durante el desarrollo, hizo que su creador Bill Williams acabara dejando la industria. Por último, una comparativa de las versiones para SNES y MD.






Virtual Springfield




Y llegamos al mundo del PC con esta rareza de Digital Evolution y Fox interactive, una aventura gráfica donde debes recorrer todo Springfield buscando diferentes cartas de personajes, a la vez que te encuentras con minijuegos, incluyendo el juego de boxeo al que jugaban Bart y Homer en la primera temporada, así como encontrar localizaciones ocultas. Aunque visto ahora puede parecer aburrido, en su día resultaba atractivo poder "visitar" los lugares que tanto conocemos de la serie, además de que los personajes tuviesen sus voces originales. Su fidelidad era tal que se usó de modelo para construir una réplica real del 742 de Evergreen Terrace en Nevada.






Próximamente, la tercera y última parte, con los juegos de 32 y 128 bits.

sábado, 26 de enero de 2019

El comprador de Springfield: un juego que se retrasa, una nominación inesperada y un estreno que nunca llega

Ya estamos aquí como cada semana con nuestro espacio de noticias de Joróbate Flanders:

Metroid Prime 4


Parecía que sí

2017 era un año clave para Nintendo. Después de que Wii U se estrellara en ventas mientras que Nintendo 3DS, sin funcionar mal, se ha quedado a medio camino del gigantesco legado que dejó  NDS (Algo más de 73 millones de copias a septiembre de 2018 por las 154 de su antecesora, solo superada por Playstation 2) tocaba apostarlo todo a una carta: Switch, verdadero híbrido de máquina de sobremesa y portátil (el mando de Wii U solo funcionaba cerca de la consola) que funcionaría con cartuchos.

Para entonces ya se sabía que el último gran título de la anterior consola (The legend of Zelda: breath of the wild) se había retrasado para formar parte también del lanzamiento de esta, y había un Mario en camino a finales de año. Pero hacía falta algo más para terminar de animar el "hype". Entonces, en el E3, se enseñó un escueto teaser con la imagen que encabeza esta noticia. Por fin llegaría Metroid Prime 4, el juego que revitalizó en Game Cube (2 primeras partes) y Wii una franquicia que parecía haber caído en el olvido en la era del 3D.

Nada se sabía sobre esto, ni siquiera quien lo desarrollaba, aunque los rumores apuntaban a Bandai Namco. Llegó el E3 de 2018, y ni una sola noticia nueva en aquel Nintendo Direct que hoy se recuerda por la casi monopolización de Super Smash Bros Ultimate. Y ya han quedado confirmados los peores presagios: el juego ha sido cancelado para ser reiniciado por Retro Studios, el estudio norteamericano que en su día cambió el estilo plataformero original para convertirlo en un shooter en primera persona, y del que en el último lustro no se había vuelto a tener noticias salvo un port para Switch de Donkey Kong Country: Tropical Freeze y el supuesto desarrollo de un spin off de carreras basado en el universo Starfox, llegando a especularse con su inminente cierre.

De entrada, queda claro que, como viene siendo cada vez más tristemente habitual en el mundillo, Nintendo vendió humo hace casi 2 años, y aún en julio de 2018 aseguraban que todo iba bien. ¿Qué ha cambiado en estos 6 meses? ¿Por qué no se contó desde el principio con Retro como hubiera deseado el fandom? Lo único que queda claro es que habrá que esperar un largo tiempo para poder volver a disfrutar de una saga que lleva más de una década parada. Quizá incluso sea el punto de partida de una hipotética "Switch 2". Ya lo veremos. O no.


Black Panther, ¿la sorpresa de los Oscar?


Al pobre Chadwick le queda meme para rato...


Se acerca un año más la gala de los Oscar. No es que sea yo un gran seguidor de este tipo de ceremonias (igual que tampoco acostumbraba a seguir el Balón de Oro cuando llevaba un blog de deportes, pero ese es otro tema) pero este año bien podría acabar, y a lo grande, con la sequía de Disney y su Universo Cinematográfico Marvel: nada menos que 7 nominaciones (incluyendo mejor película) a Black Panther, la película dirigida por Ryan Coogler y protagonizada por Chadwick Boseman que en febrero de 2018 se convirtió con 1347 millones recaudados en el mejor estreno de "origen" que ha tenido nunca un personaje de la "casa de las ideas". 

No os voy a engañar, la película que más me gustó del género superheróico en 2018 fue Infinity war.  Es cierto que el CGI se cantea demasiado. Pero pensemos en una cosa: Black Panther, como Spiderman Homecoming, es una película que se puede ver se esté o no familiarizado con este universo, cosa que con la tercera entrega de Vengadores es imposible. Y, como El soldado de invierno (próxima reseña de este nuestro blog) tiene un cierto toque de thriller político que le hace especial. Hay que entender simplemente esta nominación como un reconocimiento simbólico a 10 años de éxito sin precedentes, otra cosa es que vaya a ganar, que resulta improbable. Aunque, quien sabe...

¿Y LQSA pa cuando?




