lunes, 12 de noviembre de 2018

"True fans": La cultura solo existe para ellos

"Si no tuviste bigotón ochentero, no tuviste infancia" no fue quizá el título más acertado para Yo fui a la EGB 137


En lo que va de este siglo XXI, uno de los géneros cinematográficos que más auge han adquirido es el de los biopics, biografías de personajes famosos: Ali , Jobs, La red social, Rush (de mis preferidas y no solo dentro de la temática), etc. Este mes hemos tenido otro destacado estreno: Bohemian Rhapsody, sobre Freddie Mercury, el fallecido cantante de Queen, interpretado por Rami Malek (Mr.Robot) . Como era de esperar, se ha convertido en poco tiempo en uno de los grandes taquillazos de este 2018. No obstante, esto a su vez se ha traducido tristemente en otro fenómeno de nuestro tiempo: los "true fans".




Todo el mundo ha conocido a alguna vez al típico que dice "el grupo tal molaba más cuando yo les veía en garitos, se han vendido". Luego cambiaba de tema y no pasaba nada. Pero con internet (y sobre todo con Twitter, FB...) han encontrado, como otra tanta gente (la mayoría de BIEN, que conste) un altavoz para esas ideas con demasiada frecuencia un tanto excluyentes. Yo personalmente no estoy muy familiarizado con Queen (si bien me gustan algunas de sus canciones) así que pondré un ejemplo que me resulta más cercano.

A la vez le acusan de ser un refrito y de cambiar demasiado. La película de Schrodinger (?)


Una de las primeras películas que vi en el cine a mis 9 años fue La amenaza fantasma, el regreso 16 años después a las carteleras (sin contar el polémico montaje de 1997 de la trilogía original) de la saga Star Wars. Aquella película me emocionó, y aunque hoy soy consciente de sus numerosos problemas, me sigue resultando de lo más entretenida. El problema es que en aquellos años, aunque ya eran por supuesto películas exitosas, no había el nivel de fandom que existe hoy, así que me resultaba pero que muy difícil encontrar merchandising.

Le pones corbata y aún podría pasar por el agente Cooper de Twin Peaks

Hoy vivimos una auténtica edad de oro en ese sentido. Los "funko pop" cada vez ocupan más espacio en grandes centros comerciales como FNAC, y las ediciones para coleccionista en DVD y blu ray ya no son cosas que envidiar a los que podían permitirse pagar precios desorbitados en la importación. Pero algunos parecen no ser capaces de disfrutar de ello.

Cabeza de viejo, cuerpo de joven... 🎼


Parece ser que a los "millenials" (de la confusión de esta palabra con la Generación Z a la que atacan ya habrá tiempo para hablar largo y tendido) no les puede gustar tal grupo musical o cual película porque la han "descubierto ahora", como si ellos hubieran nacido ya con un cerebro privilegiado que conociese toda la cultura popular. Y por supuesto, no aceptan que existan remakes.

Ojo, a mi la Desafío total de 2012 me pareció tremendamente aburrida (lo peor que se puede decir de una película de acción) pero soy plenamente consciente que porque se rodara no se va a volatilizar la cinta original de Paul Verhoeven o algo como parecen pensar algunos. Y que el hecho de que algunas cosas de Los últimos jedi no sean del todo acertadas (como lo desaprovechados que están Snoke o Phasma) no van a arruinar mi infancia porque ya acabó hace tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Grandes rarezas de la historia de los videojuegos (3)

No, de momento no hablaré de Stadia Tras la gran acogida que tuvo el artículo anterior , aquí tenéis la tercera parte del repaso ...