En un tiempo en que la ficción española parece vivir su edad de oro gracias a Netflix o Atresmedia, Mediaset sigue anclada en una mentalidad cortoplacista pensando en el audímetro. De esta forma, uno de sus mayores éxitos, La que se avecina, llega mucho tiempo en el cajón, habiendo pasado todo el 2018 sin un nuevo episodio. Hace poco empezaron a anunciarla como "próximamente" y esto ilusionó al fandom con la posibilidad de que empezara en breve en su habitual horario de los lunes para hacer frente a A3 y su "nuevo" La voz, gran revelación de este inicio del año. 

Pero en lugar de eso, han optado por colocar otro talent, Got talent (valga la redundancia...) lo que deja una vez más a la comunidad de Montepinar en el limbo, dándose la absurda situación de que ya se esté rodando la duodécima temporada (que por cierto, ya no contará con uno de los actores más queridos, Antonio Pagudo, el ex-presidente Javier Maroto) sin que sepamos cuando se emitirá la T11.

Telecinco parece no aprender de errores del pasado. Ya en su día jugaron al mismo juego del gato y el ratón con Tierra de lobos e inclusive Hospital central, la serie más longeva de nuestra historia junto con Cuéntame como pasó. Eso causó que la gente se hartara de esperar y se resintieran las audiencias teniendo que despedirse por la puerta de atrás. Y los fieles seguidores desde la época de Aquí no hay quien viva en A3 no se merecen esto. 

Por último, como es habitual, los lanzamientos más destacados en BD y 4K de febrero:

  • 6 de febrero: Christopher Robin (Disney) First Man (edición normal, steelbook y 4K, Universal) y La casa del reloj en la pared (normal, edición libro y 4K, EOne) .
  • 7 de febrero: Primera temporada completa de Arde Madrid en formato libro (Divisa) y Ha nacido una estrella (edición normal, steel con copia digital, y 4K, Warner) .
  • 13 de febrero: La noche de Halloween (normal, steel y 4K, Universal) Slender man (Sony) y Pesadillas 2 (normal, 4K y pack con las 2 películas, Sony)
  • 25 de febrero: Bohemian Rhapsody en edición normal, edición libro, steelbook y 4K (Fox)
  • 27 de febrero: Edición limitada y numerada en digipack de Death Note con 4 discos, disco de extras, libro y 3 CDs con la banda sonora (Selecta Vision)
Próximamente, más noticias en Joróbate Flanders.

miércoles, 23 de enero de 2019

Videojuegos de Los Simpson (1)

No, no es esto. Pero no pierdo la esperanza


Con 30 años de emisión y éxito ininterrumpidos, era inevitable que Los Simpson se convirtiesen también en una franquicia de mucha presencia en el mundo de los videojuegos. Algunos son buenos, otros...no tanto. En cualquier caso, hoy en Joróbate Flanders analizaremos alguno de ellos:


The Simpsons (1991)







También conocido como "Simpsons arcade", ya que era una recreativa de 4 mandos. El argumento, ya fuese porque el juego se empezó a programar durante la T1 (la intro le delata) y los personajes no estaban muy definidos, o porque quizá ni conocían la serie en Japón, resulta algo extraño: Montgomery Burns organiza un atraco a una joyería (algo que evidentemente necesita el hombre más rico de Springfield) y un diamante cae en la boca de Maggie Simpson que lo usa como chupete, por lo que es secuestrada por Waylon Smithers. 

Una vez explicado esto, el juego resulta un típico y divertido beat´em up de Konami (como, por ejemplo, TMMT, o posteriormente sus secuelas y X-Men) donde cada jugador maneja a los otros 4 miembros de la familia de Evergreen Terrace, cada uno con características únicas que se pueden combinar entre sí, y simpáticos guiños tanto a esta infravalorada primera etapa de la serie como a la otra gran obra de Matt Groening, Life in hell. Por último, destacar que no tuvo adaptación a consola (más allá de un remake ya en la era moderna para PS3 y Xbox 360) pero sí en ordenadores de la época como Commodore 64.


The Simpsons: Bart VS The Space Mutants (1991)






Plataformas programado por las extintas Imagineering y Arc Developments, y distribuido por Acclaim, originalmente exclusivo de NES y posteriormente adaptado a Master System y Mega Drive donde unos extraterrestres pretenden dominar la Tierra fabricando un arma que necesita elementos de lo más variopinto y raro: objetos morados, sombreros...por lo que manejas a Bart intentando evitarlo usando sprays de pintura, cerezas explosivas...así como unas gafas 3D que permiten distinguir a los mutantes que ya están infiltrados con forma humana, que son los únicos que puedes matar, mientras que los otros debes esquivarlos.

Una premisa a priori divertida que adolece de unos controles demasiado toscos y confusos, donde el botón A (en el caso de NES) es el mismo para saltar y correr, y debes pulsarlo a la vez con el B para hacer un salto más fuerte. Además, no hay continuaciones. y de nuevo, como en Top Gun, suplieron la falta de creatividad con solo 5 niveles de gran dificultad. Aún con todo, no puedo evitar tenerle cariño ya que fue de mis primeros videojuegos en la versión MS cuando ni siquiera conocía aquellos dibujos para adultos que se emitían a horas intempestivas en TVE2


The Simpsons: Bart VS the world (1991)






Aunque es de las mismas desarrolladoras y también para NES (las versiones de MS y Game Gear tardarían 2 años en ver la luz) no se si llamar a esto "secuela" puesto que salieron prácticamente a la vez. Esta vez el villano vuelve a ser Monty Burns, que decide aprovechar las vacaciones de la familia que Bart ganó en un concurso de dibujo de Krusty el payaso para matar a Homer por todos los problemas que le ha causado con la ayuda de parientes que tiene en todo el mundo. 

Aunque sigue sin ser un buen juego (los controles son todavía más complicados que en el anterior juego) resulta algo más creativo que el primero, siendo un plataformas más tradicional donde, además de las una vez más escasas 4 fases de que consta (China, el Polo Norte, Egipto y Hollywood), se incluye la búsqueda de souvenirs de Krusty para desbloquear el verdadero final, y minijuegos intermedios como puzzles, juegos de cartas similares a los de Super Mario Bros 3, o un trivial de las 2 primeras temporadas. 

Hasta aquí, la irregular era 8 bits. ¿Estaría la generación 16 a la altura de esta gran serie? Lo veremos en el próximo capítulo.

lunes, 21 de enero de 2019

Cars 3 (SPOILERS)




Como ya he dejado claro en reseñas anteriores de Joróbate Flanders, Cars no es precisamente mi saga preferida de Pixar. La primera aún tenía partes interesantes para los que somos aficionados a las competiciones de motor, pero la segunda se convirtió en un extraño spin off de agentes secretos, como si no fuese ya lo bastante confuso un universo habitado solo por vehículos con inteligencia humana.

Así que no se puede decir que tuviese precisamente mucho entusiasmo a la hora de empezar a ver la tercera (¿y última?) entrega, sobre todo después de lo meh que me resultaron Monstruos University o en menor medida Buscando a Dory. Pero para mi sorpresa no podía estar más equivocado.






Esta película que casi podríamos llamar la verdadera Cars 2 (puesto que los eventos de la anterior son completamente obviados, y de hecho el personaje de Mate apenas sí tiene un par de escenas a lo largo de los casi 100 minutos de metraje) empieza con un Rayo McQueen que sigue arrasando en la Copa Pistón (según la wikipedia, lleva 7 seguidas, si bien ese dato nunca se menciona en el film) habiendo desarrollado en ese tiempo una intensa pero amistosa rivalidad con Cal Weathers (luego hablaré de este personaje) sobrino de "El Rey" y su sustituto al frente de la prestigiosa escudería Dinoco. 

Todo se tambalea cuando aparece el antagonista principal de la película, Jackson Storm, un Lykan HyperSport joven y modernizado que empieza a ganar todas las carreras. Rápidamente los vehículos de la vieja guardia empiezan a ser despedidos para dar paso a otros coches modificados, mientras que otros optan por retirarse, como Cal. En un intento desesperado por no quedarse descolgado en el último GP del año, Rayo sufre un gravísimo accidente. Justo lo mismo que acabó con la trayectoria de su antiguo director de equipo y mentor Doc Hudson.




Finalmente, animado por sus amigos y su novia Sally, McQueen decide seguir compitiendo. Su escudería Rust-Eze es absorbida por el multimillonario Sterling, que le somete a un duro entrenamiento para ponerse a la altura de los nuevos coches. Pero no es capaz de adaptarse a estos modernos métodos (que incluyen un simulador de circuitos) y su jefe le da un ultimatum: si no es capaz de ganar la primera carrera de la nueva temporada, se retiraría y convertiría en la "mascota" de sus productos.  

Tras esto, Rayo convence a su entrenadora Cruz Ramírez de prepararse a su manera, lo que supone correr en sitios poco convencionales como un bosque, un derby de demolición o una playa, lo que nos hace llegar a la parte que más me interesa de Cars 3. Y es que, aunque los paralelismos con la primera película son evidentes, vemos un tono algo más adulto de lo acostumbrado, que por momentos evoca a clásicos del cine deportivo como Rocky 3. No creo que sea casualidad que haya un personaje llamado Cal Weathers, como guiño a Carl, quien interpretara hasta la cuarta a Apollo Creed.



Aunque en el poster aparezca como rival de Rayo, no lo es


Durante este entrenamiento, Rayo descubre que Cruz siempre soñó con ser piloto, pero que no le dieron la oportunidad y por eso tuvo que ser entrenadora. Y, aunque durante toda la película intente huir del "fantasma" de Doc (que, debido al fallecimiento de su actor de doblaje Paul Newman, aparece en flashbacks con grabaciones de escenas eliminadas de la primera parte) acaba comprendiendo que, de hecho, entrenarle a él fue lo que le devolvió la ilusión en sus últimos años. 

Esto conduce a un inesperado final donde, tras una espectacular salida donde consigue ponerse entre los 10 primeros, McQueen decide abandonar para darle el relevo a Cruz, que es quien consigue ganar la carrera gracias a todo lo que ha aprendido de él, tras lo cual ficha por Dinoco, que a su vez compra Rust-Eze a Sterling, lo que permitirá a Rayo seguir en las carreras como director de equipo, como ya hiciera su añorado Hudson. 






Para acabar, destacar el curioso cameo del villano de la primera parte, Chick Hicks, que se ha convertido en un amargado presentador de televisión que no para de humillar a Rayo por vivir del pasado, siendo que él no para de presumir de su injusta victoria, con el trofeo de su única Copa Piston presidiendo el estudio. Una crítica a cierto tipo de ex-deportistas de lo más interesante. Película en definitiva, no perfecta (tiene algún bajón de ritmo) pero bastante mejor que sus antecesoras.

Próximamente, más Pixar en Joróbate Flanders. Dedicado a la memoria de Paul Newman. 

sábado, 19 de enero de 2019

Revisitando Marvel: Los Vengadores (SPOILERS)





Desde la creación por parte de Stan Lee y Jack Kirby en 1961 de Los 4 fantásticos, Marvel había ido adquiriendo un auge como no se recordaba desde los tiempos de Namor o el Capitán América. Por su parte, DC (a la que el Comics Code le había perjudicado considerablemente, viéndose obligada a suavizar series como Batman) decidió juntar varias de sus franquicias (Superman, Wonder Woman, el mencionado caballero oscuro...) en lo que sería La liga de la justicia. En 1963, Marvel le daría la réplica a la Distinguida Competencia con Los Vengadores.

Muchos años después, tras una serie de películas que habían ido de más a menos, Marvel Studios (primero en colaboración con Paramount, y posteriormente como una división del gigantesco imperio de Disney) se había propuesto el ambicioso proyecto de crear un Universo Cinematográfico de cara a una trilogía (luego convertida en tetralogía) de Los Vengadores. Algo cuyo primer intento en 1978...dejémoslo en que fue tan fallido como toda la producción de la "casa de las ideas" anterior a Blade. 

Eso sí, la elección del director y guionista ya creó cierto "hype": Joss Whedon, autor de series de culto como Buffy o Firefly que ya en su día quedó fuera de X-Men, mientras que su Wonder Woman fue cancelada. Tras 5 películas que no funcionaron mal en taquilla pero tampoco alcanzaron los números estratosféricos a los que hoy estamos acostumbrados, por fin en 2012 llegaba la oficialmente llamada "Los Vengadores de Marvel". ¿Estaría a la altura de las expectativas?







El comienzo enlaza directamente con las 2 últimas películas, Thor y Capitán América: el primer vengador.  El asgardiano Loki (Tom Hiddleston) tras sobrevivir misteriosamente a su caída al abismo del bifrost, se alía con una belicosa raza extraterrestre llamada los chitauri, que pretenden conseguir la gema del infinito que da poder al "teseracto", en poder de SHIELD desde que Steve Rogers (Chris Evans) estrellase 70 años antes el avión de HYDRA en el Ártico. A cambio, recibiría un ejército con el que poder conquistar la Tierra como venganza hacia su hermano Thor (Chris Hemsworth) , una vez falladas sus intrigas para dominar Asgard. Para esto, usa un cetro (en cuyo interior se encuentra otra de las gemas, la de la mente) con el que esclaviza al agente Clint Burton u Ojo de Halcón (Jeremy Renner) y al doctor Eric Selvig (Stellan Skarsgard) brillante científico y un buen amigo de Thor.


"¡Eh, por fin soy importante!"



Nick Furia (Samuel L Jackson) en contra de las órdenes del Consejo Mundial, que quiere activar algo llamado "la fase 2", decide reactivar la cancelada iniciativa vengadores, poniéndose en contacto con el Capitán, Tony Stark (Robert Downey Jr) , la espía Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) y el doctor Bruce Banner (Mark Ruffalo) , a los que después se une Thor. Si bien pronto comprenderá que tan o más difícil incluso que hacer frente a esta peligrosa amenaza global es conjuntar a un grupo con actitudes tan diferentes entre sí. 

Siendo realistas, hoy Los Vengadores ya no impresiona tanto en el aspecto técnico o la acción en comparación con lo que habría de venir después. Y los chitauri resultan como villanos demasiado parecidos (resolución inclusive) a los droides de Star Wars Episodio I. Pero lo importante no es esto, sino ver como los personajes siguen creciendo y evolucionando película a película. 

De esta forma, vemos como el Iron Man arrogante y egoísta va quedando atrás, sacrificándose por el resto llevando al espacio una bomba atómica que acaba con los chitauri (que no con su verdadero líder...) mientas que Rogers ve como su ingenuo patrotismo basado en los ideales fundacionales de EEUU empieza a tambalearse al descubrir lo que es la fase 2: usar el teseracto para fabricar armas, exactamente lo mismo que sus enemigos de HYDRA. Estos conflictos irían sentando las bases de futuras películas que, al igual que esta, se convertirían en enormes éxitos.


Eso sí, esta escena en grupo sigue siendo espectacular


Eso lo veremos en próximos artículos de Joróbate Flanders.

miércoles, 16 de enero de 2019

Los animes que más me decepcionaron

Lo creáis o no, hubo un tiempo antes de internet donde las series se veían a razón de un capítulo al día, o peor, semanalmente. Esperábamos impacientes a ver algo que luego se quedaba en nada. Y un género con el que he sentido a menudo esa sensación es el manganime, donde los openings nos "spoilean" transformaciones alucinantes que luego no lo son tanto, o personajes que luego salen 2 episodios, si es que lo hacen (¡hola, Slayers Next!) . Veamos hoy en Joróbate Flanders algunas de estas grandes desilusiones:

Super saiyan 3 (Dragon Ball Z)


Curso de depilación de cejas saiyan. Con la primera entrega, como cortarle el pelo a Vegeta siendo que para un saiyan es imposible

Para alguien especializado en historias cortas como siempre ha sido Akira Toriyama, Dragon Ball se estaba alargando más de la cuenta. Piccolo, Freezer, Cell...cada saga suponía el momento de la despedida, pero la presión de Jump le llevaba a seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro hasta llegar a la irregular saga de Majin Boo.

En principio la cosa prometía: un nuevo torneo de artes marciales después de tantos años en que el sorteo había deparado nada menos que un Goku VS Vegeta en primera ronda. Aunque dicho evento es interrumpido por los secuaces del brujo Babidi, esto no impide un espectacular combate con ambos al nivel 2 de super saiyan que hasta entonces solo Gohan había alcanzado. Pero Boo superaba con creces ese poder. Y entonces...llegó el super saiyan 3.

Tras más de medio capítulo para la transformación (Toei siempre fiel a sus tradiciones) la cosa quedaría en un par de intercambios de golpes antes de que Goku decida rendirse para que su hijo Goten, y el de Vegeta (Trunks) sean los salvadores de la Tierra (claro, eso funcionó tan bien en el pasado...) .

Tras capítulos y más capítulos de fusiones, desfusiones y subtramas raras como la de Mr Satan y Boo viviendo juntos, llegábamos al combate final entre la forma original del monstruo y Goku. ¿Veríamos por fin el SS3 en su máximo explendor?

Pues no. La cosa queda en otros tropecientos capítulos acumulando ki hasta que al final vuelve a la normalidad. Y de hecho la genkidama la lanza en estado base. Pues vaya.


Eso sí, la ilustración del manga sigue siendo espectacular

Shakkoumon (Digimon 02)


Cada vez George Clooney saca cafeteras más raras


Aunque siempre a la sombra de Pokemon, Digimon (franquicia basada en una variante del juego del Tamagotchi) desde 1999 siempre ha sido un anime de culto al tener un desarrollo mucho más oscuro con unos personajes (los niños elegidos) con problemas más complejos que el simple objetivo de ser Maestro Pokemon.

De hecho, en los primeros episodios de esta segunda parte, el villano era uno de ellos que había caído en el lado oscuro, Ken Ichijouji, el autoproclamado Digimon Emperador, que bloqueaba con su digivice negro las digievoluciones, lo que suponía un descenso de la escala de poder como pocas veces se ha visto en una serie así.

Una vez acabada esta saga, volvieron las evoluciones. Pero seguían sin poder llegar al nivel mega (por algo de una película que aquí jamás llegó...ah, el mundo del manga en España) así que aquí, como en Dragon Ball, hubo que recurrir a la fusión o "ADN digievolución") . La primera fue entre los Digimon de Ken y el nuevo líder del grupo Davis (que, como no, fue la más fuerte, teniendo a su vez 2 evoluciones más) y luego vino la de Kari y Yolei. ¿Y por qué no con TK, si Yolei tenía mucha más relación con Cody? Ya era la primera en la frente.

Pero bueno, la tercera y definitiva fusión tardaba en llegar. Y siendo Angemon uno de ellos, aquello prometía un momento épico como los que habíamos tenido en la primera serie. Y en un momento álgido, donde pelean contra nada menos que un Wargreymon oscuro, nos encontramos ESTO.





¿En serio? ¿En vez de la fusión de Angemon y Angewomon era mejor este regalo de todo a 100 gigante? Ni siquiera le recuerdo un solo combate memorable, y eso que hasta Togemon (?) los tuvo. Espero que tengamos un Ultra Angemon en el 20 aniversario de la serie. Lo queremos para ayer.


Saga de la venganza (Rurouni Kenshin)


El grupo de enemigos más carismatico de la historia

Después de la mítica saga de Kioto, con el carismático Makoto Shishio liderando las fuerzas en contra de los protagonistas, y formando parte de ella casi todos los personajes presentados en las primeras sagas, y con grandes personajes secundarios, la serie se encaminó a su final en una saga totalmente necesaria en la historia, esta sería la conocida como la saga de la venganza.

La saga empieza muy bien, llegando por fin el flashback necesario del pasado de Kenshin, el origen de su famosa cicatriz y el motivo de los fantasmas del pasado que le mantenían atormentado.

El equipo de enemigos no llega a tener el trasfondo y la personalidad de anteriores sagas, pero no terminaban de estar mal, realizando un asalto al dojo de Kaoru bastante interesante.



Enishi y sus hombres, dispuestos a ser apaleados



El problema viene tras el asalto, que ya solo quedan dos enemigos, acabando Enishi con uno de ellos, quedandose el contra todos los protagonistas. Para solventar la situación, se sacaron de la manga cuatro enemigos iguales. Si. Iguales. Completamente de la nada. Cambiando solamente el estilo de lucha de uno a otro, para que al menos todos los personajes pudieran hacer algo durante el combate final, bastante descafeinado también. Al menos la despedida y los prólogos si estuvieron a la altura.

No sabemos si por estos motivos esta saga no fue animada, pero para conocer el verdadero final solo nos quedaba leer el manga.

Ahora la serie ha vuelto, con el reclamado arco de Hokkaido, aunque con un intervalo de publicación bastante irregular debido a unos "pequeñitos problemas con la justicia" del autor. Veremos en queda esta nueva última saga.

Final Newteam-Toho (Oliver y Benji)


¿Te rieh?


También conocido en su versión original como Captain Tsubasa, el manganime creado por Yoichi Takahashi en 1981 ha conseguido, en sus diferentes versiones que llegan hasta nuestros días, que los japoneses se interesen por un deporte tan ajeno a su cultura como es el fútbol. En el primer campeonato, el Newteam de Oliver Atom (o Tsubasa Ozora) se enfrentaba en la final al Mupett de Mark Lenders (Kojiro Hyuga) por una beca en el exclusivo instituto Toho, algo que interesaba mucho a este debido a provenir de una familia pobre.

Aunque finalmente los primeros ganaban 4-2, ambos recibían dicha beca, que Oliver rechazó. De esta manera, el Toho se enfrentó en 2 ocasiones al Newteam en las siguientes ediciones, siempre sin éxito. Poco a poco Mark fue perdiendo su agresividad, algo que le echó en cara su antiguo entrenador Jeff Turner, por lo que se sometió a un entrenamiento especial impartido por este en la playa, lo que no obstante le cuesta su puesto en el equipo.






Con muchos esfuerzos, el Toho llega a la final (enfrentándose, entre otros, al propio Mupett) y finalmente Ed Warner y Dani Mellow consiguen que Lenders juegue contra el Newteam de un Oliver lesionado, que dejará el equipo tras el partido para partir a Brasil como es su sueño. Parecía que de nuevo ganarían, hasta que en una espectacular jugada, Mark logra empatar a 4.






Dadas las circunstancias, era un buen momento para que por fin Lenders ganara culminando así su redención. Pero no solo no fue así sino que ¡acaba el partido con el empate y ambos son proclamados campeones! Final bastante descafeinado para un partido que ocupó más de 20 episodios del anime y 5 tomos del manga grabando a fuego los chistes sobre la eterna duración de los mismos. 


Pero en fin, al menos le fue mejor que a Ash en la liga Pokemon


Si os ha gustado, podéis sugerir más animes en los comentarios.

lunes, 14 de enero de 2019

Mis trailers preferidos

Eh, ¿Os acordáis de cuando Hela destruía el Mjolnir en Asgard y no en la Tierra?



Uno de mis primeros artículos en Joróbate Flanders fue sobre trailers, y como nos hacen ver un tipo de película que a veces no es lo que creemos que es. Por supuesto, esto no significa que haya que dejar de verlos, de hecho yo soy el primero que lo hago, así que voy a recopilar hoy algunas de estas piezas de películas que, puedan gustar o no (y alguna ni siquiera la he visto) supieron venderse bien:

Spiderman






Tras el inesperado éxito 2 años atrás de X-Men, el fandom de los comics Marvel esperaba con impaciencia el estreno de Spiderman (dirigida por Sam Raini y protagonizada por Tobey Maguire tras años de eterno estancamiento y de extrañas series japonesas. Este breve teaser hizo enloquecer al público durante el poco tiempo que estuvo en circulación oficialmente, ya que los atentados del 11-S obligaron a retirarlo debido a la presencia de las Torres Gemelas. 

Aunque nunca ha habido confirmación oficial al respecto (ni siquiera aparece en el DVD) estoy convencido de que esta era la primera escena de la película. Es una gran puesta en escena similar a la que años después haría Christopher Nolan para el Joker en El caballero oscuro, que por otro lado explicaría la voz en off inicial de Peter Parker, que sería la introducción a un flashback tras esto. 

ET





Durante mucho tiempo, las películas de ciencia ficción sobre visitantes del espacio eran sinónimo de sangrientas invasiones. Steven Spielberg quiso sorprender una vez más en el que sería uno de los mayores éxitos si cabe de su carrera, con un personaje bueno que solo quería volver a su planeta. Hoy día un trailer como este en un tiempo en que miramos con el rabillo del ojo los spoilers mientras nos quejamos de ellos, quizá decepcionaría, pero a mi me parece un acierto, ya que no muestra en ningún momento al extraterrestre, lo que crea más expectación por ver la película y saber de qué va. Una fórmula que el oscarizado director repetiría años más tarde con otro de sus clásicos, Jurassic Park.


Psicosis





En cambio, este trailer de una de las referencias del cine de terror no puede alejarse más de aquello. Durante casi 7 minutos, Alfred Hitchcock se dedica básicamente a pasear por los decorados y a destripar buena parte del argumento. Algo que debería arruinar la película, sin embargo de alguna manera inexplicable consigue que al final quieras verla más que antes de haber visionado el trailer. Una excentricidad digna de un genio.

Perdidos: temporada final






Sí, estoy haciendo algo de trampa al poner una serie de televisión, pero no podía dejar pasar esto. Tras 3 años de caótica emisión en TVE, Cuatro se hizo con los derechos de Perdidos a partir de la cuarta temporada. Siendo plenamente conscientes de que la mayoría de su público prefería verla a través de internet, necesitaban un golpe de efecto para atraer a nuevos seguidores. Y sorprendieron con este espectacular anuncio que contaba todo de la serie sin decir nada. El gran duelo por salvar la misteriosa isla del Pacífico, o por destruirla. 

Esto supuso uno de los primeros fenómenos virales del incipiente Twitter, hasta el punto de que el mismísimo productor Carlton Cuse retuiteó un mensaje que decía "¿la mejor promo de Lost es española?" y ABC acabó adquiriéndola añadiendo la voz en off de Terry O´Quinn, el actor que durante las 6 temporadas interpretó a John Locke.


Thor Ragnarok




Aunque el Universo Cinematográfico de Marvel haya conseguido convertir en éxitos a personajes relativamente desconocidos como los Guardianes de la galaxia, las 2 primeras entregas de uno de sus personajes más emblemáticos, Thor (Chris Hemsworth) no terminaron de cuajar entre el público. La tercera parte de la trilogía era clave en tanto establece el conflicto de Infinity War, y decidieron romper radicalmente con el estilo que sus predecesoras (así como el aire trágico que se intuía en aquella escena onírica de La era de Ultron) pasando a dirigir Taika Waititi .

El primer trailer dejó claro desde el minuto cero que aquello no se parecía a nada visto antes, con un tono hortera-ochentero a medio camino entre la mencionada Guardianes y Kung fury, y un marcado humor absurdo. Aunque esta película creó gran división de opiniones, se convirtió en la más taquillera de las 3, así que en cierto modo se puede decir que acertaron.

Como siempre, podéis sugerir más trailers en los comentarios.

miércoles, 9 de enero de 2019

Han Solo: una historia de...meh (SPOILERS)




Cuando en 2013 Disney absorbió LucasFilm, hubo una cosa que ilusionó tanto o más al fandom de Star Wars que la tercera trilogía: para calmar las esperas de 2 en 2 años, se filmarían simultáneamente spin offs que desarrollaran el "universo expandido" algo que hasta entonces quedaba limitado al mundo de la literatura, el comic y en menor medida la televisión.


Por más que queramos olvidarlo, debemos afrontar que esto un día fue canon




El primero fue Rogue One en 2016 (la historia de como los planos de la Estrella de la muerte llegaron a la Alianza Rebelde) que polarizó a los seguidores de la saga, ya que no todo el mundo entendió una película por primera vez puramente bélica donde no hubiesen grandes héroes épicos (y posiblemente no debiera haberlos) sino un simple grupo de soldados que luchaban en la medida de sus posibilidades. 

Tampoco gustó el hecho de que en los personajes de Leia Organa y Wilhuff Tarkin (Ingvild Deila y Guy Henry respectivamente) se recurriese al CGI para sustituir sus rostros por los de los fallecidos Carrie Fisher y Peter Cushing, quienes en 1977 representaran a estos personajes en la primera (o cuarta) entrega, Star Wars: Una nueva esperanza. Pese a todo, fue con más de 1000 millones recaudados uno de los mayores éxitos de la historia de la franquicia.

La segunda película de esta serie (pero cronológicamente anterior) pintaba sobre el papel todavía más interesante: nada menos que la historia de Han Solo, el redimido contrabandista corelliano interpretado durante 4 de las 8 películas de la saga principal por Harrison Ford, en una especie de "Western galáctico" que explicaría, entre otras cosas, como conoció a su inseparable compañero wookie Chewbacca (Peter Mayhew en la trilogía original, Joonas Suotamo aquí) o la partida de "sabacc" donde ganó el Halcón milenario a su "amigo" Lando Calrissian (Billy Dee Williams/Donald Glover) . ¿Qué podía salir mal en algo así?





Para empezar (y esto ya es un grave problema) el propio Han. No es que Alden Ehrenreich fuese una mala elección para el personaje (si bien ya fue una desilusión para los que esperaban a Chris Pratt, sin tener en cuenta que de hecho ya es mayor de lo que era el propio Ford cuando actuó en el Episodio IV)  pero, sencillamente, no se reconoce en su personaje a ese delincuente que "gustaba a Leia por ser un sinvergüenza". Más bien da la impresión de que se encuentra los problemas sin buscarlos, como si quisieran dar la razón a George Lucas cuando hizo que Greedo disparase primero. Únicamente en la escena final con su mentor Tobias Beckett (Woody Harrelson) se ve algo de esto.

Otro gran problema es que esta película tuvo un rodaje problemático más propio de DC que de lo que solía ser Star Wars, con el abandono por "diferencias creativas" en una fase avanzada del rodaje de los directores Phil Lord y Christopher Miller (La Lego película) siendo sustituidos por Ron Howard (Rush, Apolo XIII) . Esto hace que el film se mueva a medio camino entre momentos muy alocados y partes de aventura más convencional sin quedar muy claro a donde va.



Menos mal que no se pone a cantar



Quizá el personaje más interesante de la película sea Qi´ra (Emilia Clarke), antigua novia de Solo hasta su forzosa separación mientras huían de Corellia, reencontrándose años después siendo la mano derecha de Beckett, que se mueve en una zona gris sin estar claro si sigue enamorada o sencillamente se opone a su jefe. No es hasta el final cuando descubrimos el impactante giro final: es una agente doble al servicio de Darth Maul (Ray Park) el antiguo aprendiz oscuro de Sidious (Ian McDiarmid) que pasó a luchar por igual contra los jedi y los sith.

Y he aquí el último y definitivo problema. Probablemente nunca sepamos el significado de esta enigmática subtrama. Y es que Han Solo: una historia de Star Wars ha sido el primer fiasco de taquilla de la historia de la franquicia apenas sí recuperando lo invertido, lo que ha supuesto la cancelación del resto de spin offs para centrarse en el decisivo Episodio IX que se estrenará este diciembre. Y pese a todo, me ha resultado más entretenida que el Episodio II, aunque tampoco sea mucho decir. 


Ya ni nos queda la esperanza de Disney Channel


Próximamente, más cine y televisión en Joróbate Flanders. 

domingo, 6 de enero de 2019

Revisitando Marvel. Capitán América: el primer vengador




En 1990, mientras que en el comic Marvel vivía un buen momento con el auge de la franquicia X-Men (que representaba por sí solo casi un microuniverso dentro de su Universo) en el cine la reina era DC. Con el Superman de Christopher Reeve languideciendo en cada nueva entrega, un año antes Batman le dio el relevo de la mano de Tim Burton y Michael Keaton, mientras que de Marvel apenas había salido un piloto extendido de una mediocre serie de Spiderman.

Y fue uno de los "culpables" de los 20 años de "stand-by" del hombre de acero quien precisamente terminó de grabar a fuego la imagen de que nunca podría salir una buena película de superhéroes fuera de la Distinguida Competencia. 

Tras su ruptura con Cannon Films y con su primo Yoram Globus, Menahem Golan produjo para 21st Century Films una película del primer personaje de Marvel cuando ni siquiera se llamaba así, el Capitán América. Bajo la dirección de Albert Pyun (que ya se había encargado de otras "obras maestras" de Cannon como Viaje al centro de la tierra o Cyborg) y protagonizada por Matt Salinger, más conocido por su apellido (hijo del autor del polémico El guardián entre el centeno) que por su discreta carrera, así como un exiguo presupuesto, el resultado fue una película que bien podría pasar por un intento 30 años atrás de darle la réplica al Batman de Adam West.





21 años después, Marvel Studios le daría una segunda oportunidad al personaje, ya que era capital para su proyecto de Los Vengadores. En esta ocasión, dirigiría Joe Johnston (Jumanji) y el prota sería Chris Evans, viejo conocido ya de los incondicionales de Marvel por su papel de Johnny Storm en las 2 películas de Los 4 fantásticos, mientras que Hugo Weaving (el Agente Smith de Matrix) sería su archienemigo Cráneo Rojo, Hayley Atwell como Peggy Carter, y Sebastian Stan (Jefferson el sombrerero loco en Once upon a time) como Bucky Burnes.





Aunque en su día fue ya la quinta película en estrenarse de la "fase 1" del UMC, el título "el primer vengador" deja a las claras lo que nos vamos a encontrar: una precuela. De esta forma, conocemos a Howard Stark (aquí interpretado en su juventud por Dominic Cooper) que trabaja junto a varios científicos en el "suero del supersoldado". Para esta prueba, es elegido Steve Rogers, que con una gran valentía y patriotismo, está empeñado en luchar en la II Guerra Mundial pese a sus pésimas condiciones físicas y problemas de salud. El experimento es un éxito, y Rogers, además de crecer en estatura, adquiere fuerza sobrehumana, agilidad y grandes reflejos. 

Tras un curioso segundo acto donde se ironiza con el origen propagandístico del propio personaje en la América de los 40 (hasta vemos la portada del Nº1 del comic) la acción arranca cuando Rogers decide intentar rescatar él solo a su amigo Bucky y otros soldados de la base de HYDRA, división secreta del ejército alemán dirigida por Johann Schmidt o Cráneo Rojo, que se rebela contra Hitler para dominar el mundo por su cuenta gracias al poder del "teseracto" un misterioso cubo que esconde en su interior una gema del infinito.





Aunque en su día la taquilla fue solo moderadamente buena (370 millones) el paso del tiempo ha ido reivindicando a esta estupenda película. Evans cumple sobradamente en el papel de Rogers, y tiene una gran química con Atwell, que lejos de ser el típico personaje femenino de este tipo de películas (más aún siendo una producción de época) resulta también de lo más interesante. Su popularidad le llevaría a protagonizar Agente Carter, spin off televisivo de la ABC con 2 temporadas emitido en España por Energy. La suerte ya estaba echada. ¿Funcionaría una película tan ambiciosa como Los Vengadores?

Eso lo veremos en el próximo artículo.

Revisitando Star Wars. Hoy: Una nueva esperanza

1973. Tras el patinazo de su distopía de ciencia ficción THX 1138 y su primer gran éxito con American Graffiti (que marcó el inic...